Comparativa entre el LG Nexus 4 y el iPhone 5

5
Review of:
Product by:
Iván Linares

Reviewed by:
Rating:
5
On Dic 12, 2012
Last modified:Ene 14, 2016

Summary:

Análisis en vídeo de una comparativa entre el LG Nexus 4 y el iPhone 5 de Apple sin prejuicios. En esta review enfrentamos a los dos mejores móviles del momento...

No falla: basta que salga un terminal Android con unas características elevadas en cuanto a hardware, software y diseño para que todos se empeñen en compararlo contra su equivalente en el lado iOS, siendo una lucha de sistemas operativos que está lejos de resolverse. Sobre todo porque ambos contendientes poseen calidad de sobra para presentar grandes móviles, como en el caso que nos ocupa hoy: el LG Nexus 4 y el iPhone 5. Potentes, llamativos, topes de gama, lo mejor de lo mejor en cuanto a smartphones se refiere… Y dos grandes diferencias entre ambos: sistemas operativos, obviamente, y precio. Y es que el LG Nexus 4 parte de serie sobre los 300 euros (350 euros para el modelo más elevado), mientras que el iPhone 5 se va a los 650, lo que es más del doble. Siempre redondeando, por supuesto, algo que también define a rasgos generales a ambos: se trata de dos smartphones redondos, que pocas pegas pueden tener en lo que se refiere a funcionamiento. Aunque si no tuviesen pegas… ¿Cómo íbamos a subirlos a nuestra mesa de operaciones? Así que vayamos al lío: comparativa entre el LG Nexus vs iPhone 5.

Diseño

No cabe duda de que ambas opciones despiertan el interés y las miradas allá donde van, aunque cada uno a su estilo. Apple apuesta por seguir las líneas marcadas por su primer iPhone, retornando a sus inicios a base de encajar el móvil en un cuerpo fabricado enteramente en aluminio y dándole a su teléfono estrella un tacto lujoso, compacto y muy sólido en las manos. En lo que respecta al LG Nexus 4, Google y LG rompen aquí con la tendencia marcada por Samsung, huyendo del aspecto excesivamente plástico a base de incluir cristal Corning Gorilla Glass en la mayor parte del teléfono, con un borde plástico con tacto de goma y un diminuto marco para el frontal con aire metálico, aunque fabricado en plástico.

El iPhone 5 posee dos colores: negro y blanco, mientras que el LG Nexus 4 sólo tiene opción a negro. Si comparamos la equivalencia en colorido, vemos que en los dos modelos el tono es muy uniforme, no destacando en exceso los detalles. Parte trasera con doble acabado para la zona superior e inferior junto con la manzana en el caso de Apple y un acabado en micro lentejuela brillante para el de Google. ¿Vencedor? Pues nosotros consideramos más arriesgada la apuesta de LG, con una atractiva vista de la cara posterior dependiendo de dónde le incida la luz.

Ambos se sienten muy compactos en las manos y suficientemente sólidos, aunque aquí gana el iPhone 5. Al estar fabricado en metal encontramos que este material aporta más seguridad en las manos, sobre todo por el hecho de que el LG Nexus 4 ha utilizado doble cara de cristal en su construcción. El iPhone ya sabe lo que significa tener doble cristal ya que, por más que sea Gorilla Glass, esto no le hace resistente a los golpes, existiendo el claro peligro de astillado y fragmentación en los cantos. Aunque que el diseño es mucho más positivo en el caso del contendiente Android con respecto a la versión 4 y 4S de su contrincante ya que, al encontrarse las dos caras de cristal cubiertas en sus bordes bajo el costado plástico, los cantos quedan protegidos favoreciendo el agarre en las manos y alejando los posibles golpes en las esquinas. Además, el LG Nexus 4 posee la cara frontal bastante suavizada en los extremos izquierdo y derecho, con un pequeño radio que recuerda mucho al Samsung Galaxy S3 o Samsung Galaxy Note 2. Por contra, el iPhone 5 es completamente recto en ambas caras, estando fabricado casi de un bloque rectangular con las esquinas del teléfono muy redondeadas.

