El Root, acceso Root, acceso de administrador… es algo muy común y apreciado en nuestro sistema operativo móvil, existiendo desde sus inicios como una manera de añadir funciones y control a determinadas partes del mismo que, sin el Root, no podríamos tocar.

Ahora bien: ¿qué es? ¿cómo se consigue? ¿Qué implicaciones tiene?

A grandes rasgos, y haciendo un pequeño avance de la historia que trae tras de sí este procedimiento, entendemos “rootear Android” como realizar un proceso mediante el cual garantizaremos el acceso a la raíz del raíz del sistema, pudiendo eliminar archivos que no deseemos, desinstalar aplicaciones que ocupan memoria o, simplemente, utilizar una app que requiere Root para obtener funciones específicas (copias de seguridad completas con Titanium, por ejemplo).

Si quieres rootear tu Android directamente, accede a todos los métodos que hemos publicado mediante esta herramienta de búsqueda. Sólo has de añadir escribir la palabra root y el modelo de tu móvil o tablet.

Todo lo que tienes que saber del root

Rootear Android

Como sistema operativo basado en Unix que es, Android otorga permisos a las aplicaciones según las ejecute el usuario o el propio sistema, permitiendo una gestión por privilegios que garantiza la seguridad en procesos delicados aislando del usuario aquellos archivos y programas necesarios para el funcionamiento. Así, nos aseguramos de que no hay ninguna aplicación instalada por nosotros (consciente o inconscientemente) que pueda modificar el núcleo del sistema, garantizando su funcionamiento óptimo y que virus o apps malintencionados se apropien de él. Por tanto, que no podamos modificar el sistema es una ventaja clara. Hasta que necesitamos modificarlo, claro.

¿Por qué querría rootear mi Android?

Ya hemos dicho que tener el móvil o la tablet Android sin Root es una ventaja aparente, asegurándonos de que no perderemos el control del mismo gracias a que no habrá aplicaciones que puedan acceder a la raíz del sistema. Esto no implica que no podamos tener malware o apps que manden SMS a números premium (vigilad los permisos antes de instalar cualquier cosa), pero sí que es una garantía ante las sorpresas más desagradables. Algo que no quita una verdad irrefutable: rootear nuestro Android aporta muchas ventajas. Como son:

  • Nos da acceso a funciones avanzadas. Realizar copias de seguridad completas de las aplicaciones, mover apps a la SD, desinstalar apps molestas de la operadora o del fabricante… En aquellos móviles que son más básicos, algo tan sencillo como ampliar la RAM mediante Swap a la SD puede suponer un mundo. Y para ello es necesario acceso Root.
  • Permite realizar copias completas del sistema. Rootear el Android suele ser el primer paso para acceder a la instalación de un Custom Recovery; algo que brinda ventajas tan claras como hacer copias completas de nuestro móvil. ¿Que no arranca o saltan errores? Reinstalamos la copia guardada y listo. Además, podremos cambiar el Kernel desde el Recovery o…
  • Cambiar ROMS. Así es: si brindamos acceso Root e instalamos el Recovery personalizado accedemos a la instalación de Roms. Y este tipo de firmwares no sólo sirven para experimentar, que también podremos…
  • Actualizar la versión de Android. La gran mayoría de fabricantes deja de lado a sus modelos cuando tienen un año o más en el mercado, brindando las actualizaciones sólo a los más modernos. Por eso es un alivio contar con Root y con la comunidad de usuarios: resulta bastante sencillo actualizar la versión de Android con una ROM personalizada y actualizada.

¿Qué riesgos tiene?

Rootear Android

Ya decíamos antes el riesgo principal: dar acceso Root al usuario implica que se nos puedan colar aplicaciones no deseadas a la hora de instalarlas desde fuentes ajenas a la Play Store. Incluso, que aquellas que descarguemos de la Play Store tengan la puerta abierta a realizar cualquier modificación. Por suerte, dispondremos de la aplicación Super Usuario o SU, que hará de “portero de discoteca” ante los accesos no deseados a la raíz del sistema. Además, rootear Android posee los siguientes riesgos:

  • Perdemos la garantía del fabricante. No es 100 % cierto, pero es lo más normal. De hecho, la gran mayoría de marcas desestiman las reparaciones en el caso de que el dispositivo esté rooteado, por lo que debéis valorar este problema. Aunque, en la práctica, no se suela comprobar (como siempre, no se ha de generalizar).
  • Perdemos las actualizaciones. Esto sí es del todo cierto: las actualizaciones Over The Air (OTA) dejarán de llegar a nuestro Android rooteado, eliminando la opción de actualizarlo directamente. Además, muchos programas como Kies o PC Companion detectan si el móvil o tablet está modificado, impidiendo la descarga de las actualizaciones. Dependerá siempre de si sólo es Root o también disponemos de una ROM, pero es algo que hay que tener en cuenta. Y un último punto: aunque haya veces que se pueda actualizar sin problemas, tocará rehacer el Root con la nueva versión de sistema.
  • Es más fácil que estropeemos algo. De esto no hay duda: si podemos modificar el sistema a nivel más profundo, es bastante sencillo que nos pasemos en dichas modificaciones. Overclock, cambios en el kernel… Hay que tener mucho cuidado y saber en todo momento qué es lo que se está haciendo.

