Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 2 y el Nokia Lumia 920

3

Hay variedad de teléfonos móviles para aburrir. Tanto por características como por componentes, pasando por los diferentes sistemas operativos y, por supuesto, por el precio. Pero hay algunos que acaban acaparando la atención siendo, sobre todo, en el segmento de la gama alta. ¿Qué móviles encontramos aquí? En Android tenemos a Samsung muy posicionada, encontrándonos con Nokia en el mismo puesto aunque dentro del sistema móvil de Microsoft. ¿Resulta posible comparar a dos terminales suyos? En primer lugar, ya son bastante diferentes en software, además de en hardware. Y si a esto le sumamos las dimensiones del phablet más popular, que no es otro que el Samsung Galaxy Note 2, pues la cosa cambia, resultando una comparativa muy difícil de manejar. Pero en FAQsAndroid no conocemos la dificultad así que nos hemos planteado un enfrentamiento entre dos móviles muy conocidos: el Samsung Galaxy Note 2 vs Nokia Lumia 920. ¿Quién ganaría? Veamos.

Sabemos lo que pensáis: quizá resulte un poco absurdo comparar dos terminales que poco tienen que ver, aunque, en la realidad, son parecidos en dos puntos clave: su precio y su representación del sistema operativo que integran. ¿Acaso no nos movemos instintivamente por estos dos factores? Pues si alguna vez habéis tenido la duda entre uno u otro, hoy os vamos a arrojar un poco de luz en la disyuntiva. O lo intentaremos…

Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 2 y el Nokia Lumia 920

Comparativa de características de hardware y software

Las dimensiones son lo primero que llama la atención, dado que el Nokia Lumia 920 parece un enano al lado del Samsung Galaxy Note 2. A eso contribuye el tamaño de su pantalla: 4.5 pulgadas frente a 5.5 pulgadas, con una resolución similar y distinto tipo de panel. LCD frente a Super AMOLED; aunque tampoco vemos excesivas diferencias de calidad apreciables a simple vista entre una pantalla u otra: la segunda tiende a marcar algo más la saturación y la primera ofrece algo menos de brillo, aunque mejor contraste. A la hora de la verdad, sólo el tamaño se nos va a hacer diferente, siendo el Android mucho más recomendado para juegos, películas o presentaciones multimedia. Con un precio muy alto: el Samsung Galaxy Note 2 es poco manejable, siendo molesto de utilizar con una mano durante mucho tiempo. Y, aunque pudiera parecer lo contrario, ambos pesan casi igual, yéndose a una media de 180 gramos.

Aunque los dos terminales se construyen en plástico, en el Nokia Lumia 920 este tiene un mejor acabado, disponiendo de un diseño que enamora a simple vista. Aunque resulta demasiado grueso, con unas líneas suavizadas que se adaptan bien a la mano. El Samsung Galaxy Note 2 adapta su cuerpo para envolver la pantalla, minimizando los marcos y la superficie de plástico para ofrecer una pantalla resistente y con gran sensación al tacto. Aunque para resistente la pantalla del Nokia Lumia 920, siendo una de las más seguras que hemos probado. Con un añadido: su tecnología hace que sea capaz de reaccionar a casi cualquier objeto, incluso guantes normales o cuchillos. Aunque, curiosamente, no reacciona con el S Pen.

Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 2 y el Nokia Lumia 920

Ya que hemos hablado del stylus del phablet, sigamos un poco con él. Uno de los mayores atractivos del Samsung Galaxy Note 2 es su lápiz táctil, con el que podremos desenvolvernos en el terminal además de ejecutar numerosas aplicaciones y dibujar sobre ellas. Esto es muy atractivo al principio, pero acabamos por no usarlo, siendo un añadido de software que siempre tendremos en el teléfono. Y Samsung es algo exagerada en esto, cargando su móvil con un buen puñado de software que luego no usaremos. Aunque sus 2 GB de RAM aseguran una carga permanente de TouchWiz sin que se ralentice el uso, disponiendo de un procesador a cuatro núcleos y 1,6 gHz. El Nokia Lumia 920 no posee lápiz ni interfaz propia (esta última es una de las pegas de Windows Phone 8), teniendo la mitad de procesador y de núcleos (a 1,5 gHz). Pero esto no lo hace más lento o fluido, ganando en casi todos los puntos a su contrincante. Esto se nota a la hora de movernos entre las aplicaciones o arrancarlas, siendo aplicable al uso del segundo plano. Android y Windows Phone se diferencian mucho en este punto: el primero ejecuta un segundo plano real con una máquina virtual sobre la que arrancan las apps, lastrando el rendimiento. Windows Phone ofrece un segundo plano mucho más limitado, pero, por contra, su optimización de sistema y ejecución de código nativo se notan en todo momento, consiguiendo que móviles como el Nokia Lumia 920 se muevan como la seda. Obviamente, esto no convierte al móvil de Nokia en mejor partido, dado que Samsung ofrece mayor personalización y apps. Pero siempre es un dato a tener en cuenta.

Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 2 y el Nokia Lumia 920

En cuestión de aplicaciones, tenemos un buen montón de ellas exclusivas en el Nokia Lumia 920, con un abanico de opciones alto sin ser extenso. Destaca su navegador GPS con mapas offline y la calidad de Nokia, siendo un punto muy atractivo. En el Samsung Galaxy Note 2 dispondremos de un buen montón de gestos y acciones añadidas con el S Pen, además del aspecto de TouchWiz y el atractivo de sus widgets. Como aplicaciones puras y duras tampoco tenemos demasiadas opciones, aunque sí una Google Play Store que es más amplia y con mayor calidad que Windows Phone Store. Aunque el Nokia Lumia 920 posee Office completo de serie y Xbox, algo a tener muy en cuenta por los que usan estos servicios.

En el plano de la cámara, que es donde más se distingue al Nokia Lumia 920, podemos decir que esta es superior en la toma de vídeos y fotografías, obteniendo grandes resultados de forma general. Sobre todo en situaciones de baja luz, donde el sensor con estabilizador mecánico de Nokia se luce de lo lindo (aunque hay que tener en cuenta el pulso: las fotos se mueven con facilidad). Los vídeos se graban suaves y sin los movimientos de cámara que sí se aprecian en el Samsung Galaxy Note 2 donde, por norma general, tampoco se obtiene mucho peor resultado. La interfaz de cámara es mucho más completa que la de su adversario además de disponer de mayores opciones, teniendo activación por voz o un modo ráfaga espectacular. Por contra, en el Nokia Lumia 920 nos encontramos con una gran baza: el botón exclusivo de cámara con doble posición, lo que ayuda enormemente a facilitar la capturas de fotos y vídeos. No hemos de olvidar una cosa: es muy complicado hacer fotos con el Samsung Galaxy Note 2, siendo un móvil que, por su envergadura, no resulta manejable en este campo.

Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 2 y el Nokia Lumia 920

Reiteramos vuestra impresión: no son móviles muy comparables. Pero, ¿a que después de leer esto pensáis de forma contraria? Como para todo hay gustos, y nosotros somos objetivos, habrá quien prefiera el estilo de Nokia antes del de Samsung. Y como aún no podemos disfrutar de un Nokia con Android, a pesar de que muchos lo habéis pedido, pues hemos de “conformarnos” con usarlo dentro de Windows Phone. Comparándolo con el Samsung Galaxy Note 2, podemos decir que este le gana en multimedia, versatilidad y personalización, pero el Nokia puede superarle en muchos otros aspectos. Y si tenéis opción de probarlos, os lo recomendamos.

Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 2 y el Nokia Lumia 920

Tabla comparativa entre el Nokia Lumia 920 vs Samsung Galaxy Note 2

Nokia Lumia 920
SAMSUNG GALAXY NOTE 2NOKIA LUMIA 920
POTENCIA
ProcesadorExynos Quad-core 1.6 GHz Cortex-A9Qualcomm MSM8960 Snapdragon de 2 núcleos a 1,5 Ghz
RAM2 GB1 GB
GPUPowerVR SGX 543MP3Adreno 225
Almacenamiento16/32/64 GB + microSD32 GB
MULTIMEDIA
PantallaSuper AMOLED 5.5″ 1280×720 píxeles4.5 pulgadas LCD IPS 768×1280 píxeles
Cámara trasera8 Megapíxeles, autofocus, flash LED, grabación 1080p@30fps…8,7 Megapíxeles PureView, autofocus, estabilizador mecánico, doble flash LED, grabación 1080p@30fps…
Cámara delantera1.9 Megapíxeles, grabación 720p@30fps1,3 con grabación 720p
CONECTIVIDAD
Redes móvilesHSDPA a 21 Mbps; HSUPA a 5.76 Mbps (variante LTE disponible)GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 y HSDPA 850 / 900 / 1900 / 2100 y LTE
WifiWi-Fi 802.11 a/b/g/n, DLNA, Wi-Fi Direct, Wi-Fi hotspotWi-Fi 802.11 a/b/g/n, doble banda, Wi-Fi hotspot
GPSGPS con A-GPS y soporte GLONASSGPS con A-GPS y soporte GLONASS
OtrosGiroscopio, brújula, acelerómetro, Bluetooth 4.0, Radio FM, NFC…Giroscopio, brújula, acelerómetro, Bluetooth 3.1, NFC…
SISTEMA OPERATIVOAndroid 4.1.2 Jelly BeanWindows Phone 8
BATERÍA3100 mAh2000 mAh
PESO Y TAMAÑO151.1 x 80.5 x 9.4 mm y 183 gr130.3×70.8×10.7 mm y 185 gr

