OnePlus es una marca que ha sabido buscarse un hueco en un mercado muy competido. Es cierto que ha tenido el apoyo logístico de OPPO pero la reputación y la comunidad es algo que se han labrado solos.

Eso no quiere decir que haya altibajos pero sí que poco a poco han ido virando desde la idea de ofrecer un móvil barato y potente a ofrecer uno muy bueno a un precio ajustado. Y sí, el precio de este OnePlus 6T ha subido con respecto a los antecesores, pero es que ahora es mucho más redondo.

El modelo que analizamos es el que tiene 6 GB de RAM y 128 GB y se ha puesto a la venta por 559 euros. Si queremos subir la RAM a los 8 GB deberemos pagar 589 euros y si además queremos subir la memoria y optar por el modelo de 8 GB y 256 GB el precio sube de escalón, a los 639 euros.

No es el único móvil que aumenta el coste con respecto a su antecesor y de hecho es de los que menos lo incrementa. Pese a eso, lo hemos querido probar durante unos días para ver si merece la pena optar por este modelo en un mundo en el que los smartphones de más de 1000 euros ya no son una excepción.

Vídeo análisis OnePlus 6T

Diseño y construcción: sin desmerecer pero sin evolucionar

Si mostramos este terminal y su antecesor a una persona que no esté dentro del mundo de la tecnología móvil es posible que no le vea las diferencias a golpe de vista. Sí, las hay en forma de ausencias, y si encendemos la pantalla veremos una tercera diferencia.

El OnePlus 6T es un móvil claramente inspirado en el OPPO R17 pero también en su antecesor. En este caso no tenemos visible el lector de huellas y no hay jack de auriculares, pero el resto permanece casi intacto, más allá de una ligera subida de diagonal de pantalla.

Estamos ante un móvil con marco metálico y doble cobertura de cristal. Se nota en el modelo que nos han cedido que el tratamiento de la zona trasera es distinto al de otros modelos, no pareciendo cristal a la vista. Esto se agradece sobre todo porque resbala menos que ostros móviles que hemos probado.

En el marco tenemos los tres botones: los de volumen, el de encendido y el Alert Slider, el clásico botón de OnePlus que permite cambiar entre los diferentes modos de sonido. No nos convence que lo hayan puesto junto al botón de volumen en vez de en un lateral el solo.

En la zona inferior vemos que el cargador USB C está solo ya que por primera vez en un OnePlus no tenemos conector de auriculares jack 3.5 mm. Esto es algo que esperábamos.

En la mano resulta cómodo aunque a los que lo usamos con la mano izquierda nos resulta raro apoyar en todo momento el pulgar en los botones de volumen. No es que los presionemos sin querer, pero se hace raro.

Resumen de características

Potencia y características: tan rápido como esperábamos

El eslogan de la campaña de publicidad que presenta este modelo es “Unlock the Speed”, desbloquea la velocidad. OnePlus siempre se ha caracterizado por ofrecer una experiencia de primer nivel en este apartado e incluso Xiaomi cuando ha tenido que luchar contra esta empresa ha usado el mismo enfoque. El Xiaomi PocoPhone F1 tenía como lema “Master of Speed” (maestro de la velocidad).

Por eso no es de extrañar que se haya optado por usar el Snapdragon 845 y dos configuraciones de RAM y ROM que son las esperadas en la gama alta. La unidad que probamos en esta ocasión es de la de 6 y 128 y nos da la sensación de que esos 2 GB extras se notan, aunque podríamos tener también dicha sensación por la nueva versión de Oxygen.

Hemos estado usando el terminal con multitud de aplicaciones, juegos y en ningún caso hemos tenido problemas ni de estabilidad ni de ralentizaciones.

Sí que vemos que el nuevo sensor de huellas bajo la pantalla no es tan rápido ni preciso como el antiguo pero es algo inherente al estado de esta tecnología en 2018. Se agradece que se de el paso porque es más cómodo que tenerlo detrás.

El desbloqueo facial es rápido pero se echa en falta la opción de que al levantar el terminal de la mesa o el lugar donde este apoyado se encienda la pantalla. Eso nos ahorraría tener que pulsar el botón de encendido o hacer un doble toque en la pantalla apagada. Además, no tenemos la misma seguridad que en móviles que usan el sistema de puntos por infrarrojos, pero en el rango de precios que estamos es algo que, por ahora, se perdona.

No hay aquí radio FM o jack de auriculares como hemos dicho, ni tampoco sensor de infrarrojos. Sí que tenemos NFC, bluetooth 5 y una excelente conectividad Wifi, mucho mejor que la de móviles más caros como el Mate 20 pro.

Pantalla: Buen panel OLED, con poco notch

Los cambios en este apartado, o la evolución, es algo más estético que práctico. OnePlus ha optado por disminuir el tamaño del notch a su máxima expresión, con el uso de una muesca en forma de gota de agua que además podemos ocultar en los ajustes.

Al usar la tecnología OLED nos permite tener una pantalla ambiente con la hora y algunos datos y hay varios estilos que podemos elegir, con el distintivo toque rojo en algunos elementos.

Tenemos multitud de opciones a la hora de configurar cómo ver la pantalla, destacando sobre todo la amplia gama de variantes de calibración.

Pese a eso siempre tendremos los virajes de color si inclinamos mucho el móvil, aunque es algo que:

a) realmente hay que buscar para ver.
b) no importará a la mayoría de usuarios.

La resolución del panel se queda en FHD+ y esta empieza a ser una de las principales diferencias entre los móviles de gama alta como este y los de gama muy alta o premium, donde hasta Sony y Huawei han dado el salto a los paneles QHD.

