Una vez al año los principales fabricantes de móviles crean un dispositivo llamado a ser único y librar las mayores batallas en un mercado muy competitivo, el de los smartphones, donde hay cientos de rivales, a diferentes niveles.

Quizás en la segunda mitad del año veamos una ligera revisión como pasó el año pasado pero sin duda el buque insignia de Xiaomi es el Xiaomi Mi 6 que hoy analizamos.

Es un terminal que ya en la presentación nos transmitió una idea intentar hacer el mejor móvil Android posible sin estridencias en el diseño o en las funcionalidades, salvo el guiño a la doble cámara con dos sensores, uno normal y otro pensado para los retratos, una idea claramente inspirada en Apple pero que se agradece poder usar con Android.

Comprar

Vídeo análisis Xiaomi Mi 6

Hemos estado varios días probando todas y cada una de las características de este modelo y nuestras impresiones son estas:

Diseño y construcción: la perla negra

Xiaomi es una marca que cuida mucho el diseño de sus móviles pero el Mi 5 supuso un cambio al subir un escalón con respecto a lo que había creado antes.

Xiaomi Mi 6: análisis en español y opiniones

El Xiaomi Mi 6 es continuista en ese sentido pero vuelve a dar esa sensación de piedra negra brillante de la que se habían alejado los Mi 5S. Recuerda de nuevo muy claramente al iPhone 7 en negro brillante.

No parece un móvil, sino un fluido elemento decorativo

En la mano nos da una sensación extraña, como si no fuera un móvil, sino un elemento decorativo muy fluido. No hay aristas, pesa lo suficiente como para llamar la atención pero no tanto como para molestar y además tiene cierta resistencia al agua, lo que hace que además de sumamente elegante sea práctico.

Xiaomi Mi 6: análisis en español y opiniones

A ello contribuyen sus dos caras de cristal unidas por un marco metálico que no obstante se funden en una sola pieza.

Los botones físicos no se mueven ni suenan y los hápticos, en los laterales del sensor de huellas frontal, se iluminan de forma simple ya que podemos cambiar la posición de los mismos. Incluso si queremos podemos apagar la retroiluminación de los mismos.

En la caja del terminal vemos dos elementos que no suelen estar incluidos en los móviles de Xiaomi, con alguna extraña excepción.

Xiaomi Mi 6: análisis en español y opiniones

Por un lado contamos con una funda translúcida de silicona, que se agradece ya que el móvil parece ser delicado. Además tenemos un adaptador de USB Tipo C a jack 3.5 mm para que podamos usar cualquier auricular normal que tengamos ya.

La primera es cómoda pero hace que no podamos disfrutar la estética de este modelo y el segundo simplemente tendremos que recordar cogerlo cuando vayamos a ponerlos los auriculares con cable, aunque quizás es más fácil dejarlos puestos en el conector 3.5 mm de los mismos.

Resumen de características

Potencia y características: al 99%, increíble

Xiaomi ha decidido, de nuevo, apostar por la configuración de hardware más avanzada. Usando un Snapdragon 835 y 6 GB de RAM DDR4 este modelo no puede ser otra cosa que la referencia en potencia. La versión que nosotros hemos analizado es la que tiene 64 GB de memoria interna y si bien este modelo no tiene microSD nos parece un problema menor a estas alturas, aunque para algunos pueda ser clave.

Potencia y características: al 99%, increíble

En el uso diario todo va rapidísimo y la RAM se nota especialmente. Ya se agradecían tener 4 GB pero los 6 GB de este modelo suponen un añadido que si bien no es imprescindible sí que se agradece. Otra cosa es que la gestión de la multitarea arrase con la batería.

Obviamente ninguna aplicación ha necesitado de más potencia de la que puede dar l móvil e incluso en las animaciones de test d benchmarks muy exigentes hemos visto cómo el desempeño era increíble.

Potencia y características: al 99%, increíble

Como siempre sucede, hablar de un móvil de gama alta de Xiaomi implica tener todo lo que buscamos. O casi. Está equipado con Wifi de doble banda, además de tener la configuración 2×2, lo que hace que la velocidad de conexión sea muy elevada. Tenemos de nuevo sensor de infrarrojos, algo que perdimos en el Mi 5S y que Xiaomi ha vuelto a montar en el Mi 6.

También está el chip NFC que junto con el sensor de huellas permiten el pago con móvil. Este sensor es del mismo tipo que el de los anteriores Mi 5 y Mi 5S, ultrasónico, aunque no hemos tenido ningún problema a la hora de usarlo y nos ha parecido muy rápido y efectivo.