Comparativa en vídeo HD

No hay mejor manera de comparar dos terminales tan diferentes en un principio que enfrentándolos a través del vídeo, viendo así de un vistazo cuáles son sus diferencias de diseño, dimensiones, en que se distinguen a nivel de funcionamiento y cómo se comportan en la la mano. Y claro, no íbamos a dejar escapar la oportunidad de analizar en una comparación grabada al Samsung Galaxy Note 2 con el Nokia Lumia 920, siendo un vídeo concluyente y significativo. Como ya hemos dicho anteriormente, son dos terminales dirigidos a dos tipos de usuarios diferentes, pero eso no quita el hecho de que, situándose al mismo precio, tengan también cosas es común. Y es digno de ver.

Seguramente se nos achaque la escasa similitud entre los dos teléfonos móviles, y no deja de ser cierta. Uno con Windows Phone 8 y el otro con Android Jelly Bean 4.1. El Nokia Lumia 920 con un diseño robusto y arriesgado mientras que el Samsung Galaxy Note 2 apuesta por las funcionalidades añadidas. Pantalla de 4.5 pulgadas frente a unas inmensas 5.5 pulgadas. ¿Realmente tienen algo de parecido? Pues sí: pertenecer a la gama alta de su segmento, ofrecen la mejor experiencia de su sistema operativo y tienen un precio que actualmente ronda el mismo nivel, razones que pueden desorientar a un usuario si se decanta por un smartphone de sus características. ¿Cuál decidir? Bien, se podría pensar que, al ser una página de Android, vamos a recomendar el Samsung, y es cierto. Pero no por favoritismo, sino porque creemos que ofrece un mayor rango de posibilidades al usuario, teniendo la opción de personalizarse y con dos tiendas de aplicaciones a su alcance que apabullan a la Windows Phone Store. Pero no nos engañemos: el Nokia Lumia 920 funciona más fluido y con mayor rapidez en términos generales, siendo más estable y sin que la pesadez de su interfaz lastre su funcionamiento. Además de que su cámara es excelente en fotos y en vídeo, siendo más recomendada para los amantes de la fotografía.

Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 2 y el Nokia Lumia 920

El Nokia Lumia 920 es bastante más manejable que el Samsung Galaxy Note 2, que se hace demasiado grande para un uso habitual. Aunque es evidente que este último ofrece el atractivo del S Pen, siendo perfecto para aquellos que anotan o dibujan sobre la pantalla. También hay que destacar la capacidad multimedia del Android, ofreciendo una gran superficie para jugar o ver vídeos, obteniendo la mejor experiencia posible. Y la capacidad de su batería (3100 mAh frente a 2000 mAh), consiguiendo que la duración del Samsung pueda duplicarse en condiciones de escaso uso. Aunque hay algo en lo que Windows Phone, de la mano de Lumia, le da un pequeño baño: en la posibilidad de descargar los mapas y el navegador GPS de forma gratuita al teléfono, siendo una auténtica ventaja. También se dobla la capacidad de almacenamiento, aunque no tenemos ni SD Card ni batería extraíble, algo que si posee el Note 2. Como suele ocurrir, todo es un balance de opciones, siendo algunas más aptas para un usuario concreto que otras.

Como sucede en toda batalla, es el comportamiento global el que da la victoria, creyendo que esta corresponde al Samsung Galaxy Note 2. Aunque no os dejéis engañar: el Nokia Lumia 920 tampoco se queda muy atrás, siendo superior en muchos aspectos. Además de que su diseño es realmente atractivo, unido a una muy buena cámara. ¿Qué os parece a vosotros?

3 comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here