Poco a poco los buques insignia de Samsung van poniéndose al día en cuanto a versiones de Android se refiere. No es el fabricante más rápido ni el más lento, pero qué duda cabe que la llegada de Lollipop ha causado problemas a muchos constructores del ecosistema de Google a causa de los errores contenidos en la primera liberación, corregida posteriormente con hasta dos actualizaciones menores. Tres si contamos con la 5.1 que ya ha asomado en los Android One. Ahora Samsung ha liberado finalmente la actualización a Android 5.0 Lollipop para su Samsung Galaxy Note 3 y pronto podréis tener vuestro Android vestido con un traje de Material Design y ajustes avanzados de gestión de energía. El cambio no os sentará nada mal.

Liberada la actualización a Lollipop del Samsung Galaxy Note 3

El Note 3 empieza a recibir ya la actualización a Lollipop y los primeros avisos llegan desde Inglaterra, Alemania, Polonia y Suiza, entre otros países europeos. El androide de piruletas ya está llegando a los Note 3 de media Europa, iniciándose así la actualización internacional que hará que Lollipop desembarque en nuestro país en un periodo que no debe superar las dos o tres semanas. Si tenemos suerte quizá la veamos antes de acabar febrero.

Con Lollipop el Galaxy Note 3, la versión chips Snapdragon al menos, tendrá a su disposición la gestión avanzada de batería que hará que su autonomía sea aún mayor, similar al servicio que Sony coloca en sus terminales, STAMINA, aunque menos avanzado. También llega la obligatoriedad de uso de la máquina virtual ART, garantizando menos consumo y más fluidez de las aplicaciones, aunque si ya la teníais activada manualmente en KitKat no notaréis una diferencia tan radical con respecto a la ya extinta Dalvik. Por no hablar de la nueva multitarea de Lollipop, claro.

Así pues, comenzamos la cuenta atrás para que Android 5.0 Lollipop se aviste en Europa y, por tanto, en España. Os avisaremos cuando así sea pero no dejéis de ir comprobando las nuevas versiones de software en vuestro Note 3, tal vez tengamos la sorpresa antes de lo que la esperamos.

Sin comentarios

Deja una respuesta