Traemos a nuestra mesa de Review el Meizu M3, un móvil Android bueno, bonito y barato que será perfecto para aquellos que sean, sobre todo, pragmáticos.

Meizu creó el año pasado dos terminales de gama media y baja que tuvieron muy buena aceptación entre los usuarios y también en ventas. Hablamos de los Meizu M2 Note y Meizu M2.

Este año, en el mes de abril, la empresa presentó sus sucesores, el Meizu M3 Note que analizamos hace unas semanas, y el Meizu M3, el terminal de gama más baja del catálogo del fabricante que se ha visto reforzado con la versión M3s que básicamente mejora por los acabados y la presencia del sensor de huellas.

Hoy analizamos el más barato de ellos, el Meizu M3, un smartphone de gran relación calidad precio que podemos encontrar por unos 120 euros en tiendas como igogo que es la que nos ha cedido esta unidad.

Vídeo análisis Meizu M3

Durante una semana hemos estado usando el Meizu M3 como móvil principal, con las limitaciones que eso implica:

Diseño y construcción: lo esperado en la gama baja

El Meizu M3 es un dispositivo de plástico, con un acabado brillante, en color blanco en la unidad que nos ha llegado, que queda bien tanto visualmente como al tacto pero que se aleja mucho de otros móviles de coste similar que apuestan por el metal y que dan una sensación más premium en la mano.

Meizu M3

Sin embargo tanto el diseño como el peso y las dimensiones están bien conseguidos y para ser el móvil de gama más baja del fabricante asiático creemos que no son un punto negativo.

Pese a todo no tenemos holguras y los botones físicos tienen un buen recorrido, tanto los laterales de encendido y volumen como el central en la zona inferior que al contrario de lo que nos pasaba en el Meizu M3 Note no que queda nunca trabado.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: muy justas pero válidas

La potencia de este modelo sobre el papel es elevada, un procesador de ocho núcleos a 1.5 GHz y 2 GB de RAM pero en el día a día hemos notado que se queda corto. No hemos tenido lags o cierres forzosos pero sí alguna espera a la hora de cargar aplicaciones y por supuesto en los juegos más exigentes los gráficos hemos tenido que bajarlos al mínimo.

Potencia y características: muy justas pero válidas

Claro que para un uso intenso quizá un usuario deba mirar otros smartphones porque a la hora de navegar, llamar, usar apps sociales o juegos casuales el móvil ha dado un buen servicio.

La memoria de 16 GB no se nos ha quedado corta porque no hemos instalado varios juegos que solemos probar y que ocupan varios GB aunque siempre podemos apoyarnos en la microSD.

Potencia y características: muy justas pero válidas

No nos esperábamos contar con Wifi dual band pero así ha sido, algo que se agradece, aunque echamos en falta no ya el NFC, que no esperábamos, sino la radio FM, algo que empieza a desaparecer incluso de los smartphones más económicos en algunos fabricantes.

Pantalla: bastante decente

Pantalla: bastante decente

La pantalla era uno de los aspectos que más preocupados nos tenían pero tras usarlo en la playa y en la piscina a pleno sol hemos visto como ha respondido muy bien. Además el tamaño y la resolución nos parecen muy validos para el coste del terminal.

Es cierto que esto ha implicado subir el brillo al máximo y el gasto energético es muy alto pero en ningún momento se ha vuelto inusable.

En los ajustes podremos cambiar la temperatura de color y el tamaño de letra del sistema pero poco más aunque es cierto que contamos con los típicos gestos para desbloquear el terminal con un doble toque o lanzar apps con la pantalla apagada.

Cámara: mejor de lo que creíamos

Cámara: mejor de lo que creíamos

La sorpresa ha venido al analizar la cámara que nos esperábamos peor aunque como es normal en Meizu el poner el ratio de aspecto de 4:3 a 16:9 supone pasar de hacer fotos a 13 Mpx a 3 Mpx, algo del todo lógico.

Las fotos de día salen bastante bien aunque el rango de color de las fotos en ocasiones es escaso, algo que no obstante nos esperábamos al ser este un móvil de gama baja.

La aplicación de Meizu sigue siendo una de las más sencillas de usar y hay que destacar la velocidad de las tomas aunque el enfoque en sí no es tan rápido, algo que hará que en ocasiones las fotos salgan desenfocadas.

Autonomía: aceptable pero mejorable

Autonomía: aceptable pero mejorable

Los 2870 mAh son una cifra bastante normal para el amperaje de una batería y eso nos ha dado unas cifras de uso convencionales, alejadas de los gama baja de otros fabricantes como Xiaomi.

La primera prueba de batería la hemos realizado jugando a Asphalt 8 para comprobar hasta donde podía mover los gráficos este móvil, usando WhatsApp y redes sociales como Twitter, siempre bajo cobertura Wifi y hemos navegado, descargado algún PDF y hecho fotos en cobertura 4G. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con 30 horas de autonomía total.

Meizu M3

La segunda prueba de batería ha sido casi exclusivamente en exteriores, usando el móvil con el brillo al máximo para hacer fotos, leer en Twitter, algún periódico online y apps de mensajería. Hemos llegado a las 2 horas y media de pantalla con 24 horas de autonomía total.

La tercera prueba de batería la hemos hecho viendo algunos vídeos, leyendo y usando redes sociales y con alguna llamada corta, mayormente en Wifi. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 30 horas de autonomía total.

Benchmarks

Benchmarks

Como era de esperar en un móvil de gama baja las cifras de benchmarks no son muy altas aunque el rendimiento en el día a día es aceptable para el precio que pagamos.

Hemos llegado a los 10085 puntos en Quadrant mientras que en Antutu hemos llegado a los 36607. Por último, en Geekbench 3 nos quedamos en los 675 con un núcleo y 2537 en cuatro.

Meizu M3

Interfaz y apps: Meizu y las notificaciones

Como siempre estamos ante un móvil con una marcada interfaz gráfica, Flyme, en su versión 5.1 que corre encima de la versión de Android de mismo número.

Los aspectos positivos son ya conocidos como la fluidez de los escritorios, la gestión con un sólo botón físico o la presencia de una multiarea muy intuitiva de manejar.

El problema es el de siempre en estas capas, una necesidad de configuración elevada para que nos lleguen las notificaciones de las aplicaciones en segundo plano que ha hecho que en más de una ocasión se nos haya pasado un WhatsApp o un correo electrónico ya que el sistema cierra la conexión de datos a algunas apps a no ser que le indiquemos lo contrario par ahorrar batería.

Meizu M3

Conclusión: esperábamos más

Siempre que analizamos en un móvil de Meizu creemos que vamos a tener ante nosotros un terminal que nos va a dejar un buen sabor de boca.

Este Meizu M3 no es un mal móvil y la cámara, el diseño o la pantalla nos han gustado pero es cierto que en el rango de precios que se mueve hay otras opciones con mejor batería o que no nos han dado problemas en las notificaciones.

A la hora de recomendar este modelo hay que mirar bien si nos compensa porque, aunque no es un mal terminal, sí que no es para cualquiera.

Sin comentarios

Deja una respuesta