Potencia y características: al 99%, increíble

Son pocos los móviles en los que tenemos que destacar el sonido pero el que el fabricante haya optado por implementar dos altavoces en el Mi 6 es digno de mención. El sonido es alto, claro y de calidad.

Es de agradecer encontrar todo esto en un móvil pequeño, de poco más de 5 pulgadas. Eso sí, no es perfecto y los aficionados a escuchar la radio FM la echarán de menos, del mismo modo que la carencia de la banda 800 Mhz podría ser un inconveniente para algunos usuarios.

Pantalla: muy buena sin buscar una nitidez extrema

Pantalla: muy buena sin buscar una nitidez extrema

La carrera por la resolución parece llevar unos años estancada en un máximo QHD aunque haya habido intentos de Sony por apostar por el 4K. Xiaomi no obstante se mantiene en los 1.920×1.080 px, lo que es suficiente para la diagonal de 5.15 pulgadas.

Más allá de la resolución hemos de destacar el brillo logrado por el panel, más de 600 nits, y lo bien que se ve incluso en plena luz del sol. Además el diseño del cristal hace que sea cómodo pasar el dedo por los bordes, salvo que tengamos la funda, pagando ese precio para aumentar la protección.

Pantalla: muy buena sin buscar una nitidez extrema

Eso sí, tener una pantalla tan pequeña ya no es para todo el mundo y si bien se agradece que haya propuestas como esta muchos querrán al menos 5.5 pulgadas, o aumentar un poco el tamaño con la reducción de bordes que proponen marcas como Samsung o LG, o la propia Xiaomi en el Mi MIX.

Los ajustes de software son múltiples y podemos cambiar el color o el contraste, activar el doble toque (aunque con el sensor de huellas delante no es necesario). También podemos activar el modo de lectura que minimiza la luz azul o evitar que se encienda accidentalmente en el bolsillo.

Cámaras: imitando al iPhone 7 Plus

Cámaras: imitando al iPhone 7 Plus

Xiaomi nunca ha tenido problemas en imitar aquello que ve en otros fabricantes y sabe que funciona. En este caso el sistema de cámaras dobles no es el que habíamos visto en el Xiaomi Redmi Pro o en el Xiaomi Mi 5S Plus sino que se ha inspirado en el doble sensor de telefoto y gran angular del iPhone 7 Plus. Los dos disponen de 12 Mpx, el equivalente a una focal de 27 mm y el equivalente a una de 52 mm.

Junto a esto tenemos un botón en la interfaz que va a forzar el desenfoque por software, aunque activará automáticamente el sensor que acerca más la imagen. Eso sí, no funciona correctamente siempre y hay que disparar sabiendo lo que se hace.

En este ejemplo hemos disparado usando el modo 2x, con el desenfoque por software activado y un filtro Lomo, todo desde la aplicación del propio móvil sin editar posteriormente.

A primer avista la fotografía es increíble, pero si ampliamos para ver en detalle la imagen podemos apreciar cómo hay zonas como en la oreja derecha en que el desenfoque no calcula bien y se mete en el perfil de la persona a la que le hacemos el retrato.

Con buena luz las fotografías son correctas, mejores que en anteriores modelos sin llegar a ser las mejores. Digamos que entre un LG G6 y un Samsung Galaxy S8 se acercarían más al primero que al segundo. En la siguiente imagen se ve la misma fotografía, realizada en el mismo momento y lugar, con los dos sensores.

Si acercamos y vemos la imagen al tamaño real que pueden verse, sin empezar a pixelar por hacer demasiado zoom vemos obviamente cómo el nivel del detalle del sensor 27 mm es mucho mayor.

De noche hemos hecho también muchas fotografías y aquí la diferencia más notable no es la distancia a la que dispara cada sensor sino la apertura focal de cada sensor.

Esto es así porque aunque ambos sensores tienen 12 Mpx, el de 27 mm de focal tiene una apertura f/1.8, que hace que las fotos nocturnas sean muy buenas, mucho mejores que las vistas en otros Xiaomi, pero el de 52 mm tiene una apertura f/2.6 que no lo inutiliza para hacer fotos con poca luz pero sí que tiene menos calidad que su hermano.

Aún así podemos decir que la característica estrella de este móvil no está pensada para ser usada en estas condiciones pero que la cámara normal nos dará un resultado más que bueno. Incluso la grabación en vídeo es buena en calidad si bien la estabilización de cuatro ejes de la que presume el terminal tampoco hace milagros. Decir que cuando activamos el modo vídeo no podemos grabar con los dos sensores, sólo con el que hace las fotos a más distancia.

