Comparativa entre el Samsung Galaxy S3 y el iPhone 5 con vídeo HD

36
Análisis:
Iván Linares

Reviewed by:
Rating:
5
On Sep 30, 2012
Last modified:Ene 20, 2016

Summary:

En esta comparativa entre el iPhone 5 y el Samsung Galaxy S3 veremos cuál se defiende mejor en el uso. Con vídeo HD y fotos. En nuestra opinión...

Llegamos al enfrentamiento obligado en lo que respecta a la telefonía móvil, lo quieran o no sus contendientes no existe usuario habituado a la gama alta que no se plantee un duelo entre el mejor móvil de Samsung, el Samsung Galaxy S3 y el iPhone 5.

Respectivos tope de gama en Android y iOS, ambos poseen potencia y prestaciones de sobra como para tumbar los deseos del usuario más exigente, con un precio bastante equitativo y un diseño en el que tanto Apple como Samsung han puesto grandes esfuerzos.

Así que, teniendo en cuenta estas premisas, ¿quién ganará? Sólo si comparamos directamente al Samsung Galaxy S3 con el iPhone 5 podremos saberlo, así que pongámonos ya mismo con la tarea.

Diseño

Empezamos con el punto más controvertido de nuestra comparativa entre el Samsung Galaxy S3 y el iPhone 5 ya que, siendo totalmente objetivos, no cabe duda de que aquí hay un claro ganador. A quien le gusten realmente los móviles sin sentirse condicionado por un sistema concreto, podrá concluir que, en cuestión de aspecto exterior, materiales, construcción y diseño, gana claramente el iPhone 5. También hay que tener en cuenta que el móvil de Apple es de líneas más continuistas que su contrincante, aunque los de la manzana han eliminado dos importantes hándicaps del iPhone 4 y 4S: la fragilidad de su doble cara de cristal y el peso, consiguiendo un terminal que se aproxima de igual a igual en cuestión de gramos al Samsung Galaxy S3, pesando este 20 más. Y ya sabemos que una de las características principales de este smartphone es su ligereza.

Otra de las diferencias claras entre ambos es el ancho de pantalla y su diagonal. Esto tiene consecuencias prácticas en el uso de las aplicaciones en y en cómo se presentan estas, teniendo ambos diferentes resoluciones y tamaños de pantalla: 720X1280 píxeles para las 4.8 pulgadas del Samsung Galaxy S3 y 640X1136 píxeles en 4 pulgadas para el iPhone 5. Algo que siempre nos ha molestado un poco en el Android es que, con una sola mano, resulta francamente incómodo de utilizar, al poseer un frontal que es a todas luces inmenso. Y hay que reconocer que el equilibrio entre ancho y diagonal de pantalla convierten al iPhone 5 en apto para el uso a una mano, llegando incluso a la esquina contraria superior con la ayuda únicamente del dedo gordo. Aunque eso sí: también con dificultad y manteniendo ligeramente en vilo al smartphone. Aquí habrán interpretaciones para todos los gustos. Apple apenas ha modificado el frontal de su teléfono, y eso es algo que no podemos pasar por alto. Aunque por otro está claro que no todo se arregla subiendo de pulgadas la pantalla.

En cuestión de la calidad de ambos paneles y cerrando definitivamente el tema del diseño frontal, tanto el Samsung Galaxy S3 como el iPhone 5 ofrecen experiencias similares, al menos en cuestión de contraste, brillo e iluminación en exterior. Pueden haber objeciones si las analizamos en profundidad o con condiciones extremas, pero tanto una como otra ofrecen unos colores bien definidos con los contornos de iconos, fuentes o perfiles de imágenes sin una apreciación a simple vista de los píxeles. ¿Con cuál quedarse? Bien, depende del tamaño que se prefiera. Es aquí donde sí que existen claras diferencias.

Mirando los costados y parte trasera de ambos teléfonos, las esquinas, contornos y bordes del iPhone 5 son dignos de admiración. El aluminio es un material que aquí se emplea con soltura para crear unas líneas rectas y un grosor mínimo, lo que redunda en su ligereza. No podemos decir que el Samsung Galaxy S3 sea feo o mal diseñado, porque eso no es así. pero es cierto que el excesivo empleo del plástico no consigue la presencia que sí tiene su contrincante manzanero. Y la parte trasera es otra muestra, siendo completamente recta, lisa y con unos contrastes en reflejos dorados para la versión blanca del iPhone 5. En la versión negra no se aprecian tanto los detalles, teniendo un color demasiado homogéneo. Los rasgos más redondeados en el caso del Galaxy se ajustan mejor a la mano, consiguiendo un tacto más suave. También la disposición de los altavoces en la parte inferior favorece al iPhone 5, consiguiendo que suene bien aunque esté asentado en horizontal sobre una superficie.

