ZTE Blade S6: análisis de un móvil android cómodo

0

Hay marcas que son mundialmente conocidas y otras que poco a poco se van haciendo un hueco para lograr esa posición.

ZTE es un gigante chino, no podemos decir que sea un novato en el sector pero hasta el momento ha sido su gama baja y media baja la que le ha dado potencia de fuego en lo que a número de ventas de móviles Android se refiere.

Recordamos el ZTE Blade original, un móvil que fue un auténtico bombazo en lo que a relación calidad precio se refiere. Hoy analizamos un móvil que tiene un enfoque totalmente diferente pero que permite a ZTE estar presente, y de manera más que correcta, en el segmento más interesante de los móviles en España, el de la gama media de entre 200 y 300 euros.

Analizamos el ZTE Blade S6 en su versión de 5 pulgadas.

Vídeo análisis ZTE Blade S6

En el vídeo podéis ver la estética y el funcionamiento de este móvil:

Materiales, peso y dimensiones

Normalmente la sensación en la mano suele ser buena o mala pero en muy pocas ocasiones nos encontramos en una encrucijada, y estamos en una de esas veces.

ZTE ha logrado fabricar uno de los móviles más cómodos de usar que recuerdo. La elección de materiales y sobre todo la forma del móvil, en especial de los bordes, hace que sea realmente agradable usarlo a una o dos manos. No hay esquinas, no hay ángulos extraños, ni tampoco curvas demasiado pronunciadas. A eso se suman unas dimensiones correctas, destacando los 7.7 mm de grosor, y un peso que no es excesivo, 134 gramos.

ZTE Blade S6: análisis en español de un móvil android cómodo

La estética es otro de sus puntos fuertes y nos trae la imagen que tenemos de su gama Nubia, la gama alta que sólo distribuye en Asia y que siempre que vamos al Mobile World Congress nos fascina.

Y sin embargo no podemos dejar de mencionar en este apartado que el móvil tiene una apariencia sobresaliente en el frontal, con un una apariencia de un móvil mucho más caro y por detrás con una de uno mucho más barato. La elección del plástico como material no es un problema, la de uno que hace que en la mano el dispositivo parezca de mala calidad sí lo es. Incluso hemos notado un ligero crujido u holgura en el lateral bajo la ranura de la microSD.

No hay que ser trágico. Este inconveniente es estético pero no funcional y podemos solucionarlo de forma sencilla con una funda.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

Cuando hemos comentado que ZTE había creado un producto de gama media lo hemos dicho literalmente. El apartado de hardware es más que válido con un procesador de ocho núcleos, un viejo conocido que usan rivales como el bq Aquaris M5 o el Alcatel Idol 3 de 5.5 pulgadas, el Snapdragon 615.

La memoria aleatoria es de 2 GB mientras que la de almacenamiento es de 16 GB, así que de nuevo coincide con sus rivales. Sí que tenemos que darle un tirón de orejas a ZTE por haber compartimentado la memoria de forma que tendremos, de los 16 GB, 4.29 para el Firmware, 3.87 para el sistema y 7.83 para el almacenamiento propiamente dicho de los cuales están disponibles para el usuario 6.09 GB.

A la hora del día a día no hemos notado lags y en las pruebas con juegos hemos visto lo de siempre, que se puede jugar perfectamente incluso a máxima potencia gráfica pero por defecto algunos juegos no vienen al máximo de calidad de serie. No es un problema.

Al contrario que rivales nacionales y al igual que los chinos lleva radio FM pero no NFC, algo que suele ser elemento de distinción con muchos terminales con los que compite.

Tiene LED de notificaciones, pero situado en un curioso lugar, en el botón central que se iluminará para las acciones que queramos aunque siempre en color azul.

Pantalla

Pantalla

La pantalla apuesta por la resolución HD, más propia de terminales algo más económicos y las 5 pulgadas son adecuadas pero para los más aficionados a la nitidez quizás esto signifique quedarse algo cortos. Sin embargo a la hora de buscar fluidez la menor resolución hará que el procesador tenga más margen que si moviera una pantalla FHD.

Nos gusta la posibilidad de que exista un terminal que tenga una pantalla con algo menos de resolución pero no baje la potencia. Por otra parte la menor cantidad de píxeles hará que su autonomía no se vea más perjudicada.

La temperatura de color, los ángulos de visión e incluso el brillo en exteriores es adecuado y no hemos tenido problemas usándolo.

