De entre todas las tecnologías que se han ido añadiendo a los teléfonos móviles, pocas han sido tan controvertidas como el NFC. Llamada a ser la solución en pagos del futuro (que aún estamos esperando) y con un nivel tal de posibilidades que muchos no sabríamos ni cómo utilizar, es precisamente en este segundo punto donde la mayoría se pierde a la hora de sacarle partido a esta conexión de contacto. Pero hoy vamos a arrojar algo de luz al asunto: programaremos acciones por NFC que os resultarán tremendamente prácticas para vuestro día a día. Y seguro que así os adentraréis un poco más en esta conexión tan particular, pudiendo cambiar la manera en la que interactuáis con vuestro móvil. Suena muy pretencioso, pero seguro que os sorprendemos.

Acciones imprescindibles que todos deberíamos programar con el NFC

Antes que nada, es evidente que vais a necesitar unas cuantas cosas. La primera es, obviamente, un móvil o tablet que disponga de conexión NFC. Los de gama media y superior suelen traerlo por defecto, encontrando muchos dispositivos inferiores que también apuestan por ella. ¿Cómo saber si el vuestro tiene NFC? Basta con entrar en ajustes/conexiones inalámbricas y comprobar si allí aparece S Beam o la comunicación por contacto. Hay que tener el NFC activo y contar con etiquetas programables (no cuestan mucho, pero hay que fijarse en su capacidad: mejor cuanto mayor sea), debiendo utilizar apps para interactuar con ellas. La que nosotros utilizaremos será Trigger. Además, os recomendamos que pongáis las etiquetas en los lugares donde acostumbréis a dejar vuestro dispositivo Android.

Trigger
Price: Free+

Encender el WiFi al llegar a casa o al trabajo

Acciones imprescindibles que todos deberíamos programar con el NFC

Parece una aplicación muy básica para el NFC y una tontería, pero no sabéis el engorro que os podéis ahorrar programando algo tan básico. ¿Que llegáis a un lugar concreto en el que os conectáis con WiFi? Apoyad el móvil sobre la etiqueta NFC y olvidad los gastos extra de tarifa.

Para crear esta acción basta con acceder a Trigger y en el “+” para añadir una acción; pulsamos en el “+” y seleccionamos de activador el NFC; pulsamos sobre siguiente y en hecho, Siguiente de nuevo, en la pestaña “Tarea“, añadimos con el “+” la acción “Apagar/Encender WiFi“, pulsamos en siguiente y dejamos la opción “Activar“. Concluimos y, por último, grabamos la acción sobre nuestra etiqueta NFC. A partir de este momento, cada vez que coloquemos el móvil sobre dicha etiqueta encenderemos la conexión WiFi.

Activar el Bluetooth al llegar al coche

Acciones imprescindibles que todos deberíamos programar con el NFC

Otro de los usos clásicos de las etiquetas NFC. Al disponer de modelos adhesivos, y siendo lo suficientemente económicas como para repartirlas por los lugares clave, podremos activar el Bluetooth para que así el móvil se conecte al audio del coche. Y esta vez programaremos una acción más completa, desactivándose automáticamente dicho Bluetooth cuando salgamos del área de la radio.

Abrimos Trigger y repetimos el proceso anterior. Click en el “+”, NFC y, en la siguiente pantalla, también en el “+”. Añadimos una restricción para que no conmute si el Bluetooth ya estaba encendido pulsando sobre la activación de Bluetooth y marcando la casilla “Está desconectado” y pulsamos en Hecho. Ahora, añadimos una nueva restricción con “+”, vamos hasta Bluetooth, pulsamos “Cuando me desconecte de…” y seleccionamos el dispositivo Bluetooth que corresponda con la radio del coche (así se apagará la conexión por sí sola). Siguiente, hecho, siguiente y añadimos Tarea. Pulsamos sobre encender o apagar el Bluetooth y conmutamos la tarea. Terminamos y grabamos la etiqueta. Con sólo pasar el móvil por NFC recién grabado activaremos el Bluetooth en el caso de que no estuviera ya activo, se conectará a la radio y, cuando salgamos del coche, el Bluetooth se apagará automáticamente. Mágico.

Activar/desactivar el modo avión

Acciones imprescindibles que todos deberíamos programar con el NFC

Terriblemente práctico para los que tomamos la costumbre de desconectar completamente nuestro móvil por la noche, con esta acción activaremos o desactivaremos el modo avión con sólo pasar el teléfono por la etiqueta NFC. Además, aplicaremos un seguro en el caso de que se nos olvide: el modo avión se activará solo cuando pase de cierta hora entre semana. Práctico ¿a que sí?

Empecemos. Abrimos Trigger, “+” dos veces y añadimos activadores. NFC, pasamos de restricciones y pulsamos en hecho. Añadimos un nuevo activador para que el modo avión salte solo tras una hora: pulsamos en Hora (hace falta versión Pro, aunque podréis probarla haciendo login con vuestra cuenta de Google+) y seleccionamos la hora a la que debe saltar eliminando los días en los que solemos “despendolarnos”. Activamos la restricción del avión en la pantalla siguiente junto con “Está desconectado” y marcamos hecho. Siguiente y añadimos Tarea. Sólo tendremos que ir hasta “Experimental” y activar el Modo avión. Esta función sólo es compatible con ROOT, por lo que puede que tengáis que activar el apagado de cada una de las conexiones. Por último, configuráis la acción como “Conmutar” y grabáis la etiqueta NFC. Un inconveniente es que no podréis activar el NFC si estáis en modo avión (desconecta todas las conexiones), por lo que es recomendable marcar el apagado una a una (redes móviles, WiFi, Bluetooth…) dejando activo el NFC. También hay mods siendo ROOT que permiten mantener activo el NFC con el modo avión.

Despertar seguro y a la primera

Acciones imprescindibles que todos deberíamos programar con el NFC

¿Os cuesta levantaros de la cama? ¿Apagáis el despertador inconscientemente y seguís durmiendo? Si queréis cortar este problema de raíz, yo os recomiendo el uso de “Dormir como Android” (Sleep as Android) junto a una etiqueta NFC. Es una aplicación gratis en la descarga que dispone de compras dentro de la app, siendo el mejor despertador que hay actualmente en la Play Store. Dispone de multitud de funciones, teniendo en el NFC a una de ellas. Para programarlo…

Añadid una nueva alarma, bajad hasta “Modo Captcha” y elegid “Etiqueta NFC“. Escanead vuestra etiqueta (no hace falta ni grabarla) y guardad la alarma activando el resto de ajustes que consideréis oportunos. Colocad la etiqueta fuera del área cercana a la cama para que os obligue a salir de entre las sábanas y listo: tendréis un despertador casi infalible.

¿Qué os han parecido estas acciones para programar con el NFC? prácticas, útiles y muy sencillas de implementar. Además de baratas: si os compráis unas cuantas etiquetas NFC podréis realizar un sinfín de acciones por muy poco dinero y con sólo pasar el móvil por la etiqueta grabada. ¿Lo utilizáis? Si la respuesta es afirmativa ¿qué acciones recomendáis?

2 comentarios

    • Algo gasta, es indudable, pero resulta poco apreciable. De hecho, en todos los terminales lo llevo activo y nunca he notado un gasto que pudiese notar (suelo llevar un medidor activo).

Deja una respuesta