Hardware

Aquí resultan más difusas las diferencias entre ambos, porque, debido a que pertenecen a sistemas operativos totalmente diferentes, también son distintas sus necesidades de hardware. A primera vista, y siempre guiándonos por las características vistas en sus respectivas fichas técnicas (al menos de lo que se ha ido descubriendo en el caso del iPhone 5), el Samsung Galaxy S3 posee un procesador de cuatro núcleos con velocidad máxima de 1,4 gHz, mientras que su contrincantes dispone de un chip de doble núcleo con velocidad de reloj que “subiría” hasta los 1,3 gHz. ¿Realmente se nota la supremacía de potencia de la bestia de Samsung? Bien, este es un punto controvertido. Lo cierto es que a veces sí, pero, teniendo en cuenta el arranque de las aplicaciones, podríamos decir que son móviles bastante iguales. Aunque suele mostrarse más rápido el iPhone 5, el Samsung Galaxy S3 acusa algunos “lags” que pueden ralentizar la experiencia.

En cuestión de aceleración y capacidades gráficas, observamos que ambos terminales son realmente espléndidos. Sobre el papel y en la práctica, las GPU’s del iPhone 5 parecen imponerse a la hora de mover los polígonos de aquellos títulos de extrema calidad visual, algo que se nota en los juegos que hemos analizado. El arranque de estos es muy rápido, con gran definición en pantalla y efectos tridimensionales dignos de elogio. No decimos que el Samsung Galaxy S3 se quede muy atrás, pero sí es cierto que el iPhone 5 le supera en este campo. Aunque también hay que decir que los juegos en iOS están mucho más optimizados que los de Android.

Otro de los puntos a tener en cuenta en el hardware son las cámaras. No es que existan grandes diferencias de calidad entre unas capturas y otras, cuando ambos terminales se encuentran en condiciones lumínicas favorables consiguen instantáneas muy nítidas, sin ruido y con colores vívidos. En cuestión de poca luz ya varían más, ganando ligeramente el iPhone 5 cuando existe ausencia lumínica. La capacidad del Samsung Galaxy S3 para tomar disparos continuo también se agradece, aunque su adversario tampoco se puede decir que se quede atrás. Y algo que nos gusta del iPhone 5 son las fotos panorámicas, obteniendo muy buenos resultados que, sobre todo, se mantienen con gran resolución, pudiendo hacer zoom hasta obtener un buen nivel de detalle.

Software

Este es un tema peliagudo ya que, aunque ya hemos tratado de comparar a iOS con Android en alguna ocasión, lo cierto es que ambos sistemas operativos se parecen y difieren de tal manera que no son sencillamente comparables. Como es lógico, tanto el Samsung Galaxy S3 como el iPhone 5 integran las versiones más avanzadas actualmente: Jelly Bean en el caso de Android (se está distribuyendo ya la actualización) y iOS 6 en el caso de los de California.

Como ya os podréis imaginar, nosotros tendemos más hacia el lado androide, pero no por falta de objetividad: iOS apenas ha evolucionado a nivel de interfaz, habiéndose sumado cambios a nivel más profundo y con integración de nuevas funciones que han calado en el sistema sin provocar un aspecto gráfico diferente, algo que no ocurre en Android.

Si los comparamos, vemos que Android ofrece muchas más opciones que iOS, tanto si buscamos personalización como si lo que queremos es una mayor libertad. Esto suele gustar, aunque no a todos, teniendo una sencillez de uso y fiabilidad que en iOS resulta realmente envidiable. Y en iOS 6 esto se acentúa, viniendo de serie el iPhone 5 con mejoras en redes sociales, una nueva fila de iconos y otros añadidos que, sin ser espectaculares, sí animan un poco a sus usuarios.

Aspectos de software directamente comparables son el reconocimiento de voz, siendo Siri la vencedora por clara mayoría. O la integración con la nube mediante iCloud, muy efectiva si se dispone de varios dispositivos de Apple. Y no cabe duda de que la aplicación multimedia del iPhone 5 es otra clara vencedora: para escuchar música, podcasts o ver vídeos, no hay nada como el iPod. Y seguramente habrá otros aspectos igual de positivos, pero creemos que iOS hace tiempo que se ha quedado estancado en su propio éxito, necesitando una redimensión que en Apple no pretenden afrontar.