¿Existen herramientas de rooteo genéricas?

Rootear Android

Lo más normal es que los métodos para rootear Android estén adaptados al modelo concreto de tablet o smartphone, pudiendo causar un gran problema si utilizamos un método que no esté adaptado al dispositivo que tenemos. Aunque existen maneras de obtener el acceso Root de manera genérica, siendo una buena ayuda en aquellos casos en los que no encontramos la manera concreta de acceder a la raíz del sistema. Estas herramientas genéricas pueden causar muchos problemas (algunas instalan malware aparte del Root y de SU), por lo que hay que andar con doble precaución.

  • Towel Root. Es un método casi universal creado por George Hotz, un desarrollador muy conocido en la scene de PlayStation o iOS. Y con Towel Root consigue uno de los mejores métodos de rooteo universal que existen. Aunque, lamentablemente, no funciona en kernels compilados con posterioridad a junio de 2014.
  • Kingo Root. Una herramienta exclusiva de Windows que permite rootear una grandísima cantidad de terminales en muy pocos pasos. Sólo hay que descargar, instalar y proceder con el Root. Aunque eso sí: mucho ojo con lo que os instale de más.
  • KingRoot. Uno de los métodos más sencillos y de los más universales. también por el procedimiento: se realiza directamente en el móvil o la tablet a rootear. Aunque eso sí: instala aplicaciones que conviene eliminar tras el rooteo.
  • VRoot (ahora iRoot). Ésta es una de las herramientas genéricas que más terminales rootean, realizándose todo el proceso casi automáticamente. Como Kingo Root, es válida sólo para Windows; y basta con instalarla, ejecutarla y conectar el móvil o la tablet. Aunque eso sí: mucho cuidado con el malware que instala.

¿Qué es el Super Usuario, SU o Super User?

Rootear Android

Los sistemas operativos basados en Unix, como es el caso de Android, otorgan permisos a las aplicaciones según el usuario que las ejecuta y el grupo al que éste pertenece. Dentro de todos estos sistemas, existe un usuario especial, que se denomina históricamente root, al que no se le aplican ningún tipo de restricciones; disponiendo de todos los privilegios de acceso y pudiendo crear o eliminar usuarios, acceder a archivos ocultos o de sistema… y a muchas otras funciones reservadas sólo al administrador. De ahí que, en un sistema móvil como lo es Android donde existen multitud de apps que pueden acceder y hacer estragos en archivos muy delicados, deba existir una figura que vigile y restrinja los accesos. Y aquí entra la aplicación de Super Usuario, SU o Super User.

Históricamente, el privilegio de hacer de guardián una vez disponíamos de acceso Root ha estado siempre en Super User o Super Usuario. Aplicación desarrollada por Chainfire, ha resultado obligatoria una vez se conseguían los permisos de administración, vigilando nuestro Android para que los permisos de las aplicaciones no se extralimitaran en sus funciones. Actualmente hay más aplicaciones de Super Usuario, aunque la más popular sigue siendo el SU de Chainfire.

Tener acceso Root en el móvil o tablet no implica directamente que podamos aprovecharlo, de ahí que necesitemos a Super User para controlar dicho acceso. Si aún no lo tenéis instalado o la app no se ha metido a la hora de rootear vuestro Android, podéis descargarla desde el siguiente enlace. Eso sí: con sólo instalar la aplicación de Super Usuario no tendréis Root automáticamente ya que necesita un proceso previo.

SuperSU
SuperSU
Developer: Codingcode
Price: Free


¿Qué problemas tiene en marcas concretas?

Rootear Android

Por más que el acceso Root en un dispositivo Android implique ciertos problemas genéricos (pérdida de garantía, posibilidad de estropear el teléfono…), existen marcas y fabricantes que añaden más inconvenientes a este tipo de modificación. ¿Quieres conocerlos más en profundidad? Hemos subdividido los problemas de rootear Android por marca en los siguientes apartados:

¿Cómo quitar el root o desrootear?

Rootear Android
Vale, tenéis vuestro móvil o tablet Android con todas las ventajas del acceso a la raíz del sistema, pero ahora os encontráis con un problema: ¿cómo quitarle el Root o desrootear el dispositivo? Quizá queráis mandar el teléfono al servicio técnico y no deseáis que descubran que lo habéis modificado; o necesitáis una aplicación que detecta el root para no funcionar; además de que tendréis que eliminar la modificación antes de vender vuestro móvil para comprar uno nuevo. ¿Cómo se desrootea?

