Analizamos el ZTE Blade V7 Lite, un móvil de gama baja que está orientado a un uso básico para todo aquel usuario que no vaya a exigir mucho a su teléfono.

El mercado de la gama media-baja está tremendamente disputado desde hace ya algunos años: con la irrupción de los terminales Android venidos desde China a precios normalmente irrisorios, los fabricante tradicionales lo tienen cada vez más complicado para imponerse en este segmento del mercado.

Una firma habitual en esta gama es ZTE, que desde su desembarco en España hace no pocos años, siempre ha estado presente en las gamas bajas y medias del mercado móvil.

El modelo que hoy analizamos es un claro representante de cómo cada vez está más complicado competir contra los móviles chinos si nos movemos en unos precios inferiores a los 150 euros. Analizamos el ZTE Blade V7 Lite.

Review del ZTE Blade V7 Lite

Diseño y construcción: cuerpo metálico, aunque algo grueso

Cuando nos referimos a smartphones económicos, solemos encontrarnos con que los materiales de construcción distan mucho de ser de alta calidad. No es este el caso, puesto que el ZTE Blade V7 Lite está íntegramente fabricado en metal.

En cuanto al grosor, si bien no resultan para nada excesivos sus 7.9 milímetros, sí pensamos que podía haberse reducido, especialmente si tenemos en cuenta el corto amperaje de su batería.

Review del ZTE Blade V7 Lite

A la hora de sostenerlo nos encontramos con un terminal manejable con una sola mano y que para nada resulta incómodo. Si bien no resulta una experiencia sobresaliente, tampoco es algo que destaque para mal.

El diseño en sí está muy bien conseguido, aunque el dibujo de la parte trasera nos recuerda a algunos modelos de la familia Redmi de Xiaomi, como se puede apreciar en las fotografías.

Review del ZTE Blade V7 Lite

Por otra parte, nos encontramos con un sensor de huellas dactilares en la parte trasera que no termina de funcionar como nos gustaría: le cuesta reconocer la yema de nuestro dedo y necesitamos encender la pantalla del smartphone para poder utilizarlo.

Resumen de características

Potencia y características: hardware de gama baja y sensaciones encontradas

El procesador que integra este ZTE Blade V7 Lite es el Mediatek MT6735P, que acompañado de 2 GB de memoria RAM funciona correctamente en el día a día, aunque hemos tenido sensaciones encontradas con el rendimiento del modelo.

A la hora de utilizar aplicaciones de mensajería como WhatsApp o Telegram, o redes sociales tales como Twitter e Instagram no hemos tenido ningún problema.

Review del ZTE Blade V7 Lite

Por otra parte, aplicaciones algo más exigentes como el gestor de correo Inbox o juegos sencillos como Stack han corrido sin mayor problema.

Pero, a la hora de la verdad, cuando hemos utilizado juegos muchísimos más completos tales como Asphalt Xtreme o F1 2016 sí se ha ralentizado el rendimiento del móvil, tanto a la hora de abrir la app como de utilizarla.

Review del ZTE Blade V7 Lite

Como contra de este smartphone queremos poner el audio, que resulta del todo insuficiente por su volumen extremadamente bajo, tanto a la hora de utilizar el altavoz como los cascos.

Si bien podemos mejorarlo por software, los resultados no varían demasiado, convirtiendo el audio en posiblemente el punto más flojo de este ZTE Blade V7 Lite.

Pantalla: buen brillo y colores para su precio

Las cinco pulgadas que monta el ZTE Blade V7 Lite lo sitúa en el estándar de la gama baja en cuanto a tamaño de pantalla se refiere. Por otro lado, su resolución HD (1280 x 720 píxeles) hace que obtengamos una densidad de píxeles suficiente (294 píxeles por pulgada).

Este panel nos ofrece un buen nivel de brillo, siempre en comparación con sus rivales directos. En interiores se comporta de forma adecuada, aunque sí echamos en falta un poco más de luminosidad cuando la luz del Sol incide de forma directa sobre la pantalla.

Review del ZTE Blade V7 Lite

En cuanto a la interpretación del color, obtenemos los resultados esperados en un panel IPS que tampoco aspira a mucho, aunque los blancos tienden a tornarse azulados en determinados momentos.

Los ángulos de visión son correctos; al contrario de los reflejos, que no terminan de convencernos, aunque si los comparamos con terminales del mismo rango de precio no son tan elevados.

Cámara: como todas; normal de día, peor de noche

A la hora de evaluar la cámara de un teléfono de este rango de precio, es cuando más hemos de contextualizar los resultados obtenidos con el mismo. No podemos pedir peras al olmo, como se suele decir, y hay que ser estrictos hasta cierto punto.

El ZTE Blade V7 Lite cuenta con un sensor principal de 13 megapíxeles, mientras que la resolución del sensor frontal será de 8 megapíxeles.