La cámara frontal llega a los 8 Mpx, algo que muchos le demandábamos ya a Xiaomi, y sigue siendo una delicia hacer fotos con ella. Las imágenes son perfectas para compartir de forma instantánea y hasta el vídeo grabado es de una calidad óptima, si bien no llega a la resolución 4K del sensor trasero.

Podéis descargar decenas de imágenes en resolución original en este enlace.

Autonomía: buena para el tamaño del móvil

Autonomía: buena para el tamaño del móvil

El precio pagado para aumentar ligeramente el amperaje de la batería de este modelo es la supresión del conector jack 3.5 mm.

En la primera prueba de autonomía hemos estado usando el móvil exclusivamente en Wifi, con aplicaciones como Flamingo, Facebook o Instagram. También hemos jugado a HearthStone y configurado algunas apps. Hemos llegado a las 6 horas y media de pantalla y 11 horas de autonomía total.

En la segunda prueba de autonomía hemos hecho un uso mixto del móvil en cobertura móvil y Wifi, haciendo muchísimas fotografías, algún vídeo, alguna llamada, redes sociales, WhatsApp y Telegram y estando bastante tiempo en movilidad. Hemos llegado a las 3 horas y media de pantalla y 27 horas de autonomía total.

Autonomía: buena para el tamaño del móvil

En la tercera prueba de autonomía nos hemos descuidado y no hemos estado pendientes de cerrar las aplicaciones en segundo plano que pudieran consumir demasiada batería. Hemos estado haciendo uso normal para el trabajo en Wifi y los resultados son peores que en anteriores pruebas. Hemos llegado a las 2 horas de pantalla y 20 horas de autonomía total siendo Google Play Services el principal responsable.

En la cuarta prueba de autonomía hemos activado una función de MIUI que nos limpia la caché de aplicaciones abiertas cuando la pantalla lleva apagada 30 minutos. Hemos estado mayormente en Wifi pero también en exteriores haciendo fotos, grabando tomas para la review y probando muchos juegos. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla y 18 horas de autonomía total.

Benchmarks

Siempre decimos que las cifras de benchmarks no sirven para mucho salvo para comparar rendimientos brutos de procesadores. Y es por eso que en este caso teníamos curiosidad por realizar la prueba en el Mi 6, al ser el primero con Snapdragon 835 que probamos.

Aquí se nota mucho el tiempo que llevan sin actualizarse los benchmarks. En Quadrant obtenemos unos escasos 31705 mientras que en 3D Mark vamos a unos increíbles 2373, la cifra más alta que hemos visto. En Antutu nos vamos a los 154626 y en los test dobles logramos 1757 y 5345 en Geekbench 4 y 3094 y 3187 en Vellamo.

Interfaz y apps: aumentan los problemas

Interfaz y apps: aumentan los problemas

Este es el primer móvil de Xiaomi que cuenta con Android Nougat de serie, en concreto la versión 7.1.1, la última lanzada de forma masiva. Las opciones no son las mismas que en otros terminales al haber sido muy personalizadas y no tenemos las notificaciones avanzadas o la multiventana en la multitarea.

Además hemos tenido problemas con la sincronización del calendario y contactos. Este último problema lo hemos solventado instalando la aplicación de contactos 2.0 de Google, desde el APK. El del calendario no hemos logrado solventarlo aún, y esperamos sea cuestión de tiempo.

Interfaz y apps: aumentan los problemas

Además como es posible que sepáis Google está permitiendo a los desarrolladores que sus aplicaciones no aparezcan en el Play Store si un móvil no está certificado por ellos. Eso es justo lo que nos ha pasado con Netflix, habiendo sido imposible hacerlo funcionar. Si entramos por la web nos pide que descarguemos la aplicación y estamos en la misma situación.

Además en la página web de Google Play no aparece el Xiaomi Mi 6 como dispositivo para instalar aplicaciones, algo que no nos había pasado antes. No obstante podemos instalar las apps y usarlas sin problemas, con las excepciones comentadas.

Conclusión: grandeza en tamaño contenido

En la parte positiva destacar la posibilidad de elegir las dos apps que queremos en la pantalla de bloqueo, para abrirlas sin entrar en los escritorios, la extensa selección de temas visuales o las mejoras que hemos comentado en muchas ocasiones de MIUI. Eso sí, tenemos que decir que este es el peor aspecto del Xiaomi Mi 6 y posiblemente el único negativo.

Conclusión: grandeza en tamaño contenido

Conclusión: grandeza en tamaño contenido

El diseño y la calidad de este móvil incluso antes de encenderlo ya nos da una idea de lo que nos propone Xiaomi.

En términos de hardware es un móvil perfecto. O casi. No tiene microSD ni radio FM pero salvo eso es increíble en procesador, cámara, memoria. Es cierto que la pantalla no es espectacular pero ni por asomo será ni mala ni un problema.