En cuestión de botones, ambos tienden a disponer los mínimos, siendo los del Nexus virtuales mientras que el iPhone 5 coloca su omnipresente botón circula. Los de volumen se sitúan en el costado izquierdo (el iPhone 5 añade el clásico interruptor de silencio), con botón de encendido superior para el de Apple y lateral derecho para el LG. Ambos colocan el conector de datos en la parte inferior (nuevo modelo Lightning en el caso del iPhone 5), estando aquí el jack de 3,5 mm para el smartphone iOS, mientras que Android lo coloca arriba. Y si nos fijamos en la parte trasera… Vemos que es completamente plana en ambos casos, situándose la cámara de 8 megapíxeles con su flash LED en la zona superior. Y aquí hay un punto negativo para el LG Nexus 4: coloca el altavoz trasero en la zona baja posterior, lo que atenúa en exceso el sonido cuando se asienta sobre cualquier superficie. Por contra, el altavoz del iPhone 5 se sitúa en la ya clásica zona inferior, flanqueando el conector Lightning, mejorándose considerablemente el sonido en las notificaciones y llamadas.

Cada uno a su manera, podemos decir que el diseño en ambos casos sigue las directrices marcadas por sus predecesores, aunque encontramos que Apple ha abusado en exceso de la clásica apariencia rectangular del primer iPhone. El LG Nexus 4 no es que posea un diseño excesivamente distinto a simple vista, aunque sí ha aportado cambios significativos con respecto a sus predecesores. Si enfrentamos directamente a ambos, lo que más llama la atención es el tamaño final, siendo esto lo que acaba marcando su aspecto. El iPhone 5 es bastante más manejable, aunque posee una pantalla algo corta si buscamos capacidad multimedia. Su contrincante posee mayores dimensiones favoreciendo el uso de juegos o similares, aunque las teclas virtuales comen un espacio vital de su pantalla. ¿Ganador? Es algo muy personal, aunque a nosotros nos gusta más la estética del LG Nexus 4.

Hardware y potencia

Llegamos al punto clave en lo que a comparativa se refiere, ya que toca averiguar cuál de los dos se comporta mejor con el uso. Y siendo dos terminales de alta gama y referencia en sus dos sistemas operativos, no cabe duda de que los dos van a incorporar lo mejor disponible tecnológicamente hablando. Y esto ya se nota en la pantalla, donde los dos utilizan un panel con tecnología IPS que se caracteriza por una gran resolución e inmejorable reproducción de los colores, con imágenes de alto contraste y luminosidad, donde quizá gane el iPhone 5 al mostrar algo mayor riqueza cromática. Los dos protegen la pantalla con cristal Corning Gorilla Glass, teniendo una diagonal de 4,7 pulgadas en el caso del panel LCD del LG Nexus 4 y de 4 pulgadas en el TFT del iPhone 5, con 1280X768 píxeles de resolución para el primero y de 1136X640 píxeles para el segundo. Preferimos el ratio más natural en el caso de Android, ya que el móvil de Apple presenta una pantalla excesivamente panorámica. Aunque el LG se ve mermado al tener que mostrar en pantalla los botones virtuales, algo que hay que tener muy en cuenta.

Si hablamos del tema puro y duro de procesamiento, y sin entrar a valorar concienzudamente la arquitectura de ambos chips integrados en su hardware (dos y cuatro núcleos con 1,2 y 1,5 gHz de velocidad máxima de procesamiento, en el iPhone 5 y LG Nexus 4 respectivamente), hay un punto que hay que tener uy en cuenta a la hora de valorar su funcionamiento: la optimización de su software y la integración de este con el hardware dedicado. A igualdad de aplicaciones, suele ganar el iPhone 5 en cuestión de arranque e inicio de la acción, aunque la fluidez de los dos una vez iniciadas las apps es similar, siendo en ambos casos altísima. El Snapdragon S4 del LG Nexus 4 es una verdadera bestia que consigue mantener activas un buen montón de aplicaciones mientras estas funcionan en tiempo real en segundo plano, algo a lo que ayuda en gran medida sus 2 GB de RAM. El iPhone 5 no ve una limitación real en su GB de memoria RAM, aunque es evidente que su funcionamiento no es tan exhaustivo como el que ofrece Android, teniendo un número de procesos simultáneos mucho más limitado por el sistema. Esto se traduce en que el LG Nexus 4 fluye mucho más rápido entre aplicaciones abiertas sin notar apenas lag en las recuperaciones de pantalla, algo que con lo que el iPhone 5 no puede competir, debiendo recargar la mayor parte de ellas.

