Tras un anuncio que no muchos esperaban, Nokia se ha posicionado en la vanguardia de las nuevas funciones de móviles cuando al presentar el Nokia 920 nos explicó que tendría una cámara con estabilizador óptico, una pantalla con una densidad de píxeles no vista hasta el momento en un móvil de su tamaño y un sistema de carga que dejaba de lado los cables.

No era el primer fabricante en implementarlo, ya que Palm en su momento lo presentó con el cargador TouchStone, pero sí el primero de los grandes en lanzarlo de forma masiva.

Ahora Samsung toma el relevo y se ha puesto a producir de forma masiva las placas necesarias para que los próximos smartphones de la empresa de Corea puedan disponer de esta función.

carga-sin-cables-samsung

Cada vez parece más claro que los fabricantes quieren innovar en un aspecto que es crucial para el consumidor como es la autonomía. Además de dar baterías con carga más rápida o de más amperaje se preocupan de ofrecer incentivos para irse con un fabricante u otro como es el aumento de la comunidad en la carga.

No depender de un cable es un punto a favor de esta iniciativa, ya que no tendremos que conectar el dispositivo, pero nos obligaría a depender de una base que no tendremos en varios sitios como suele suceder con el cable de carga. Quién más y quien menos tiene uno en casa, otro en el coche y otro en el trabajo.

Así pues, sería lógico pensar que este sistema es complementario al actual, no sustitutivo, por lo menos hasta que se convierta en un nuevo estándar si eso llega a suceder.

Fuente sammyhub

Sin comentarios

Deja una respuesta