UMI

Raro es el día que no nos despertamos con alguna noticia relacionada con el sistema operativo de Google.

Así, si hace tan sólo unas semanas celebrábamos que la Play Store había superado los 25.000 millones de descargas, y hace tan sólo unos días nos enterábamos que la tienda incluía ya más de 700.000 aplicaciones, hoy nos enteramos que el 75% de los smartphones vendidos en el tercer trimestre del año estaban equipados con el sistema operativo de la empresa californiana.

Pese a que esos números son asombrosos y a que muchos ya se preguntan si los de Mountain View serán capaces de mantenerlos en el futuro, lo cierto es que a día de hoy no hay ningún sistema operativo, ni siquiera en proyecto, capaz de hacerle sombra.

En lo que a Google no le acaban de salir los números, o al menos eso parece, es en el tema de la fragmentación, ya que a día de hoy tan sólo el 2,7% de los terminales están utilizando la última versión del sistema (Android 4.1), y eso que dentro de unos días se publicará una nueva release (Android 4.2).

Jelly Bean es usado en menos del 3% de los terminales Android

Así, más de la mitad de los terminales equipados con Android están ejecutando Gingerbread (54,2%), mientras que los terminales equipados con Ice Cream Sandwitch llegan al 25,8% del total.

Por tamaños de pantalla y densidad de píxeles la distribución es similar, encontrando que más de la mitad de los terminales disponen de una resolución HDPI, mientras que el 28,7% usan la resolución XHDPI.

Aunque claro, si tenemos en cuenta que los requerimientos de Ice Cream Sandwitch (y por ende los de Jelly Bean) son bastante elevados, y que muchos terminales pertenecen a lo que podríamos denominar gama baja o media, es probable que los números no sean especialmente malos.

Y tú, ¿qué opinas de estos números? ¿se le está yendo de las manos a Google la fragmentación? ¿crees que una versión lite de Ice Cream Sandwitch o Jelly Bean para los terminales de gama baja sería la solución?

Fuente Bussiness Wire | Android developers blog




Ingeniero en Informática por la Universidad Politécnica de Cataluña. Programador en perl, php, c++, Java,... Desarrollador reconocido del foro XDA-Developers. Usuario Android desde 2009, y actualmente también desarrollador de utilidades y ROMs para ese sistema. Mi primer smartphone fue un Qtek-S100, en 2005, y desde entonces ando buscando el dispositivo perfecto. Si no fuera por la crisis cambiaría de móvil varias veces al día :)

2 comentarios

  1. Creo que la cuestión es cuantos hay que tengan al menos la 4.0 que es la versión necesaria para muchas cosas.

    LO suyo sería que la mayoría se actualizara a la última versión pero creo que Google, en parte, quiere una mayoría de móviles en 4.X y luego dar el salto a la 5.0

  2. Creo que a la larga Google terminara perdiendo, seria mejor que soltara actualizaciones de sistemas operativos nuevos en terminales de gama media. Si no lo hiciera asi seria muestra de que Google hizo algo realmente malo desde un principio, que obviamente ahora sea imposible de corregir

Deja una respuesta