Nos gusta pensar que los análisis y comparativas que hacemos en el blog ayudan a usuarios de android a decidirse por un móvil u otro de una forma más o menos directa. Parte de eso se hace leyendo vuestros comentarios y respondiéndolos así como atendiendo peticiones.

Hoy estamos ante una de estas y es que tras el análisis del Motorola Moto X 2014 varios nos habéis pedido que hiciéramos una comparativa con el Moto G 2014. Son dos terminales de gamas muy diferentes y separados por mucho dinero. De hecho el Moto X cuesta entre dos y tres veces más que el Moto G.

Motorola Moto G vs Motorola Moto X: parecidos y diferencias

Sin embargo hemos tomado esto como un reto y hemos decidido hacer una comparativa centrándonos en los parecidos y las diferencias de ambos terminales.

Vídeo análisis Motorola Moto G vs Motorola Moto X

En este vídeo os contamos qué es lo que nos parece más destacable al enfrentar a estos dos modelos durante unas semanas:

Calidad de los materiales

Desde que Google comprara Motorola los terminales de esta marca se han caracterizado por unos acabados más que correctos. Es cierto que hablamos de las versiones internacionales ya que en Estados Unidos y algunos países de latinoamérica hay dispositivos que no hemos probado.

Calidad de los materiales

Tanto el Moto G como el Moto X son smartphones bien acabados pero este es uno de esos aspectos en los que la diferencia de precio se nota. El Moto G tiene un acabado en plástico que nos gusta mucho, mejora el de su predecesor pero se queda muy lejos del metal y madera del Moto X que por otra parte tiene el inconveniente de que parece menos resistente. Algunos usuarios han comentado que sus Moto X de bambú no resisten bien el paso del tiempo.

Peso y dimensiones

Peso y dimensiones

Motorola ha apostado en las revisiones de este año de sus dos terminales por aumentar las dimensiones para poder subir el tamaño de la diagonal, algo que muchos usuarios demandaban.

El Moto G aumenta sus cifras hasta los 141.5 x 70.7 siendo lo más destacable su grosor de 11 mm. El Moto X tiene unas dimensiones de 140.8 x 72.4 x 10 mm, lo cual llama la atención por tener una mayor diagonal de pantalla. El peso del gama media es de 149 gramos mientras que el del Moto X se planta en los 144.

Llamativo que no haya mucha diferencia en la práctica ya que en la realidad sí que parece mucho más cómodo de usar el Moto X, quizás porque su mayor tamaño haga parecer al móvil más equilibrado, tanto en dimensiones como en peso.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

El chipset del Moto G es el mismo de la generación anterior, un Snapdragon 400 a 1.2 GHz con cuatro núcleos y también será la misma la RAM, 1 GB.

Uno de los aspectos a tener en cuenta del Moto G es que tiene dos versiones según almacenamiento, una de 8 GB y otra de 16 GB aunque ambas tienen ranura para tarjetas microSD de hasta 32 GB. Es importante esto porque en el modelo de 8 GB tendremos disponibles 4.9 GB para el usuario.

El Moto X por el contrario ha aumentado su potencia al implementar un Snapdragon 801 a 2.5 GHz manteniendo eso sí la memoria RAM en 2 GB. La memoria interna es de 16 ó 32 GB pero no tiene opción para ranuras microSD.

Motorola Moto G vs Motorola Moto X: parecidos y diferencias

Más allá de la potencia tenemos que destacar que el Moto X es 4G mientras que el Moto G se debe conformar con la tecnología 3G. En contraposición el más económico de los Motorola tiene radio FM mientras que el más caro no aunque en el caso del chip NFC es al revés.

En el día a día nos ha resultado más útil la radio del Motorola que el NFC del Moto X pero a la hora de usar juegos como Asphalt 8 o intentar tener múltiples apps abiertas a la vez hemos visto que la diferencia de potencia es notoria. La cuestión es si lo es lo suficiente como para justificar el incremento de precio.

Pantalla

Pantalla

Dos paneles diferentes. AMOLED y LCD. La diferencia es sustancial.

El Motorola Moto G tiene una pantalla de 5 pulgadas con una resolución de 1280×720 píxeles que nos aprece algo corta pero muy correcta para el precio del terminal. Dispone de un panel IPS que hace que en exteriores la visibilidad sea aceptable, siempre usando un brillo alto, y si bien es aceptable palidece al lado del Moto X.

El Moto X se va a las 5.2 pulgadas con resolución 1920×1080 ganando en nitidez pero sobre todo en color ya que la tecnología elegida por Motorola es AMOLED y eso, sobre todo en exteriores, se nota. Hubiéramos esperado que el Moto G se viera mejor pero no ha sido así.

Por otro lado la tecnología del Moto X le permite usar los píxeles de forma independiente por lo que Active Display consumirá mucha menos batería que en el Moto G cuando esté disponible para este en Android 5.0 Lollipop.

Cámara

Cámara

Texto

Autonomía

Autonomía

En las pruebas que hemos realizado al Moto X hemos obtenido una autonomía de un día con unas tres horas de pantalla aunque cuando aumentamos esta última cifra a entre cuatro y cinco horas no llegaremos al día alejados del cargador.