Tampoco hemos de hacer de esto un drama y solo los más maniáticos verán un defecto en esta resolución.

Cámara: mucha calidad y pocas opciones

2018 ha sido un año en el que hemos visto el salto de los dos sensores a los tres o más. Además esos dos sensores, la mayoría de las veces, ofrecían enfoques diferentes. Metafóricamente.

Con el OnePlus 6 la empresa decidió poner dos sensores similares que permitirán por un lado lograr mayor nitidez en las tomas y por otro obtener mejores fotos en modo retrato.

Eso se hizo a costa de perder la versatilidad del zoom 2x algo que, también es cierto, poca gente usa.

Con el OnePlus 6T se mantiene esta idea y la experiencia fotográfica es muy similar a la que tuvimos con el OnePlus 6. Fotos muy enfocadas, de gran detalle, incluso buen rendimiento en condiciones de noche y poca luz.

La calidad del vídeo en grabación 4K es buena pero se echan en falta modos de cámara lenta a la altura de los mejores.

Una de las novedades es el modo noche, una función que lanzó originalmente Huawei pero que también han implementado otras empresas, como Google. Con ella podemos hacer fotos con un mayor tiempo de exposición, logrando mucha más luz.

No obstante en estos casos el detalle baja y vemos un efecto de acuarela que si bien no es muy acusado, es visible.

Sonido: demasiado normal

El sonido es uno de los aspectos que mas tiene que mejorar en la mayoría de móviles. Hay algunas excepciones pero no es el caso del OnePlus 6T.

Disponemos sólo de un altavoz, situado junto al conector de carga, una posición que es fácil que tapemos cuando cogemos el móvil en horizontal. Además hemos visto que al taparlo el sonido casi desaparece al no salir por ninguna otra ranura o hendidura.

Tampoco tenemos opciones de configuración más allá que la que podemos tener en los auriculares.

Autonomía: muy buena, aunque con un inconveniente

En la primera prueba de batería hemos estado haciendo fotos, jugando y escuchando algún podcast. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con unas 30 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba de batería hemos jugado más, pero también hemos estado más tiempo en Wifi, y se ha notado. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con unas 48 horas totales de autonomía.

Estamos ante un móvil con una excelente batería aunque por primera vez nos hemos encontrado con algún inconveniente a la hora de usar apps en segundo plano, como hacen Google Fotos o Drobpox a la hora de sincronizar fotos. Hemos tenido que entrar en las apps para que se activara esa función, algo que habíamos visto en móviles como Xiaomi o Huawei pero hasta la fecha no en OnePlus.

Benchmarks

Aquí no vemos muchos cambios con respecto al OnePlus 6. En Antutu hemos llegado a los 291367 puntos. En Geekbench 4 hemos alcanzado los 2407/8943. En 3D Mark hemos obtenido 4698.

Interfaz y apps: Android 9 con la personalización justa

Actualmente me encuentro en una posición extraña con respecto a las capas de personalización. Veo las ventajas de no tenerlas, como es actualizar rápido y que el sistema tenga más recursos disponibles para las aplicaciones. Pero también veo las ventajas de las interfaces, las múltiples opciones de personalización, los ajustes…

OxygenOS es posiblemente la modificación de Android que mejor aúna estas dos realidades y es algo que se agradece.

En la parte positiva tenemos los nuevos gestos, que incluyen incluso la gestión del cambio entre las dos últimas apps abiertas, algo que se puede hacer en los iconos de navegación pulsando dos veces la multitarea pero que las demás marcas no han implementado en sus gestos en pantalla.

Eso sí, la forma de volver, deslizando desde abajo, no es tan intuitiva como la que tienen Huawei o Xiaomi.

La personalización del color de acento de los temas, el poder elegir un fondo claro u oscuro o el poder cambiar los iconos son detalles que se siguen agradeciendo.

En la parte negativa sólo tengo la experiencia de que las fotos no se hayan subido automáticamente desde Dropbox salvo que abriera la aplicación. Es algo que había visto en marcas con modificaciones del sistema mas agresivas, pero no en Oxygen.

Conclusión: una gran opción por su precio

OnePlus ha refinado su propuesta y si bien ha subido el precio también ha mejorado algunas cosas, aunque quitado otras. El no poder usar auriculares convencionales sin adaptador o sin cargar a la vez será algo que moleste a muchos usuarios, sobre todo los más fans de la marca.

El lector de huellas ha empeorado en eficacia y ganado en comodidad. La cámara mantiene el buen hacer de la del OnePlus 6 y, en líneas generales, eso es aplicable al resto del móvil.

Pese a eso, si queremos un móvil potente, con una gran batería, una cámara que no flaquee en ninguna situación y a un precio razonable, el OnePlus 6T es una opción de consideración obligada.

2 comentarios

  1. Hola buenas tardes,

    Me he comprado este teléfono y tendría una consulta y sería la forma de cargarlo correctamente es decir tendía que dejar que se descargue completamente? Y luego su posterior carga hasta el 100? O cuando llegara al 20% empezar a cargarlo hasta un 80% de batería? Yo siempre cargaba mis anteriores móviles de 0 a 100% pero estaba leyendo por internet y ahora no sè que hacer que me recomendarías? Y última duda llevo 2 días con el móvil la batería irá mejorando con el paso de los días y aguantará más .

    Muchas gracias

    • Hola,

      Puedes cargarlo cuando quieras sin problema. No hace falta que esperes a nada. No obstante lo mejor es no dejar la batería al 0% si es posible evitarlo pero no pasa nada si eso sucede de vez en cuando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here