Era una situación que ya se preveía y que las cifras han acabado por confirmar. El escaso estado de forma de HTC, con cifras negativas un mes sí y al otro también, unido al extraño movimiento de dedicar un terminal completo a Facebook Home, launcher de la conocida red social que acabaría por poder instalarse de forma independiente, ha provocado que la primera presentación de cifras de ventas haya sido un auténtico desastre. 15.000 unidades vendidas para el HTC First durante su primer mes de vida a pesar de ser un terminal realmente accesible y que en USA podía conseguirse por sólo 99 dólares más contrato con operadoras del peso de AT&T. Operadora que, vista la aceptación de nuevo terminal de los taiwaneses, ha decidido retirar el mismo de su catálogo.

15.000 unidades en un país como Estados Unidos que, según las cifras que se presentan año tras años, es en el que la red social de Mark Zuckerberg tiene más adeptos, y mucho más fieles. Si comparamos las cifras con las de otros terminales bandera, que venden millones de unidades en pocos días, no podemos más que concluir que la experiencia de HTC en la fabricación de este HTC First ha sido un completo fracaso.

HTC-First

Tampoco ayuda el hecho de que Facebook Home, como aplicación Android independiente en la Google Play Store, haya cosechado poco más de 1 millón de descargas desde que está disponible y obtenga sólo un 2,2 sobre 5 en las puntuaciones generales de los usuarios. Excesivo consumo de datos, ralentizaciones, interferencia con la usabilidad del propio teléfono. Son muchas y variadas las quejas sobre este nuevo intento de Facebook de aproximarse a una mejor experiencia en el terreno móvil. A ello hay que unirle la construcción de un teléfono, el First, en el que el launcher está aún más inmerso en el sistema operativo de Google, Android, y que de entrada no resulta demasiado atractivo ni tan siquiera por sus especificaciones técnicas.

Como ya se dijo desde el primer momento, el HTC First iba dirigido a los auténticos fans de la conocida red social, algo que no dice mucho a favor de la misma a tenor de las ventas cosechadas en su país de origen y, por ende, en el que se encuentra más fuerte y con más presencia.

Nuevo fracaso de Facebook y, sobre todo, de un HTC que no está para soportar muchos más experimentos de este tipo tras los últimos fiascos en sus inmersiones con Windows Phone, y que busca renacer de sus cenizas con el tirón que el HTC One está generando a nivel mundial.

Fuente Stableytimes

Sin comentarios

Deja una respuesta