En cuestión de posicionamiento, los dos incorporan posicionamiento por satélites GPS y GLONASS, aparte de la propia triangulación GSM que ayudará en todo momento a aumentar la rapidez de la localización. Ambos posicionan rápido y sin problemas, estando operativa nuestra localización exacta en pocos segundos. Siguiendo con las conexiones, no encontramos dificultades ni con los datos móviles ni con los datos locales, teniendo el punto extra de que el iPhone 5 es compatible con redes LTE de forma nativa, aunque no es algo que podamos probar de forma fehaciente en nuestro país. Bluetooth 4.0 para ambos estando completamente limitado en el caso del iPhone 5… Y algo con lo que nos topamos tras la negativa de Apple a implementarlo: ausencia de NFC en su smartphone, encontrándonos con compatibilidad nativa en el LG Nexus 4 habiéndose mejorado el número de elementos a compartir con la última actualización a Android Jelly Bean 4.2. Además, tendremos opción a carga inalámbrica en el LG Nexus 4, aunque no es algo que hayamos podido probar.

En cuestión de cámaras, uno de los aspectos que no se pueden obviar en toda comparativa que se precie, podemos empezar diciendo algo que no tiene mucho hueco para la apelación: el iPhone 5 toma mejores instantáneas en condiciones normales que el LG Nexus 4, con una facilidad y unos resultados que sorprenden incluso a los más experimentados en fotografía. Y es que no cabe duda de que la cámara de 8 megapíxeles trasera de ambos terminales ofrece mejores resultados en el bando de Apple, obteniendo colores fieles, cálidos y no excesivamente saturados, con bordess nítidos para las figuras y sin acusación de ruido, incluso aunque hagamos zoom sobre la imagen. Eso siempre en condiciones de abundante luz, reduciéndose la calidad conforme esta desciende. Y si la comparamos con la cámara del LG Nexus 4… Pues esta deja un poco que desear en el modo normal, obteniendo unos colores ligeramente fríos y falta de nitidez en los objetos incluso con poco zoom, con ruido que se hace muy evidente en las zonas oscuras.

Aunque l0 que sí que nos ha sorprendido gratamente es el modo HDR, obteniendo muy buenas tomas con bastante luz, siempre con un poco de práctica, ya que es fácil obtenerlas desenfocadas. La diferencia entre modo normal y HDR en el Nexus es más que notable, siendo algo que consigue salvar ligeramente el apartado fotográfico. El auto enfoque se muestra bastante torpe en el LG y errático a la hora de determinar una zona concreta de la pantalla, con un modo esférico que deja algo que desear al unir las fotos. Por contra, las opciones de la cámara del iPhone 5 son muy limitadas, estando todas controladas por el sistema y teniendo un modo de captura panorámica que gana en resultados al de su contrincante. En cuanto a la captura de vídeo… También es bastante mejor la del iPhone 5, consiguiéndose reproducciones más fluidas y mayor fidelidad de los colores.

Software y programas

En cuestión de aplicaciones incluidas, no podemos decir que alguno destaque sobre el otro en base a estas opciones, más allá de lo que nos ofrece de forma nativa cada sistema operativo. El LG Nexus 4 incorpora la última versión de Android, Jelly Bean 4.2, sin que se encuentren muchos añadidos a la anterior aparte de una mayor fluidez general, nuevas opciones en la barra de notificaciones, un modo de cámara original en forma de tomas esféricas y no mucho más, destacando su interfaz Holo que lleva haciéndose fuerte ya desde Honeycomb en tablets. En lo que respecta al iPhone 5, pues ocurre más o menos lo mismo, aunque de forma bastante más flagrante. iOS apenas ha evolucionado gráficamente con respecto a anteriores versiones, manteniéndose idéntica vista estática de los escritorios, los mismos iconos y una nueva fila de ellos más al haberse alargado la pantalla. Nuevos modos de no molestar en ajustes y compatibilidad nativa con redes sociales, no siendo un verdadero smartphone hasta que no acudimos a la App Store. Exactamente igual que en el caso de su contendiente.

