Cuanto más buceamos en Android más sorpresas nos llevamos de hasta dónde llega. Y aquí tenéis los 8 usos que más nos han llamado la atención últimamente.

¿Qué podemos decir de Android que no hayamos dicho ya? Resulta extremadamente difícil responder a esta pregunta siendo el que responde un blog sobre Android: a menudo tenemos que estrujarnos la cabeza para conseguir temas frescos de los que hablar. Y es que Android está en todas partes y posee usos que no creeríamos, teniendo tal abanico de opciones que a menudo es difícil hablar de algo desconocido. Por eso hemos reunido dentro de este post ocho usos realmente extraños de Android, tratando con ello de calmar nuestra curiosidad y, de paso, llenar un artículo en el que no sabíamos qué escribir. ¡Combo!

Hemos visto Android en casi cualquier cacharro imaginable. En lavadoras, microondas, se han enviado móviles Android al espacio (y eso que el Space Grey del iPhone ya lo pedía), tenemos robots controlados a su vez por nuestro robot verde… Lo de Android es el don de la ubicuidad aplicado al software para móviles, encontrando auténticas curiosidades si se busca bien. Y como ya hemos buscado por vosotros, sólo tenéis que disfrutar con la selección. Os va a dejar sin palabras.

Android como vibrador

BlueMotion

Lo de las aplicaciones que vibran con diferente intensidad para estimular según qué partes corporales están pasadas de moda: ahora lo que se lleva es utilizar el móvil como mando a distancia del vibrador. Y aquí tenemos al BlueMotion: un dildo controlado desde Android (también iOS) gracias a la pertinente aplicación. El futuro era esto, estaba claro.

La tetera geek

La tetera geek

Somos más de café, pero la iKetlle tiene su rollo. ¿Controlar la tetera desde el teléfono móvil? Pues sí, para esos fanáticos que quieren servirse un Earl Grey según entran por la puerta a las 4:49 PM. La tetera en sí es una chulada, pero no sabemos si realmente compensa su precio. Aunque hacer hervir el agua desde nuestro móvil nos tienta mucho.

El iPhone 6 con Android

El iPhone 6 con Android

No es una novedad que existan clones de otros móviles que incluyan un sistema operativo ajeno, pero el nivel de semejanza y de copia del V Phone I6 es tal, que bien podría pasar por un iPhone 6. Hasta que tratemos de cambiarle el launcher, claro. ¡Y por algo menos de 200 euros!

El Nokia Lumia 1020 clonado

Clon Lumia 1020
Imagen de All About Windows Phone

Que Apple no es la única que ve cómo su móvil estrella pisa la acera de Android en forma de clon fusilado, aquí tenéis la prueba: un Nokia Lumia 1020 con el sistema operativo de Google. Con su tapa para que podamos cambiar la batería, un flash LED escondido en el original de Xenón, espacio para SD… Y un precio aproximado de 30 euros. Increíble.

Váter geek japonés controlado por app

Váter geek japonés controlado por app

¿Que no os parece suficiente tener una aplicación con la que controlar el vibrador? Pues aquí tenéis un uso aún más extravagante: utilizar Android para controlar la taza del váter. Ya sabéis que los japoneses usan “tronos” cargados de tecnología, por lo que tampoco resulta tan extraño poder usar un Android para activar la calefacción de la taza, transmitir música a los altavoces del retrete (sí, también tiene sonido) o, lo más increíble, podremos activar los chorros de agua con los botones de la app. Que alguien nos regale un váter de éstos, por favor…

Cepíllate bien los dientes

Cepíllate bien los dientes

No son los cepillos de dientes más económicos, pero, si queréis tener las muelas más limpias que una billetera en rebajas, Oral B os lo pena fácil con su línea de cepillos compatible con smartphones. Así, y mediante su app, sabréis en tiempo real cómo de bien os estáis cepillando, disponiendo de sensores de presión para que así resulte más sencillo mantener a salvo las encías. Quizá no valgan su precio, pero los geeks también queremos tecnología en nuestros dientes.

Vigila el sueño de tu bebé

Vigila el sueño de tu bebé

Todos tenemos en mente el típico Walkie-Talkie (qué término tan clásico y pasado de moda) que usan los padres para vigilar el sueño de los bebés. Pero ¿sabíais que podéis utilizar el móvil para eso? Activar el smartphone y que el teléfono avise si capta el llanto del niño. Incluso hay una función de este tipo integrada en determinados Samsung Galaxy.

La pelota de baloncesto geek

La pelota de baloncesto geek

Los sensores deportivos son de lo más común actualmente: a nadie le sorprende que controlemos nuestras carreras a pie o en bicicleta, por poner dos ejemplos. Pero ¿una pelota de baloncesto que se conecta al móvil por Bluetooth para chivarnos cuánto nos parecemos a Pau Gasol? Existe, se llama 94Fifty y vale 250 euros. Y ojo: viene con su red inteligente a juego.

¿Qué os han parecido estas curiosidades? ¿Las conocíais todas? Son una demostración palpable de hasta dónde puede llegar el ingenio humano. Aunque estamos seguros de que hay muchos más gadgets, apps y usos extraños. ¿Tenéis alguno que no hayamos reflejado? ¡Comentadlo!

Sin comentarios

Deja una respuesta