El Moto G tiene una mejor autonomía, seguramente por su hardware de menor consumo y potencia. Con él llegamos a las cinco horas de pantalla y 24 de autonomía aproximadamente, usando eso sí, 3G mayormente. Si optamos por un uso intensivo de Wifi nos vamos a las mismas horas de pantalla pero podríamos duplicar la autonomía total.

Siempre recalcamos que el estudio de la autonomía depende de muchos factores como cobertura, brillo de pantalla, operadora, tecnología y más pero en este caso podemos decir claramente que hemos obtenido mejor resultado con el Moto G que con el Moto X.

Interfaz

Interfaz

Si queremos una experiencia Android sin adulterar estamos ante dos grandes opciones. Tanto el Moto G como el Moto X nos la darán sin aspavientos y con una fluidez fuera de la media. Ambos tienen una experiencia casi calcada a la de los Nexus con el añadido de algunas apps que varían de un móvil a otro.

Ambos dispositivos tienen las apps Connect para interactuar con accesorios como el Moto 360, Migración para pasar nuestros mensajes, contactos, fotos o registro de llamadas de un móvil a otro, Alert, una app capaz de sincronizar contactos para mantenerles informados de la ubicación, enviar mensajes de emergencia y Ayuda, para resolver dudas sobre el smartphone incluso llamando por teléfono a Motorola.

Además el Moto X tiene Moto, la aplicación que nos ayudará a configurar el asistente de voz del móvil y el Moto G tiene FM Radio, para poder usar el chip de radio FM del móvil.

Aspectos distintivos

Aspectos distintivos

Aquí tendríamos que dar por claro ganador al Moto X y es que el Moto G es un terminal con un enfoque diferente que no busca diferenciarse por prestaciones únicas como el acabado de madera de su hermano mayor o los comandos por voz. Aunque hemos de advertir que extrañamente el Moto G viene con radio FM pero no el Moto X.

Sí que parece que con Android 5.0 Lollipop el Moto G obtendrá la opción de Active Display del Moto X que nos permite ver las notificaciones en la pantalla de bloqueo. El problema es que el panel AMOLED del Moto X hace que esto no signifique un gran gasto de autonomía pero el LCD del Moto G sí que aumentará el gasto.

Por prestaciones, obviamente, nos quedamos con el Moto X.

Benchmarks

Test Benchmarks

Tal y como hemos visto en el apartado de potencia y prestaciones estos dos móviles no son precisamente clones. Esto también se ve en los test de benchmarks. En la imagen superior vemos los resultados que nos ha dado el Motorola Moto X, un tope de gama que lo demuestra.

En Quadrant obtenemos una puntuación de 22150 mientras que en Antutu logramos una cifra de 44897 puntos. Esto dista de las puntuaciones del Moto G que vemos en la imagen inferior.

benchmarks

En Quadrant el resultado es de 8951 puntos y en Antutu hemos obtenido una puntuación de 18234 puntos. Como vemos la diferencia es significativa y es cierto que se nota cuando usamos juegos realmente potentes pero en el día a día, para las tareas normales la diferencia no es ni por asombro las que sugieren los números.

Lo mejor del Motorola Moto G 2014

El terminal de gama media de Motorola es una de las mejores referencias en relación calidad-precio de todo el mercado Android, si no la mejor.

Además de eso su batería, aunque no es como la de su antecesor, es más que válida y claramente superior al Moto X que se ve penalizado por las funciones añadidas.

Lo mejor del Motorola Moto X 2014

El Moto X es un smartphone que ha buscado ser rival directo de competidores de su misma gama y en muchos aspectos lo ha logrado. Comparado con su hermano pequeño es claramente superior en casi todo, quizás con la excepción de la batería, pero eso implica un precio que casi triplica el del Moto G.

Lo que más nos ha gustado del Moto X 2014 es su acabado y su equilibrio, así como la fluidez del sistema que une la potencia del hardware al buen hacer de Motorola.

Conclusión

Conclusión

La conclusión de este artículo no va a ser decir cual de los dos es mejor porque es obvio que el Moto X debe ser más interesante, al fin y al cabo es del mismo fabricante y cuesta bastante más.

Hemos de decir que pese a que el Moto X es mejor móvil el Moto G nos parece un terminal mucho más equilibrado en relación calidad precio y si bien no tiene la calidad de acabados del Moto X o sus prestaciones de escucha activa o Active Display sí que tiene dos aspectos que si bien son más simples el usuario valora mucho más: radio FM y una mejor batería. No es tan baladí como podría pensarse.

Si lo que valoramos son aspectos como la pantalla, la potencia o la calidad de la cámara es obvio que tenemos que quedarnos con el hermano mayor. Para todo lo demás, Moto G.

1 comentario

  1. Precisamente la gracia de las comparativas es que haya diferencias, muy buena! Yo me quedaría con el moto g ya que el moto x flojea en aspectos como la batería o la pantalla, para el precio que tiene, claro. Por cierto a ver si hacéis una bemoob tv que ya va tocando, y se echan de menos jejejeje

Deja una respuesta