Opinión: la realidad virtual no es el futuro de los juegos móviles

La realidad virtual no sólo está presente en el entretenimiento con los móviles Android, se le augura un futuro prometedor. Pero ¿serán el accesorio definitivo para disfrutar de los juegos móviles?

0

Soy de ésos inquietos en todo lo que conlleva la tecnología móvil. ¿Que sale algo nuevo? Ahí que voy yo: a probarlo en primera persona y, de ser posible, y también merecerlo, a adquirirlo para así disfrutarlo en mi día a día. De esta manera he pasado los últimos años: utilizando lo último en tecnología móvil, probando cada uno de los sistemas operativos para smartphones, pasando de uno a uno como se visitan las fuentes de aperitivos en una fiesta… Vamos, que me encanta todo lo que tenga botones, pantallas, procesadores, aquello que sea capaz de ofrecer entretenimiento… ¿A vosotros también? Lógico, por eso estáis leyendo estas líneas. Y por eso tendréis cierta intriga en saber si la realidad virtual está hecha o no para vosotros.

Opinión: la realidad virtual no es el futuro de los juegos Android móviles

La tecnología sufre con las modas y las tendencias, ocurriendo en Android lo mismo que pasa en otros ámbitos de la vida: cuando algo triunfa, el resto de fabricantes se centra en seguir esos éxitos. Y sin que sean un éxito, que aquí se encuentra la principal paradoja: hemos visto cómo los móviles se hacían lo más pequeños posible sin que los usuarios lo pidiesen; también hemos asistido a todo lo contrario; vimos cómo el 3D trataba de conquistar las pantallas táctiles igual que había conquistado el cine o las televisiones de casa (de nuevo sin que lo pidiéramos); y ahora asistimos a una nueva dimensión del entretenimiento que trata de situarnos lo más dentro posible del mundo creado en tres dimensiones.

A la realidad virtual para móviles nadie la ha pedido. Pero se presentará igual

La realidad virtual o VR no es nada nuevo: lleva con nosotros desde hace décadas. De hecho, hasta existe una consola de realidad virtual fabricada por Nintendo (Virtual Boy); antecesora de las gafas Oculus Rift, las Samsung Gear VR, las Google Cardboard o las más recientes HTC Vive Pre. Los videojuegos siempre han soñado con un accesorio eficiente capaz de trasladar al jugador dentro del juego (¿quién no recuerda la película Tron?); lo que no queda demasiado claro es que sean los smartphones la plataforma que, con un accesorio compatible, consiga la magia suficiente como para conseguirlo.

Opinión: la realidad virtual no es el futuro de los juegos Android móviles

Vayamos con los hechos: a pesar de que los juegos móviles no están al mismo nivel de calidad, duración o prestaciones gráficas que los juegos de consola de última generación, sí que se han convertido en el medio habitual de entretenimiento para jugadores casual y no tan casual. Vamos, que el juego digital ha explotado con las pantallas táctiles, no existiendo casi nadie que no haya probado las mieles de un Clash of Clans, Angry Birds, Candy Crush Saga o Monument Valley, por poner algunos ejemplos. Es más: tenemos juegos que podrían rivalizar directamente con los de consola, disponiendo de smartphones con tal nivel de prestaciones que son capaces de ofrecer gráficos en 3D con una altísima carga visual. ¿Encajarían dentro de la línea que ha marcado Oculus Rift como lo que tiene que ser la realidad virtual?

Opinión: la realidad virtual no es el futuro de los juegos Android móviles

Hablo con conocimiento de causa: además de poseer unas Google Cardboard, he tenido durante varios meses unas gafas Samsung Gear VR. Y he de decirlo: la experiencia que aportan es alucinante, creando un nivel tal de inmersión que me he trasladado dentro del videojuego. Como suele ocurrir, aún no hay títulos que expriman todas las capacidades, pero sí que he probado ejemplos como ShadowGun (la demo para las Gear VR deja sin respiración) o Temple Run en versión VR. ¿Aportan una nueva dimensión de juego? Totalmente: jugar con ellos implica una mayor inmersión, teniendo la sensación de que el mundo imaginario se cierra en torno a nosotros. Aunque no nos engañemos: esto no tiene por qué aportar una mejor experiencia de entretenimiento.

Introducirse dentro del juego no tiene por qué ser mejor: la realidad virtual no es para todos

Si han triunfado los juegos móviles ha sido porque con ellos podemos jugar en cualquier parte y momento, permitiendo que disfrutemos de una partida rápida sin que tengamos que someternos a una preparación previa. ¿Y sabéis qué tenéis que hacer para jugar en realidad virtual? Preparar el móvil, tener listo el juego, hay que asegurarse de que el entorno está libre de obstáculos (muy importante), nos hemos de poner las gafas, habituarnos a ellas, debemos tener todos los controles preparados, no podremos jugar demasiado rato porque cansan mucho la vista… Demasiados inconvenientes para una experiencia que debería ser sencilla y rápida, teniendo otro problema: nada de transportar las gafas fuera de casa porque, además de ser un incordio, no las usaremos más allá del comedor.

Opinión: la realidad virtual no es el futuro de los juegos Android móviles

Las gafas VR son perfectas para usarse con una videoconsola, por ejemplo: el terreno de uso es mucho más concreto que el de un móvil, pudiendo preparar la realidad virtual al mismo tiempo que preparamos la propia consola. Igual que ver una película con gafas en 3D: una vez decididos a entretenernos de esa manera, y dado que no nos vamos a mover del sillón, resulta mucho menos incómodo completar la preparación con unas gafas de realidad virtual. Por contra, en los móviles anulamos su principal virtud: la movilidad. Además de que las gafas suelen anclarse a un solo fabricante, hacen que la batería se esfume en minutos y, en definitiva, necesitamos un espacio muy concreto para utilizarlas.

¿La realidad virtual es o no el futuro de los juegos? Yo creo que sí: hay pocas dudas de ello. ¿Y el futuro de los juegos móviles? Aquí discrepo: si ha triunfado este estilo de entretenimiento es por lo sencillo que resulta ponerse a jugar. Y utilizar unas gafas es mucho más complicado que abrir un Angry Birds y ponerse a lanzar pájaros. ¿Serán las gafas VR un accesorio que valga la pena o uno que acaba criando polvo en el cajón de los trastos? Por mi experiencia, me inclino por lo segundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here