Os contamos qué nos ha parecido el nuevo Weimei Force en esta review a fondo en la que probamos todas sus características.

Recientemente pudimos probar un móvil de Weimei, este fabricante español del que os hemos hablado en numerosas ocasiones, el Weimei Neon, un móvil de gama baja.

Poco después la empresa presentó un nuevo terminal de gama media baja, con aspectos interesantes como la RAM o el diseño, y otros más controlados como el procesador o la batería y lo ha llamado Weimei Force.

Hemos estado probando este smartphone como dispositivo principal durante una semana con viaje incluido y os contamos cuales han sido las principales impresiones y nuestro parecer.

Vídeo análisis Weimei Force

Diseño y construcción: mejor de lo esperado

Este modelo apuesta por una solución que hemos visto en dispositivos de otras marcas como es aportar un detalle de calidad con un marco metálico pero no llevar el material al resto del terminal. Así, la parte trasera, aunque visualmente parece aluminio, es de plástico, pero de calidad bastante aceptable, lo que influye positivamente a la hora de evitar que el terminal resbale.

En la mano este equilibrio de materiales sienta bien y el dispositivo no es especialmente grande o pesado. La curvatura de los bordes ayuda también a que sea cómodo de manejar y los botones físicos no nos han dado ningún problema.

Weimei Force, análisis de un nuevo móvil android de marca española

Sí que hemos echado en falta la presencia de iluminación en los botones hápticos del frontal, que se incluyen en unos marcos algo grandes, pero no desmesurados.

Además aunque podría parecerlo no es un terminal unibody por lo que podemos quitar la tapa trasera para acceder a la batería, que es reemplazable y a las tres ranuras, dos de SIM y una para la microSD.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: RAM alta y procesador corto

Lo que esperábamos en un móvil de estas características era una potencia contenida como la que tenemos por su procesador, un chip de Mediatek de cuatro núcleos a 1.3 GHz, que nos permite usar la mayoría de apps sin problemas aunque obviamente cuando requerimos una potencia extra se queda algo corto si bien hemos llegado a jugar de forma totalmente aceptable a Pokemon Go o HearthStone.

Weimei Force, análisis de un nuevo móvil android de marca española

Pero la sorpresa ha venido por la RAM, de 3 GB, algo que sólo veíamos en móviles de importación a estos precios. Lo que sucede es que la interfaz de la marca es tan exigente que no vemos una diferencia brutal con aquellos móviles de interfaz AOSP con 2 GB de memoria aleatoria si bien sí que hemos obtenido una experiencia muy fluida.

No estamos ante un terminal que aspire a tener sensor de huellas o NFC pero sí que contaremos con OTG, 4G y radio FM, aspectos que son más importantes que los primeros para la mayoría de compradores.

Pantalla: válida y práctica

Pantalla: válida y práctica

El Weimei Neon apostó por recorta mucho en pantalla y en esta ocasión nos alegra ver que Weimei se ha decidido por apostar por la pantalla estándar en la gama media baja, la de 5 pulgadas con resolución HD 1280×720 px.

En la calle la visibilidad es aceptable e incluso a la hora de leer o ver fotos no hemos necesitado buscar la sombra ni hemos tenido excesivos reflejos. El único pero es que el brillo ha de estar al máximo con el incremento de energía que eso implica.

En el apartado de los ajustes de esta característica podremos cambiar la temperatura de color entre tres opciones, neutral, cálido y frío así como la forma en la que se muestra la multitarea, un detalle más estético que funcional.

Cámara: bien de día pero no de noche

Cámara: bien de día pero no de noche

La cámara siempre es uno de los aspectos más controvertidos a la hora de comprar un móvil porque tenemos que pagar mucho para tener una respuesta decente.

El Weimei Force ha apostado por un sensor de 13 Mpx que nos ha sorprendido para bien cuando las condiciones de luz son buenas, siendo incluso el rango dinámico aceptable para un terminal que ni siquiera llega a 200 euros.