Los gestos de pantalla son muy atractivos en el Samsung Galaxy S3, existiendo alguno que pasa de la curiosidad para resultar muy práctico: el control por voz para la cámara. En cuestión de interfaz, Samsung tampoco aporta una excesiva mejora con respecto a TouchWiz en terminales anteriores, siendo algo pesada al utilizarla si la comparamos con el iPhone 5, que arranca y mueve los escritorios ligeramente más rápidos. En cuestión de software añadido, también le gana la batalla al iPhone 5, aunque sólo sea por los excelentes programas incluidos por Google. Sí, no podemos evitar la reseña de Google Maps con el combo Navigation: es como comparar un plano plegable de papel con un mapa dibujado sobre la arena. iOS Maps ha empezado con muy mal pie, veremos si consigue superarse.

Ya lo hemos dicho, pero, en cuestión de software, a la Google Play Store aún le queda para alcanzar la calidad, variedad y potencia gráfica de los juegos de la App Store. Hay excepciones, por supuesto, aunque sólo necesitamos pensar en un aspecto: los juegos que triunfan en Android suelen venir de iOS, igual que muchas de sus aplicaciones famosas.

Comparativa en vídeo HD

No hay duda de que la mejor forma de comparar dos terminales como el Samsung Galaxy S3 y el iPhone 5 es poniendo a ambos móviles delante de una cámara de vídeo, procediendo a toquetearlos a fondo para mostrar sus vergüenzas más íntimas. ¿Que da de sí la última creación de Apple? Como veréis a continuación, lo cierto es que sí que se nota la mejora con respecto al anterior modelo de iPhone. Pero, ¿podrá vencer al Samsung Galaxy S3?

En este segundo vídeo os dejamos una comparativa de números, enfrentando ambos terminales al mismo test benchmark.

Conclusiones

No lo podemos evitar: a nosotros nos gusta más el Samsung Galaxy S3. Coincidimos en el hecho de que, por diseño, aspecto y materiales, el iPhone 5 se corona con el título absoluto de la calidad a la estética. Los acabados del iPhone 5 son de lujo, algo de lo que presumiríamos si no fuera porque habrá millones de personas con un móvil igual al nuestro. Aunque, ¿puede decir otra cosa el Samsung Galaxy S3? Por supuesto que no, también es un superventas, a pesar de que es excesivamente grande y parezca demasiado débil al fijarnos sólo en sus plásticos. ¿Cuál elegir? Bien, nos tememos que esta duda va mucho más allá de criterios estéticos, de calidad en prestaciones o de potencia, por lo que, seguramente, ambos tendrán un público directo que siga sólo a la marca.

En cuestión de uso, no podemos negar que el iPhone 5 le gana al Samsung Galaxy S3 siempre que comparemos aplicaciones que existen en ambos sistemas operativos. La rapidez y fluidez abriendo menús y aplicaciones es digna de mención en el caso del smartphone de Apple, siendo algo que agradecerán quienes sólo se fijen en la estabilidad a la hora de usar determinados programas genéricos. Además, también existe una mayor variedad de apps y juegos para el iPhone 5, por lo que es otro motivo de peso. Pero, ¿realmente compensan estos puntos la escasa libertad que nos ofrece iOS? Bien, los androides ya sabemos que no es así, aunque, como siempre, habrá excepciones.

Nos tememos que esta comparativa pueda parecer poco objetiva, pero lo cierto es que así ha sido. Como podréis observar en el análisis en vídeo HD, los dos son verdaderamente capaces de realizar todo lo que pueda esperarse en un smartphone, estando al mismo nivel en algunos puntos y superiores en otros, alternativamente. Como suele suceder, todo tiene su lado bueno y su lado malo, no escapándose a esta ambivalencia ni el Samsung Galaxy S3 ni el iPhone 5. ¿Con cuál os quedaríais vosotros? Si se pudiera, nosotros apostaríamos por un Galaxy S3 con la calidad de acabados de un iPhone 5. ¿Os parece?

36 comentarios

  1. Pienso igual, me quedaría con un S3 con acabados tipo iPhone. Lo que más me jode es que Samsung es buena diseñando terminales en aluminio… Con el Wave lo comprobé, aquel terminal era una piedra y si no fuera porque corre bada y no Android, sería otro rival a tener en cuenta. ¿Y por qué no un iPhone 5 con Android? también me serviría 😛 buen trabajo compañero.

    • De tontería nada, se sabría hasta qué punto puede estar optimizado un SO respecto al terminal en cuestión, en teoría el iPhone 5 con Android debería ir peor que con iOS, ¿o no?. Gracias a Apple no creo que lo sepamos xD

    • Definición correcta, estoy con tigo. S3 es un gran aparato, eso es indiscutible y android un gran os, pero un iPhone es simplemente un iPhone, vamos otra cosa.