Review del ZTE Blade V7 Lite

En este caso hemos obtenido unas fotos a las que nos acostumbran este tipo de teléfonos: de día y con buenas condiciones de luz obtenemos unos resultados que siguen estos estándares en la gama baja: algunos colores muy saturados, y por lo general un bajo nivel de detalle.

Pero donde verdaderamente decepciona este sensor es en las escenas con poca luz, mostrando un alto nivel de ruido y una más acusada falta de detalle que en las escenas de día. Por otro lado, la cámara frontal funciona correctamente, siendo suficiente para la mayoría de usuarios.

Review del ZTE Blade V7 Lite

Si contextualizamos con el precio del terminal, los resultados son a lo mejor algo inferiores a lo esperado, más aún si comparamos con modelos venidos desde China del mismo precio; aunque entendemos que no pueden compararse en materia de precio debido al mercado en que compite cada uno.

Autonomía: bastante bien, mientras no lo exprimamos

La batería de este ZTE Blade V7 Lite puede resultar algo justo a simple vista (2500 mAh), pero a la hora de realizar pruebas de autonomía nos hemos quedado bastante impresionados: mientras no le demos mucha caña, no tendremos ningún tipo de problema.

En la primera prueba de autonomía que hemos hecho, con un uso mixto entre Wi-Fi y 4G, hemos sacado 16 horas con 6 horas de pantalla. Aquí hemos realizado fotos, navegación por web y redes sociales y uso de apps de mensajería instantánea.

Review del ZTE Blade V7 Lite

En la segunda prueba, con únicamente navegación a través de datos móviles, hemos obtenido trece horas y media con 5 horas y 40 minutos de pantalla. Aquí hemos navegado mucho por Internet y jugado a algunos juegos.

Por último, en una tercera prueba de uso intensivo, con juegos exigentes, tests de benchmarks, navegación web y mucha toma de fotografías, hemos obtenido unos resultados más pobres: 10 horas totales con unas cuatro horas de pantalla.

Benchmarks

En Antutu hemos obtenido un resultado de 23373 puntos, en Quadrant nos hemos ido a los 7037, en Geekbench 4 sacamos una puntuación de 437 en un núcleo y 1163 en el cómputo total. En 3D Mark nos quedamos en 81 puntos, y en Vellamo conseguimos un resultado de 687 puntos en núcleo y 1171 en el cómputo general.

Interfaz y apps: ligeros fallos de optimización y bastante bloatware

ZTE ha implementado una capa que siempre utiliza en sus smartphones. Como característica más llamativa podemos destacar la ausencia del cajón de aplicaciones, al estilo de EMUI o MIUI.

Los iconos de apps preinstaladas no desentonan en demasía con respecto a los de programas descargados de la Play Store de Google, y la interfaz no resulta desagradable a la vista.

El problema que tiene el software de este ZTE Blade V7 Lite es, en gran parte, la optimización del mismo. Encontramos algún cierre forzoso, aunque no son habituales. Lo malo es que, cuando intentamos pasar de aplicación en aplicación encontramos mucha lentitud que no creemos que se deba tanto al hardware.

Review del ZTE Blade V7 Lite

Otro inconveniente es el bloatware: si bien la mayoría puede desinstalarse, tenemos aplicaciones como Clean Master que vienen de serie y no se pueden eliminar.

La versión de Android con la que cuenta este smartphone es Android 6.0 Marshmallow, la más actual cuando el modelo se lanzó; y de momento no puede actualizarse a 7.0 Nougat, aunque sería un claro punto a favor que dicha actualización se lanzase en algún momento.

Conclusión: buena autonomía pero muy mal audio

Cuando analizamos teléfonos con este precio sabemos que por lo general vamos a perder prestaciones con respecto a los smartphones que utilizamos en el día a día.

El rendimiento no es un problema a la hora de utilizar el ZTE Blade V7 Lite, salvo cuando tenemos algún cierre forzoso. La pantalla no está mal, aunque sí echamos en falta unos colores algo más limpios, sobre todo si nos referimos a los blancos.

Review del ZTE Blade V7 Lite

La cámara no es nada del otro mundo, y donde sí nos hemos llevado un chasco es con el audio, que a nuestro juicio se queda extremadamente corto de volumen. Por otro lado; el software, con sus pros y sus contras, no es malo.

En conclusión, el ZTE Blade V7 Lite no es un mal smartphone para quien solo quiera utilizarlo para mensajería y redes sociales y no vaya a hacer un uso muy intensivo de aspectos como la cámara.

Análisis
Diseño - 7
Pantalla - 6.5
Potencia - 7
Cámara - 5.5
Batería - 7.5
Precio - 7



Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Adorador de este mundillo de los smartphones, en especial de los Android. Podéis encontrarme en Twitter poniendo canciones de los Stones, mayoritariamente.

Sin comentarios

Deja una respuesta