UMI

Cuando parece que está todo inventado siempre aparece algo de la chistera de algún fabricante; tal es el caso de los camera phones o esos dispositivos híbridos entre cámara compacta y teléfono móvil que empezamos a ver surgir y que prometen estar presentes en casi todos los fabricantes actuales. Esta semana hemos decidido dedicarles el editorial dado que Samsung parece querer apostar fuerte por este nuevo tipo de dispositivo habiendo lanzado recientemente el Samsung Galaxy S4 Zoom, la evolución natural de su primera Samsung Galaxy Camera, que tuvimos la oportunidad de analizar aquí en FaqsAndroid.

Un fabricante abre la senda y otros siguen el camino abierto. Pasó con los smartphones, pasó con los tablets, pasó con los phablets y ahora puede ocurrir con los camera phones. Es por ello que nos detendremos en este artículo a hablar de sus ventajas e inconvenientes, del concepto general de híbrido de cámara y smartphone, y de la acogida que están teniendo entre los usuarios.

Primer análisis al Samsung Galaxy S4 Zoom ya realizado

¿Qué es un camera phone?

Como hemos comentado anteriormente, un camera phone es un híbrido entre una cámara compacta y un smartphone. Con una construcción más delgada que la de las cámaras compactas estándar, aunque hay cámaras en el mercado realmente delgadas, estos dispositivos incluyen además pantallas táctiles para manejarlos y la posibilidad de realizar llamadas telefónicas, además de las obvias capacidades de conexión vía WiFi o 3G.

La principal diferencia con respecto a un smartphone es que estos dispositivos cuentan con lentes móviles, que no intercambiables. Tener una lente móvil implica que el objetivo se despliega físicamente hacia el exterior de la carcasa y se puede disponer de zoom óptico, algo muy de agradecer a la hora de capturar una fotografía lejana dado que no cuenta con la distorsión o pérdida de calidad del zoom digital que es el que manejan los smartphones. La limitación impuesta por la inmovilidad de la lente, lo que ocurre en los smartphones y tablets, es suplida por un zoom digital que no es más que una ampliación virtual de la fotografía mediante interpolación. Software y no hardware y, por tanto, pérdida de calidad. Más o menos apreciable en función de la calidad de la propia lente y del software que la maneje, pero pérdida igualmente.

El Galaxy S4 Zoom, en concreto, nace de la evolución natural de la Galaxy Camera, una cámara compacta movida por Android que disponía de prácticamente el mismo equipamiento que un teléfono móvil en cuanto a conectividad salvo la posibilidad de realizar llamadas, algo ya incluido en las características del S4 Zoom.

Cameraphones

¿Qué tipo de usuario es el que pretende captar?

Para hacer a este tipo de dispositivos económicos, el fabricante recorta el hardware del terminal sin tocar la calidad de las fotografías mostradas. Esto hace que, por ejemplo, el S4 Zoom sea un terminal de doble núcleo con pantalla HD y no FullHD. El precio de venta se sitúa en torno a los 350 euros pero no se cuenta con las prestaciones de un S4, un HTC One o un Sony Xperia Z, por poner ejemplos de terminales de primera línea.

Una vez que prescindes de hardware de smartphone de primer nivel e incorporas las lentes móviles, con su potencia fotográfica, sitúas tu público objetivo en el marco de los fotógrafos aficionados que no requieren un uso intensivo de su smartphone. Sería el equivalente a llevar una cámara compacta y un smartphone de gama media a la vez, sólo que llevando un camera phone sustituyes ambos dispositivos por un único hardware, con sus ventajas y sus inconvenientes. Ventajas como que ocupe menos espacio, inconvenientes como disponer de la misma autonomía para ambos dispositivos. Si se apaga la cámara, te quedas sin teléfono y a la inversa ocurre igual, para hablar en términos cristianos.

Otro inconveniente es el de que el smartphone gana en grosor, dado que la diferencia de peso es apenas determinante. La inclusión de una lente móvil no permite tener un smartphone de 7 mm de grosor como sí ocurre con otros terminales de lente fija, es el sacrificio que se ha de realizar para tomar fotografías de más calidad.

Lo que no debemos olvidar es que la fotografía resultante de una captura con un camera phone no deja de ser la fotografía que tomaríamos con una cámara compacta, y es por ello que el fotógrafo avanzado seguiría usando cámaras reflex o DSLR. Así pues, en la frontera entre el fotógrafo amateur y el profesional o semiprofesional se sitúa la barrera, el límite de compra. Si te valen las fotografías de un smartphone no te comprarás un camera phone, y si quieres algo más profesional optarás por una reflex.

Samsung Galaxy NX

¿Te comprarías un camera phone?

Es la tesitura en la que se encuentran muchos usuarios que han acogido de buen grado el lanzamiento del Samsung Galaxy S4 Zoom y de otros que seguramente estén por venir. Como hemos comentado antes, el usuario que exige fotografías profesionales no abandonará el mundo de las cámaras reflex. Como mucho optará por la Galaxy NX, la cámara de lentes reemplazables presentada por Samsung junto al S4 Zoom, pero ya hablamos de otro tipo de dispositivo completamente distinto.

El grosor del dispositivo también influye y sólo puede suponer un inconveniente menor si hacemos muchas fotografías cada día porque de otra forma nos podríamos conformar con las capturas de un dispositivo de lente fija pero con X megapíxeles, a gusto de cada usuario. No es igual llevar un smartphone fino en el bolsillo que una cámara compacta, por muy delgada que esta resulte. Al menos no en los modelos actuales, no sabemos si en el futuro se optará por reducir aún más el tamaño. No debemos olvidar que las lentes móviles son difícilmente reducibles y siempre será un problema a la hora de miniaturizar estos dispositivos.

Samsung Galaxy S4 Zoom perfil

Conclusión

Con todos estos datos en la mano no nos queda más remedio que considerar los camera phone como productos interesantes, pero cuyas ventas pueden acabar siendo residuales. Pocos usuarios sacrificarán la ergonomía de un smartphone en beneficio de estas cámaras que, por lo demás, son smartphones de gama media.

Pero si eres un usuario ocasional de smartphones y sólo los necesitas para llamar y poco más, tal vez te sirva la potencia interna de un S4 Zoom y te merezca la pena sacrificar ciertas cosas para ganar fotografías realmente buenas. No debemos dejar a un lado que pese a no disponer de la potencia de un smartphone de primera línea, estos terminales son perfectamente capaces de ejecutar cualquier aplicación de la Google Play Store, conectividad con las redes sociales incluida.

Muchos los llamaron en un primer momento los “dispositivos ideales para Instagram”, aunque vista la calidad de sus imágenes tal vez el espectro de uso pueda ser mucho más amplio. De ti depende, al fin y al cabo la elección es cuestión de usos y gustos, y es algo muy personal.

Tal vez, y digo sólo tal vez, ésta sea la verdadera evolución a la que han de enfrentarse las cámaras compactas y acabemos de verlas como simples captadoras de fotografías.

Sin comentarios

Deja una respuesta