Está claro que el mercado de los dispositivos móviles compatibles con Android (y con Android, que ahí está Android Wear) está más efervescente que una botella de gaseosa recién abierta, teniendo claras muestras de que el futuro más inmediato pasa por los gadgets que se visten y se emparejan con nuestro teléfono para añadir un uso más directo sin el “engorro” de tener que sacarlo del bolsillo. A la fiesta de los smartwatch se sumó ayer Asus con su curioso Asus ZenWatch, por lo que Sony no podía dejar escapar la oportunidad de “sorprender” a su público renovando la gama Sony SmartWatch con un nuevo dispositivo. Y no sólo eso: también renovó al mismo tiempo su incursión en las pulseras a lo Fitbit.

Sony SmartWatch 3 y SmartBand Talk, nuevos dispositivos de muñeca

Sony SmartWatch 3 y Sony SmartBand Talk, así se llaman las nuevas criaturas. Pensadas para ir ancladas a nuestras muñecas y abrazando por fin a Android Wear en lo que respecta a los relojes inteligentes, los japoneses no han tardado ni seis meses en finiquitar su anterior reloj y pulsera cuantificadora, lanzando al Sony SmartWatch 2 y a la Sony SmartBand que ya vimos en el MWC 2014 directamente al cajón de los trastos viejos. Y esto es especialmente notorio si nos atenemos a las funciones y al aspecto de los renovados dispositivos, porque cambian completamente.

Sony SmartWatch 3 y SmartBand Talk, nuevos dispositivos de muñeca

Si empezamos con el reloj, el Sony SmartWatch 3, vemos que la cuarta generación de relojes inteligentes se ha pasado directamente a la tendencia con Android Wear, ofreciendo idénticas sensaciones y aspecto de interfaz a las que podemos ver en el resto de competidores (LG G Watch, Motorola Moto 360, Samsung Gear Live…) y optando por una característica física que no nos acaba de convencer: el Sony SmartWatch 3 no dispone de correas universales intercambiables, optando por un sistema propio donde el reloj va encajado dentro de la parte central de la correa. Obviamente, existirán distintas correas intercambiables, pero deberemos pasar obligatoriamente por Sony. Además, este reloj opta por una conexión micro USB directa en la base para cargar el dispositivo, con el riesgo y la incomodidad que conlleva esto. Fuera de aquí, las características son bastante parejas al resto de Android Wear:

  • Pantalla de 1,63 pulgadas TFT LCD (320×320 píxeles).
  • Procesador Snapdragon 400 a 1,2 GHz.
  • 512 MB de RAM.
  • 4 GB de almacenamiento interno.
  • Certificación contra agua y polvo IP683.
  • Sensor GPS.
  • Correas intercambiables propias de Sony.

Sony SmartWatch 3 y SmartBand Talk, nuevos dispositivos de muñeca

Y seguimos con la Sony SmartBand Talk, una pulsera deportiva que va un paso más allá del mero hecho de capturar nuestros pasos y calorías mostrando las notificaciones del teléfono en la muñeca. Con una pantalla de tinta electrónica que nos ha parecido curiosa y atractiva a la vez, esta pulsera nos mostrará los datos en su pantalla de 1,4 pulgadas capturando desde la longitud recorrida a los metros ascendidos (incluye altímetro), permitiendo que nos comuniquemos con el teléfono gracias al micrófono y altavoz integrados (de ahí el añadido de “Talk”). Según Sony, será posible responder una llamada mientras estemos practicando deporte, por ejemplo, disponiendo de sonido en calidad HD. Todo en un dispositivo que posee certificación IP68 contra el polvo y el agua y opción de utilizar correas intercambiables vendidas por Sony. Con lo que se podrá adaptar la Sony SmartBand Talk al estilo y color de la ropa que llevemos.

Hablando de disponibilidad y de precios, el Sony SmartWatch 3 estará en las tiendas este mismo mes de octubre, teniendo un coste que debería de rondar los 250 euros. En cuanto a la pulsera Sony SmartBand Talk, tendría la misma fecha de salida que el reloj inteligente, manteniendo el listón del precio unos 100 euros por debajo: en torno a los 150.

Sin comentarios

Deja una respuesta