Comprar
Es la cámara la característica más diferenciadora, con un doble sensor que nos ha gustado aunque aún tiene que mejorar en algunos aspectos.

Sin ser perfecto, queremos uno. O dos

La cruz de este análisis la pone sin ninguna duda el software, pero no podemos dejar de tener en cuenta que este no es un móvil pensado para ser usado fuera de China y los pocos países donde se distribuye. Si somos capaces de lidiar con eso es un terminal altamente recomendable. Nos ha encantado.

Los dibujos y grabados de las fotografías y vídeos son obra de María Nogues Campanario.

8 comentarios

  1. Tienes problema de software porque es la ROM China.

    Uno de los problemas de MIUI es que pasan de Android, una de las novedades más importantes como los accesos directos o las respuestas desde las notificaciones no los implementan.

    En fin, van a su aire.

  2. Estupendo análisis.

    Podrías revisar el efecto de zoom óptico que consiguen los dos sensores?
    También me gustaría saber si le cuesta mucho enfocar de noche o que la foto no salga movida (como le pasa al compañero Rubén).

    Cuando hayas probado todo a fondo, estaría bien un reanálisis rápido tras instalar una ROM estable de xiaomi.eu para ver si se solventan los problemillas que comentas. Incluso otro con MIUI 9 (ya que parece que te quedarás con este móvil por un tiempo 🙂

    P.D.: No entiendo que la nota más baja se la lleve precisamente el precio (incluso el precio inflado de importación sigue siendo más bajo que cualquier gama alta…)

  3. Buen análisis, como siempre, felicidades.

    Discrepo contigo en que el precio a pagar por un aumento de la batería sea la desaparición del conector jack de 3,5 mm. En mi opinión, eliminar ese conector es una ventaja para el fabricante porque le permite ganar espacio (aunque no lo parezca, meter ese conector en el espacio tan reducido de un móvil es una aventura), le ahorra problemas al usuario (sí, los conectores jack son propensos a malos contactos, ruidos, etc, por su propio diseño… no sólo en los móviles, en equipos de audio, en instrumentos eléctricos o electrónicos, etc. también lo son) y ahora la tecnología permite incorporar la conversión D/A en muy poco espacio dentro de las clavijas o mandos de los auriculares fácilmente. Creo que la ganancia de batería es una consecuencia de que ahora sea posible quitar el jack.

    Me deja un poco frío la cámara… se está poniendo de moda el doble sensor para hacer desenfoque, pero hay que tener buen software para lograrlo bien y no parece que Xiaomi ahora mismo lo tenga (lo de la oreja es todo un detalle… me ahorro los piropos para los momentos íntimos, jejeje). De hecho, no sé que le pasa a Xiaomi con las cámaras pero no consigue estar a la altura en sus mejores equipos (cuando en los gama media están perfectamente a la altura de lo que se espera), deberían invertir algo más en desarrollar este aspecto si quieren ser tenidos en cuenta como alternativa para los usuarios a los que les interesan las buenas fotos en un móvil.

    Y, por último, no sé en qué están pensando para poner el soporte de banda 20 (800 MHz) en los terminales de gama media y olvidarlo en los de gama alta (supongo que se debe a que la gama alta no está pensada para exportación). En las ciudades y poblaciones grandes no es un problema, ya que tienes disponibles estaciones base con todas las bandas de frecuencias para combinar penetración en interiores (muy “porn” suena eso… me refiero a cobertura en interiores, aportada por la banda de 800 MHz) con capacidad de alta transferencia de datos y elevada concurrencia de usuarios (aportada por las bandas de frecuencias altas… a cambio de que prácticamente no llegan al interior de los edificios). Sin embargo, en zonas rurales (y, por tanto, en carreteras, autovías, líneas de tren, espacios naturales, etc.), la banda 20 permite desplegar cobertura con una inversión de 4 a 6 veces menor en equipos (debido al mayor alcance de esas frecuencias) y, en consecuencia, será previsiblemente la única manera de conectar a una red LTE. Cada vez será más importante disponer de banda 20 en los terminales, especialmente para un buen uso como navegador, streaming de audio en el coche, gps en espacios abiertos, etc.

    Perdón por el tocho y, de nuevo, enhorabuena por el análisis.

  4. Buenas, me baje el ZIP para poder ver los ejemplos de las fotografias pero al parecer el archivo esta dañado, te agradeceria si me pudises enviar las fotos por correo o resubirlas. Gracias por la review, el blog mas objetivo que he visto en cuanto al temas.

    Saludos 😀

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here