Si nos fijamos en las aplicaciones a nuestro alcance, no cabe duda de que el iPhone 5 está mucho más servido en este punto, siendo algo que Android no ha conseguido igualar. Aún. La mayor parte de las apps y juegos de relativa calidad ven en iOS el primer paso en el ascenso al triunfo, lo que dota al smartphone de Apple del mejor ecosistema de software, teniendo la ventaja de que todo está mejor optimizado para el móvil, ganando rapidez en el arranque y mayor fluidez, algo que Android debe de superar a base de utilizar la máquina virtual de Java. Aun así, no cabe duda de que el LG Nexus 4 gana de calle en lo que respecta a las aplicaciones y opciones de personalización, siendo algo a lo que el iPhone 5 no puede ni asomarse más allá de los fondos de pantalla o los tonos de llamada.

Dentro de las similitudes, tenemos la barra de notificaciones, estando el smartphone de Apple a años luz de la versatilidad y capacidad presentes en la propuesta de Google. La creación de carpetas también es una idea similar algo mejor resuelta en el bando iOS, igual que la compatibilidad con las principales redes sociales, la sencillez en el manejo de la interfaz de la cámara con todas sus opciones y la integración con los controles por voz, teniendo en Siri a un componente casi imbatible. Google Now ha mejorado mucho con respecto a la primera versión, consiguiendo un control por voz bastante ajustado del LG Nexus 4. Aunque la personalidad de Siri gana por goleada, además de por mostrar los resultados de una forma normalmente más rápida. Por contra, las opciones automáticas de previsión de trayecto o información personalizada que muestra Google Now son el verdadero valor de este servicio, con una utilidad envidiable si andamos preocupado por los atascos.

Tabla comparativa

iPhone 5 vs Nexus 4
LG NEXUS 4
IPHONE 5
POTENCIA
ProcesadorQualcomm Snapdragon Pro S4 Quad-core 1.5 GHzApple A6 Dual-core 1.2 GHz
RAM2 GB1 GB
GPUAdreno 320PowerVR SGX 543MP3
Almacenamiento8/16 GB16/32/64 GB
MULTIMEDIA
PantallaIPS 4.7″ 1280×768LED-backlit IPS TFT 4″ 1136×640
Cámara trasera8 Megapíxeless, autofocus, flash LED, grabación 1080p@30fps, grabación esférica…8 Megapíxeless, autofocus, flash LED, grabación 1080p@30fps…
Cámara delantera1.3 Megapíxeles1.2 Megapíxeles, grabación 720p@30fps
CONECTIVIDAD
Redes móvilesHSDPA a 21 Mbps; HSUPA a 5.76 MbpsDC-HSDPA a 42 Mbps; HSDPA a 21 Mbps; HSUPA a 5.76 Mbps; LTE a 100 Mbps.
WifiWi-Fi 802.11 a/b/g/n, DLNA, Wi-Fi Direct, Wi-Fi hotspot, dual band…Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, dual-band, Wi-Fi plus…
GPSA-GPS con soporte GLONASSA-GPS con soporte GLONASS
CableUSB On the Go, microUSB v2.0 , MHL…Lightning port
OtrosBluetooth 4.0, NFC, carga inalámbrica…Bluetooth 4.0
SISTEMA OPERATIVOAndroid 4.2 Jelly BeaniOS 6
BATERÍA2100 mAh1440 mAh
PESO Y TAMAÑO133.9 x 68.7 x 9.1 mm
139 gr
123.8 x 58.6 x 7.6 mm
112 gr

Vídeo HD

Llevamos al punto clave en lo que se refiere a toda comparativa, ya que no hay mejor manera de dejar plasmadas las diferencias que presentando a ambos contendientes en vídeo y funcionando con un uso corriente. Así que no nos demoramos más, aquí tenéis a la comparativa en vídeo del iPhone 5 vs LG Nexus 4, un buen montón de minutos donde apreciar en primera mano cómo funcionan ambos smartphones de forma general.

Imagen de previsualización de YouTube

Conclusiones

Siempre que se enfrentan dos terminales de prestaciones elevadas y altas características técnicas, suelen haber más diferencias personales en la elección de uno sobre otro que, realmente, defectos en uno o en otro. Y eso ocurre también si comparamos al LG Nexus 4 vs iPhone 5, ya que queda bien claro que los dos terminales van dirigidos mayoritariamente a su público, que serán los que finalmente hagan las valoraciones finales. Nosotros no nos podemos esconder: preferimos el LG Nexus 4, aunque no sólo porque seamos una página dedicada al sistema operativo Android.