    • Android es por rato largo mejor sistema que IOS
      de hecho los de samsung bromean diciendo que el S3 es un iphone mejor que el iphone. Después de haber usado ambos, les doy la razon…
      aunque gran parte de esas mejoras del S3 son en realidad en parte al Sistema Operativo.

      Android no es un motor de renault, mas bien es la propulsor del transbordador espacial

  2. A nivel de sonido has notado diferencias? Recuerdo que entre el SGS2 y el 4S ganaba de calle el iPhone. En las pruebas que he realizado entre el Galaxy Note y el iPhone 5 sigue ganando el iPhone 5, sobre todo en la calidad de graves.

    Por cierto, las últimas pruebas las he hecho con los nuevos cascos del iPhone.

    ¿Cúal es tu opinión comparando con el SGS3?

    GRacias

    • No he comparado en ese punto al iPhone 5 contra el Samsung Galaxy S3. Encuentro que los EarPod están muy bien diseñados, más de lo que imaginaba, pero apenas los he usado más allá de lo que se ve en el vídeo. Puede ser un aspecto donde entrar más a fondo, aunque no soy muy dado a criticar la calidad de sonido. ;P
      De todas formas, no me acaba de gustar el sonido del Samsung Galaxy S3. No tiene tanta profundidad y lo encuentro algo agudo. Aun así, se mejora con apps como el DSP Manager de Cyano.

  3. la review me parece bastante flojita, por decir un detalle, en la aplicacion de twitter dice que es mas rapido el desplazamiento scroll en el iphone 5 cuando yo veo todo lo contrario…

  4. Se le ha visto el ramalazo que tiene de apple al que ha hecho la comparacion.Sobre todo en la comparacion de procesadores.Ya no sabia que poner para decir que el iphone es mejor.

    • Nadie dice que el iPhone 5 sea mejor que el Samsung Galaxy S3. Pero sí es cierto que, arrancando dos apps iguales, el de Apple suele arrancarla antes. Lo cual no es mérito sólo del móvil.

  5. Yo me quedaría siempre con el S3 (que ya lo tengo) la verdad que el iphone 5 por detrás no me gusta, para gustos los colores pero a mi no me convence para nada…con lo cual yo me quedo con el S3 y seguria con Android aun que hiciesen un iphone que te trajera el desayuno a la cama xddd

    • Totalmente de acuerdo, para gustos los colores. A mí no me convence el iPhone para usarlo a diario. Pero es bonito. Y hace las cosas bien. Eso sí, no le pidas mucho más… XD

  6. Pienso que la comparativa favorece mucho al iphone y no estoy deacuerdo… cada uno tiene sus características propias y creo que elegir uno u otro es cuestión de gustos. Yo no cambió mi Samsung S3 por un iphone5 ni loca… sigo pensando en él cómo el iphone killers.

  7. Pues que queréis que os diga, yo solo he visto un ganador y ese ha sido claramente el iPhone.

    Pero si “vuela” el iphone en comparación con el tocho S3, si solo hay que ver el juego Asphalt 7…

    Os hablo de un tio que ha tenido los 2 sistemas, android e ios y os puedo asegurar que las “copias=android” nunca podran superar a lo “autentica=ios” pese a quien le pese.

    saludos.

    • Es innegable que iOS tiene una mayor optimización con respecto a los terminales donde se instala, por lo que las apps siempre van a correr mejor. Aunque, como en todo, esto no se aplica al 100 %.

    • loco vos quien sos para decir eso? autentica? o autentica copia de braun? fijate de donde salio tu querido iphone y por supuesto “iOS copia de xeron,fijate antes de hablar ,por cierto la barra de notificaciones que trae tu iphone es de android …. asi que no hables ….

      • Xeron es la base del raton de computadora! No tiene nada que ver en ios, ios se nasa en os x el cual despues cambio el nombre, y apple tiene la patente del multitouch por la cual cada empresa paga regalias, al igual que el scroll, el galaxy es un telefono genial es bueno pero samsung agrega demasiadas cosas que no ocupa al maximo y eso se ve en rendimiento perdido, el iphone es un telefono impresionate su calidad de software y hadware, la cual su sencilles de interfaz de usuario es espectacular, y el mismo steve jobs lo dijo “somos unos desvergonzados robando ideas las cuales no supieron desarrollar”!

