Ay, ese acceso ROOT o de administrador que a veces nos trae de cabeza… ¿Sois de los que pasa a rootear su Android nada más comprarlo o preferís no complicaros la vida con este proceso que, además poner en riesgo el terminal, puede vulnerar su garantía? Podríamos escribir una tesis con todas las ventajas que el ROOT aporta al uso de nuestro sistema operativo móvil preferido, sobre todo en aquellos móviles y tablets que, como los Google Nexus, permite ampliar las posibilidades del usuario avanzado. Pero hoy no vamos a hablar de las ventajas, sino que nos centraremos en todo lo contrario: en los problemas e inconvenientes de hacerle el ROOT a los Nexus.

Problemas e inconvenientes del acceso ROOT en dispositivos Nexus

Vaya por delante que soy un firme defensor del ROOT: siempre he sido de los que ha rooteado su móvil nada más sacarlo de la caja, no habiéndome cortado con ninguno de los Google Nexus que he tenido (Nexus 4 y Nexus 5, concretamente). Pero eso no implica que no tenga también distintos inconvenientes, debiendo considerarlos bien antes de decidirse por un proceso tan “peligroso”. No podemos decir que el ROOT en los Nexus implique excesivos riesgos, pero siempre hay que andar con cuidado.

Google no pone excesivas trabas al rooteo de sus dispositivos; aunque no ocurre lo mismo con cada versión de Android que desarrollan. De hecho, el proceso se ha ido haciendo más complicado, fruto del empeño en que este sistema operativo móvil sea lo más seguro posible. Porque no debéis olvidar una cosa: disponer de acceso de administrador en vuestro Nexus implica una pérdida de seguridad automática gracias a que también las aplicaciones podrán acceder a la raíz del sistema. Por eso debéis tener mucho cuidado con los permisos que les otorgáis a la hora de usarlas y de instalarlas. Pero vayamos por parte: ¿cuáles son los principales inconvenientes y problemas del ROOT en los Nexus?

Se borra completamente el dispositivo

Problemas e inconvenientes del acceso ROOT en dispositivos Nexus

Esto es inevitable: los Nexus vienen con el bootloader bloqueado de serie, por lo que hay que desbloquearlo para tener la posibilidad del rooteo. Y desbloquear el bootloader implica siempre un hecho problemático: se hace un full wipe o borrado completo del dispositivo. Fotos, datos, juegos, apps… Con el desbloqueo del bootloader lo perderéis todo. Aunque eso sí: Google pone fácil este proceso bastando con escribir una único instrucción mediante fastboot. Y cuando esté desbloqueado por primera vez, podréis bloquearlo y desbloquearlo sin que el dispositivo se vuelva a borrar.

Las últimas versiones de Android tardan en conseguir ROOT

Esto no es algo genérico y siempre existen matices, pero, al ser los Nexus quienes primero adquieren las últimas versiones de sistema, son también los primeros que se enfrentan a los cambios en temas de seguridad hechos por Google. Generalmente los cocineros tardan un poco en obtener un método fiable de rooteo, siendo algo no demasiado importante cuando vayamos a rootear un Nexus con una versión suficientemente establecida.

Existe el riesgo de estropear el dispositivo

Problemas e inconvenientes del acceso ROOT en dispositivos Nexus

Es un riesgo mínimo, todo hay que decirlo, pero ahí está: rootear el Nexus puede implicar que lo convirtáis en un ladrillo. Además de que la garantía quedará invalidada (nada que no se pueda solucionar flasheando la imagen de fábrica por fastboot y bloqueando de nuevo el bootloader).

Ya veis que no hemos encontrado demasiados problemas con el ROOT en dispositivos Nexus, por lo que resulta bastante más seguro que en otras marcas (sólo hay que ver a Samsung, por ejemplo). Aun así, siempre hay que andar con cuidado, pudiendo darse el caso de que existan aplicaciones que se nieguen a funcionar si el dispositivo posee acceso de administrador.

¿Le habéis encontrado más problemas o acostumbráis a rootear el Nexus sin inconvenientes? Esperamos ansiosos vuestros comentarios.

3 comentarios

  1. Son inconvenientes menores, pone cierto creo que te ha faltado poner el más imperante, se pierden las actualizaciones vía ota, y hay que actualizar por fast boot con el adb de Android manualmente. Si es una actualización menor basta con editar el archivo flash all. bat y borrar el comando – w para evitar perder los datos. Yo creo que si que merece la pena, a pesad de las trabas que pone Google

    • Es una de las cosas buenas del Nexus: ni tiene muchos impedimentos para el ROOT ni crea demasiados problemas. En cuanto a las OTA y el ROOT… Estar rooteado no te impide recibir las actualizaciones over the air. Pero sí que necesitarás preservar el ROOT antes de instalarlas.

  2. Es excelente el NEXUS, en mi experiencia personal puedo acotar que le di acceso robot al equipo, no tuve problemas con eso, lo malo fue querer cambiar la animación de inicio que no salio del todo bien, el problema fue al querer instalar el sistema desde abd, ahí fue el dolor de cabeza ya que tuve que en resumidas cuentas comando por comando flashear el equipo descomprimir todo lo descargado y así con un tacho lleno de paciencia conseguir reanimar el equipo! Ahora estoy mas que contento por tener un gran smartphone.

Deja una respuesta