Cámara

Cámara

Sony vuelve a ser protagonista con el sensor IMX214, uno que parece ha dominado la gama media. Es un sensor que hemos visto en el Motorola Moto G 2015, en el bq Aquaris M4, Xiaomi Mi4, Alcatel Idol 3 y muchos más.

A la hora de realizar fotografías vemos cómo parece que las hace algo más oscuras que sus rivales pero para eso hemos realizado varias tomas y os las mostramos en el vídeo. Nos ha recordado al Moto G 2015 en tanto que hay más diferencia en las fotos de día y de noche que la que vemos en sus rivales.

La aplicación no nos ha gustado en estética pero sí en opciones y es que si quitamos el modo automático hasta tenemos la posibilidad de realizar el enfoque en una zona y la medición de luz en otra, algo que agradecerán los más avezados en fotografía.

Autonomía

Autonomía

La batería de este modelo es de 2400 mAh, algo baja comparada con la competencia y es que hay rivales a los que se enfrenta que tienen muy buena duración en este sentido.

El ZTE Blade S6 nos ha dado aproximadamente entre 3 y 4 horas de pantalla, una cifra aceptable pero lejos de las conseguidas con móviles de precios similares. Hubiéramos esperado que con la reducción de resolución en pantalla este dato fuera mejor. Obviamente será un móvil que tengamos que cargar todas las noches.

Benchmarks

Benchmarks

Los benchmarks de este modelo han sido algo más bajos de lo esperado con una configuración de hardware ya conocida. En Antutu hemos llegado a los 24802 puntos. En Quadrant nos quedamos en los 2279, una cifra tan baja que hemos querido repetir varias veces el test con resultados similares. En Geekbench 3 nos da dos puntuaciones como siempre, la mononúcleo y la multinúcleo, con 588 y 2072 puntos respectivamente.

Quizás que la versión de este Snapdragon sea de cuatro núcleos a 1.5 GHz y cuatro a 1 GHz en vez de la que han usado otros modelos de 1.7 GHz y 1 GHz se note más de lo que esperábamos.

Interfaz

Interfaz

ZTE siempre se ha caracterizado por intentar personalizar la experiencia de uso de forma intensiva y en este caso, en parte, se han corregido aunque MiFavor 3.0, su capa gráfica, sigue presente.

Decimos en parte porque el launcher de ZTE hace que parezca que estamos ante un iPhone o un Huawei, un móvil en el que no hay cajón de apps y en la que la forma de interactuar con los widgets, cambios de color o temas es peculiar.

El resto del sistema está bastante limpio, así las notificaciones, los ajustes o la multitarea no se diferencian de móviles que usan la versión AOSP de Android. De Android 5 que es la versión que lleva este modelo.

Interfaz

Hemos echado de menos la posibilidad de desbloquear el móvil con un doble toque de pantalla, algo extraño que falte dado que ZTE ha creado en el Blade S6 todo un menú de opciones de uso por gestos para abrir la cámara, la linterna, la calculadora…

Mención aparte para la ingente cantidad de aplicaciones preinstaladas que trae este modelo. Esperamos de verdad que ZTE siga por el camino de reducir la personalización en sus móviles y se ciña en mejorar el diseño y aportar novedades como los gestos.

También hay parte positiva y es que se agradece que ZTE permita cambiar la posición de los botones de multitarea y volver en función de si queremos uno a la derecha o a la izquierda del botón central.

Fotos ZTE Blade S6 Conclusión

Conclusión

ZTE ha dado un gran paso con este terminal en dos aspectos. Por un lado el diseño, con el punto flaco de la elección del material trasero, y por otro lado la elección de prestaciones. Incluso la resolución HD de la pantalla no la vemos como un problema.

Lo que de verdad no nos ha convencido es el software ya que ZTE ha preinstalado demasiadas aplicaciones y cambiado el launcher en un intento de distinguirse que no siempre funciona bien. No obstante se agradece que el núcleo del sistema siga siendo el mismo, no es poca cosa. Por otro lado la autonomía, que sin ser desastrosa no nos ha convencido y la gestión de la cámara, que queda algo por detrás de móviles con menor precio.

El ZTE Blade S6 es un móvil recomendable si los materiales no son algo clave y sí la estética. Además en relación potencia precio está muy bien posicionado ya que sus 229 euros son algo menos que lo que piden los fabricantes rivales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here