Por si eso fuera poco la velocidad de enfoque y de respuesta de la cámara a la hora de disparar son altas y sólo echamos en falta algo más de calidad cuando la luz es baja e intentamos hacer fotografías por la noche, algo bastante más complicado de lo que nos gustaría.

La interfaz de dicha app es propia de la marca y es mejor que la que trae Android stock, una de las ventajas de la capa WeOS.

Autonomía: uno más

Autonomía: uno más

La batería de este modelo tiene un amperaje algo bajo, 2400 mAh y la autonomía varía.

En la primera prueba de batería lo hemos usado en exteriores y 4G para redes sociales, navegación y alguna llamada aunque nos lo hemos llevado de viaje en coche con los cambios de cobertura que eso implica. Hemos llegado a las 2 horas de pantalla con 28 horas totales.

En la segunda prueba de batería hemos usado el móvil para llamar, leer, usar Twitter y WhatsApp y hacer bastantes fotos. Hemos llegado a las 3 horas y media de pantalla con 12 horas totales.

En la tercera prueba de batería ha sido en Wifi con uso de navegación, Instagram y Facebook y manejo por Wifi de un Android TV. y hemos escuchado podcasts durante una hora, con la pantalla apagada. Hemos llegado a las 3 horas y media de pantalla con 30 horas totales.

Benchmarks

Benchmarks

El chip MTK 6735 es el rey de la gama baja en prácticamente todos los fabricantes chinos o que crean sus diseños allí. Es un procesador que cumple pero al que no podemos exigirle demasiado.

Hemos llegado a los 13587 puntos en Quadrant, a los 34298 en Antutu y a los 623/1891 en Geekbench 3.

Interfaz y apps: cosas buenas y malas

Interfaz y apps: cosas buenas y malas

Weimei sigue apostando por su capa, WeOS, una interfaz que corre pero encima de Android 6.0 y que cambia bastante la forma de gestión del sistema, con la presencia de un Centro de Control como el del iPhone y la pérdida del cajón de aplicaciones.

La interfaz de la multitarea se puede cambiar en los ajustes para que se vea como en el iPhone o como en Android nativo, en la versión Marshmallow.

Es curioso que contemos con el doble toque para apagar la pantalla pero no para encenderla del mismo modo que no tenemos gestos con esta apagada.

Weimei Force

Aunque hay aplicaciones que nos permiten hacer lo mismo, como Paralax, este Weimei nos da la opción de tener dos cuentas de Whatsapp de forma nativa sin necesidad de instalar nada.

También en los ajustes podremos activar el botón virtual que nos dará acceso a la reducción de área de pantalla por si usarlo con una mano nos resulta difícil, algo que en un móvil de 5 pulgadas no nos parece necesario pero tampoco molesta.

Todo esto sería una ventaja neta de no ser porque la interfaz ocupa bastantes recursos del sistema aunque como hemos comentado la mayoría de las veces no se nota gracias a la RAM implementada.

Weimei Force

Conclusión: más correcto de lo esperado

Sobre el papel teníamos algunas dudas de este terminal, sobre todo porque para el precio que tenía el procesador nos parecía algo corto.

Tras analizarlo seguimos con esa impresión pero nos hemos dado cuenta de que el resto de parámetros justifican sobradamente la recomendación de este móvil para aquellos usuarios que no son especialmente exigentes con los juegos pero que quieren un móvil decente.

Un terminal con una cámara bastante correcta, un diseño elegante y sobre todo buena memoria RAM mayor que la de sus rivales.

Podéis comprarlo en la web del fabricante por 159.99 euros.

Análisis
Diseño - 7.5
Pantalla - 6
Potencia - 6.5
Cámara - 6.5
Batería - 6
Precio - 6.5



Tecnófilo aficionado a los smartphones desde el 2003. En 2009 cofundé la red de bemoob. Podéis encontrarme en Google Plus y en Twitter (@alvarezdelvayo).

Sin comentarios

Deja una respuesta