Y es que este smartphone de altísima gama a precio muy contenido ya tiene en estos dos rasgos sus mejores bazas, aunque también lo encontramos más versátil, con mayores niveles de personalización, con mejores características técnicas y, en definitiva, con muchas más opciones de ampliar la experiencia de usuario. Aunque el iPhone 5 posee otros rasgos intachables, como es su fluidez nativa, el número de apps y juegos de calidad, el extraordinario número de gadgets compatibles con él y la extrema sencillez a la hora de usar todas sus características. Como suele ocurrir, todo tiene su lado bueno y su lado malo.

En cuestión de batería, la del iPhone 5 suele estirarse más horas que la del LG Nexus 4, situándose el primero en las 10 o 12 horas tranquilamente con un uso moderado. El LG Nexus 4 subiría a las 8 o 9 horas con el mismo uso, teniendo cierta tendencia a calentarse con relativa facilidad. Si los exprimimos a ambos, el iPhone 5 suele ganar también, aguantando 5 o 6 horas tranquilamente con la pantalla encendida mientras jugamos y maltratamos al procesador, bajando a las 4 horas o menos en el caso del LG Nexus 4, que acusa más el gasto en batería. En ambos casos no podremos cambiarla, ya que los dos la tienen integrada en el cuerpo, por lo que necesitaremos tener a mano un enchufe o método de carga alternativo si vamos a estar fuera de casa un día o más.

Más allá de apetencias personales, y dejando claro que ambos terminales son excelentes, donde más diferencias se encuentran es en el sistema operativo, notándose que iOS está demasiado anquilosado como para optar a ser una opción fresca, ágil y, sobre todo, atractiva a la vista. No cabe duda de que es completamente funcional, permitiendo un uso racional con sólo unos toques. Pero, ¿puede enfrentarse a las altas posibilidades que ofrece de serie Android? Nosotros pensamos que no, y es precisamente aquí donde acaba nuestra comparativa LG Nexus 4 vs iPhone 5. ¿Sois fans de Apple? Seguramente os tiente más el segundo. ¿Amantes de Android o usuarios finales de un teléfono de altas prestaciones al que poder darle vuestro propio estilo? No hay duda, el LG Nexus 4. Obviamente, también es nuestra elección. Pero, ¿y la vuestra?

5 comentarios

  1. Yo soy uno de los afortunados en tener el Nexus 4. Me gusta mucho el iPhone 5, no lo voy a negar. A nadie le desencanta 2 chicas guapas y como no me va tener un harén en tecnología y ha salido el Nexus 4 tan a punto con tan buen precio, no me lo he pensado.
    Nexus 4 es una maravilla, va más rápido gestionando aplicaciones que un político dando trabajo a sus amigos. Ni se ve pero se percibe. Es como sí no hiciese nada de lo suave que lo realiza, pero todos sabemos que es Jelly Bean 4.2.1 en acción montado en un Nexus 4 Testarossa.
    Un lujo poder disfrutarlo. La únicas pegas que puedo verle ahora mismo son la duración de la batería y que es de cristal. Ya sé que es resistente pero necesita un mayor cuidado. Sobre todo por precaución. Para la gestión de la batería he conseguido afinar su duración con la aplicación gratuita Android Assistant, que entre sus muchas funciones tiene dos muy útiles: ver el consumo de batería por proceso en ejecución y poder decidir que procesos no arranquen al encender el móvil. Lo cuento para la gente que tenga un Android y vea mermar la batería muy rápido.
    Disfrutad todos mucho y felices fiestas.

    • Gracias por tu comentario, Rubén. Estoy de acuerdo contigo: discutir por cuál de los dos es mejor resulta un poco absurdo, ya que son tope de gama en todos los aspectos. Cada cual tendrá sus preferencias, aunque estas suelen ir por el sistema operativo.

  2. Saludos.
    Sólo quería hacer constancia de un matiz. Google a confirmado que el puerto micro USB no es “USB On the Go”.
    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here