Como suele ocurrir con este tipo de modificaciones, existen formas genéricas de quitar el Root que no siempre funcionan en todos los dispositivos. O, lo que es más importante: puede que queden restos . Pero, a grandes rasgos, ésta es la mejor manera de proceder:

  • Acceded a la aplicación de Super Usuario, SU o Super User.
  • Id hasta la pestaña de “Ajustes“.
  • Descended hasta abajo del menú y, dentro del apartado “Limpieza“, existe la opción de “Desrooteo completo“.
  • Pulsad sobre la opción de desrooteo y seguid los pasos: se eliminarán las modificaciones. También hay que eliminar la propia aplicación Super User.

Otra de las maneras más sencillas de desrootear completamente es utilizar una aplicación como ésta; sencilla, rápida y efectiva en la mayor parte de los dispositivos. Además, otra manera bastante simple de eliminar el Root es instalar de nuevo la ROM oficial del dispositivo, devolviendo el terminal a como estaba originalmente. Esto es muy práctico y fácil en Samsung o Nexus, por ejemplo; aunque hay que tomar una precaución extra en cuestión de móviles y tablets de Samsung: el contador de flasheos y el de Knox (siempre que dispongáis de este último) se chivarán de que habéis tocado el smartphone. Para eliminar el contador (Knox no se puede modificar) es muy útil Triangle Away, de Chainfire.

¿Qué puedo hacer si no consigo rootear?

Rootear Android

Lamentablemente, y aunque resulte posible hacerle Root a cualquier Android, esto no significa que el vuestro se pueda rootear. Al ser procedimientos que se deben ajustar a los modelos concretos de smartphones y de tablets, y estando desarrollados por personas que no sacan beneficio directo liberando las herramientas (al menos generalmente), según sea más importante el modelo, más facilidad habrá para rootearlo. De ahí que resulte tan complicado rootear smartphones muy poco conocidos (los que tengan algún teléfono chino de dudosa procedencia sabrán lo que decimos), debiendo seguir nuestro consejo antes de hacer cualquier compra: aseguraos primero de que el dispositivo es lo suficientemente popular.

Peligros de ser root

Pese a que algunas aplicaciones, como por ejemplo Google Wallet pueden no funcionar correctamente en dispositivos rooteados, lo cierto es que el rooteo de un dispositivo Android ofrece más ventajas que inconvenientes.

No obstante, debe tenerse especial cuidado cuando se usan aplicaciones root, ya que es posible modificar o eliminar archivos esenciales que después no es posible recuperar, por lo que es muy recomendable disponer de una copia de seguridad del sistema, que puede ser realizada desde el recovery, por ejemplo.

¿Puedo actualizar mi dispositivo rooteado por OTA?

Normalmente al rootear el dispositivo se pierde la capacidad de acceder a las actualizaciones que publica el fabricante.

Esto, que en principio puede parecer un inconveniente, no lo es en absoluto, ya que al actualizar a una ROM oficial se pierde el root y éste podría no ser fácil de conseguir en la nueva versión.

Cómo hacer el acceso root o administrador en Android

Aplicaciones interesantes

Una vez conseguido el acceso root, es posible instalar un buen número de aplicaciones específicas que facilitan el acceso a funciones ocultas o inactivas del dispositivo.

A continuación te enumeramos algunas de ellas:

  • SuperSU: Presente en la inmensa mayoría de terminales rooteados, permite gestionar a qué aplicaciones concedemos permisos de superusuario y obtener información sobre cuando han hecho uso de dichos privilegios,
  • DroidWall: Permite restringir las aplicaciones a las cuales permitimos acceder a Internet, bien sea a través del acceso WiFi o 3G,
  • Titanium backup: Posibilita la realización de copias de seguridad de los datos de las aplicaciones,
  • Root file browser: Permite acceder a todos los archivos del sistema, incluidos los de sistema,
  • SetCPU: Permite modificar la velocidad máxima y mínima del procesador en base a perfiles,
  • Voltage Control: Similar al anterior pero en este caso la modificación se realiza al arrancar el teléfono y no se modifica. Permite también modificar el voltage máximo que recibe el procesador para cada velocidad, lo que puede suponer un ahorro de batería.

Últimas consideraciones

Si no encontráis el procedimiento para rootear vuestro móvil, y no os funcionan las herramientas genéricas para conseguirlo, no hay nada que hacer: lo más seguro es que no podáis rootear el dispositivo. De ahí que debáis tomar en cuenta doblemente nuestro consejo: elegid bien y valorad los pros y los contras de lo que vais a comprar. Y la posibilidad de hacerle Root es muy importante.