  8. Lo ilógico sería que un SO desarrollado y optimizado para un terminal en particular, no pudiera contra uno que debe adaptarse a cientos de dispositivos (Más allá de la mano que le mete cada empresa para que funcione fino sobre su equipo). Y lo que queda claro, es que esa gigante brecha que separaba a los Iphone “del resto”, hoy es imperceptible.

    • Pues el iOS5 funciona para todos los iPhones. Y la diferencia de hardware entre un iPhone 4 y un 4S, es mayor que la del table Nexus 7 y el smartphone HTC One X, así que mejor no contar milongas.

  9. JAJAJA el iphone 5 a sido sacado 6 meses despues para superar al s3 y lo unico k a conseguido es se igual o en muchas cosas imferior

  10. Excelente análisis, siendo usuario de iOS, y ex usuario de android la verdad no esperaba ver que iPhone 5 logras tan excelente nivel llegando a igualar y superar a S3, pero como se ve y en otras comparativas de Youtube o la red lo logra.
    Felicidades a la página, que logra ser objetivos y realistas sin dejar influenciar por los fanáticos ciegos que en ocasiónes no queremos aceptar que estamos equivocados.

  11. De ninguna manera es una comparativa Objetiva. Para empezar deberian de encender los 2 equipos al mismo tiempo, para ejecutar las pruebas sin apps en background. Cómo podemos saber si hay apps en background? cuantas horas lleva encendido cada equipo? NO se dejen engañar.

  12. Ohhh No! Ni puedo alcanzar toda la pantalla de mi S3 con el dedo gordo! Debería pasarme al iPhone5? Pero qué diablos está diciendo este hombre??? Subjetividad de la más pura…

    • El poder usar un móvil con una mano es algo muy relevante para muchos. Y sobre la subjetividad, completamente en desacuerdo, sobre todo porque el editor tiene un S3 y lo prefiere a un iPhone 5, pero de ahí a no decir en qué gana uno y otro…

      PD: Y yo un Note II, que no me gusta el iPhone 5, antes de que alguien me salte a la yugular 😛

  13. Yo me quedo con el iPhone, y lo digo teniendo yo un iPhone 5 y mi madre un Galaxy SIII, he tenido ambos en la mano y el tacto en un iPhone, la funcionalidad… No sé… Ese móvil tiene algo especial, cuando lo usas, te gusta usarlo, en cambio con el S3 hay momentos en los que he pensado que estaba haciendo con ese tocho…

    Es mi opinión, no se la de los demás ^^

    Saludos.

  14. Yo estoy en dudas sobre cual elegir, aunque mi balanza se inclina mas por el Iphone 5 lo que me echa atras es que me dijeron que para el Iphone 5 hay que pagar por las aplicaciones y queria que me dijeses si eso es cierto. Supongo que solo habra que pagar por las aplicaciones que quieres comprar que las aplicaciones como por ejemplo el whatsapp no habra que pagar no?

    • El Whatsapp siempre hay que pagarlo. En iPhone pagas la app y cada año, y en Android pagas sólo cada año. Respecto a apps gratuitas… Tanto iPhone como Android disponen de ellas, aunque quizá unas pocas más en el segundo. Y juegos y aplicaciones de pago las hay en ambos móviles.

    • Al iphone le haces jailbreak y queda espectacular ya que instalas aplicacuones de pago gratis 🙂 averigua en youtube jailbreak iphone 5

  15. El problema del iphone 5 es que su pantalla, sólo cuenta con 4 pulgadas, hay gente con los dedos demasiado gordos (manos de hombre, no de niña) y al momento de los juegos, cubren el 25% de cada lado y así es son una groseria los juegos. En cambio, en un flamante Galaxy Note 2, se reduce bastante ese problema y hasta da gusto jugar, porque caben los dedos y el juego en la pantalla sin interferir el uno con el otro.

    Ademas Android es un sistema operativo libre, el legitimo sucesor de symbian y no te impone las cosas como el iOS

  16. Hola! En realidad hubo un tiempo en que me iba a decantar por un iPhone 4S y un SGS2,obvio preferí el segundo por la libertad que me ofrece para cambiarlo como a mi se me de la gana, gracias a su gran OS Android, y aún sigo decantandome por Android, y hoy por hoy, poseo un SGS3 GT-I9300, que la pantalla es enorme? Si, y eso lo compenso porque mi mano es grande y para nada me cuesta manejarlo con un sola mano; una anécdota, una amiga tenía un iPhone 4S y se aburrió de él, que lo cambió por un SGS3 GT-I9300, así de simple y sencillo, y ojo que ella tiene la mano muy pequeña y me dice que no le ve problema alguno. Saludos! 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here