¿De verdad necesitamos un smartwatch en nuestro día a día?

6

Estamos en 2014 y no es el primer año que escuchamos hablar de smartwatches, wearables y productos similares, es algo que nos quieren vender desde hace ya bastante tiempo y parece que van a conseguir su propósito a corto o medio plazo. Es algo que en Apple, por ejemplo, no esconde y es crear una categoría de producto para crear una necesidad. Pongo la empresa de Cupertino por ejemplo pero también podría decir Samsung, su Note original nació para crear la necesidad de smartphones más grandes, algo así como un elemento semiprofesional. Casi sin querer los coreanos crearon lo que hoy en día llamamos phablets, un término muy a mi pesar.

Todo parece un plan marcado pero en realidad las empresas hacen esto continuamente, buscan algo nuevo para vender, que complemente un producto estrella para hacerlo aún más potente o para sustituir algo con lo que ya no ganan tanto dinero. El smartwatch es uno de esos elementos buscados con ansia para colocar algo nuevo en el mercado, un nuevo nicho de donde sacar beneficios.

Fotos-JPG-LG-G-Watch-001

En la imagen superior podemos ver el LG G Watch junto al nuevo terminal estrella de la marca surcoreana, el LG G3. Cuando vemos esto lo primero que nos viene a la mente es que tenemos un dispositivo para mensajería, llamadas y multimedia de 5.5 pulgadas y no es cómodo para tal propósito.

A mi me vienen rápidamente 3 preguntas que os queremos exponer y nos gustaría que nos contestarais con vuestra opinión:

  • Si buscamos un elemento más pequeño para ciertas cosas, ¿No estamos ante una evolución errónea de un dispositivo móvil?
  • ¿Será el smartphone el nuevo tablet y con ello desaparecerán estos gadgets?
  • ¿Es directamente proporcional que un smartphone necesita un complemento conforme aumenta su tamaño de pantalla?

La verdad es que mi respuesta a la última cuestión es que parece que sí, ya que hasta Apple ha decidido apostar por un terminal más grande y así poder colocar su propio reloj inteligente, el iTime o el nombre que le quieran dar. Si nos paramos a pensarlo detenidamente, es algo que estará más que pensado, te crean la necesidad de un smartphone grande creando cada vez más contenido para visualizar en pantallas grandes, todo ello unido a una evolución lógica, claro, no debemos caer en teorías conspiratorias.

Una vez que tienes un terminal demasiado grande para según que cosas, nos interesa algo más pequeño para las tareas que acaban siendo menores, como saber quien nos llama, quien nos reclama y cosas que antaño eran lo básico de un móvil. Sin embargo hoy estamos ante centros multimedia completos, capaces ya de hacer casi todo y relegar casi a un segundo plano hasta el mítico mando a distancia.

Fotos-JPG-LG-G-Watch-008

Pero si volvemos al tema en cuestión, ¿Necesitamos un smartwatch en nuestro día a día? Posiblemente no, o sí, dependiendo de tus necesidades, pero esencialmente no. Perfectamente podemos estar sin un reloj inteligente en la muñeca, la cuestión es que al crear la necesidad lo acabamos asimilando como algo útil, que nos facilitará las cosas y en parte tiene razón pero en ningún caso es imprescindible.

¿Como hacer parecer que un smartwatch es imprescindible? Esa es la tarea de las compañías, hacer creer que el dispositivo es algo que debas tener si o si porque mejorará en muchas situaciones tu vida. Cuando hablamos de crear necesidad no es solo hacerte creer que es bueno o que es bonito, sino que es necesario, que te hará perder menos tiempo en tareas que antes tardabas más y que en muchos casos en dinero. Sin embargo, con el smartwatch se está jugando una baza mucho más potente, que no es otra que la salud, algo delicado y que se van a encargar de hacernos ver como algo que debemos tener para tener un registro sobre nuestra vida, una especie de expediente médico versátil.

Ojo, le vemos muchísimas utilidades a gadget de este tipo y puede ser tremendamente útil, ya que en situaciones donde una persona mayor empieza a sufrir algún tipo de ataque o si vamos a correr, incluso, porque no, para informarnos de cosas que nos puedan interesar en un momento donde sería imposible, como un evento importante de nuestra vida en una reunión.

Cada uno puede valorar si merece la pena o es necesario un reloj inteligente en su día a día, aunque la tecnología esté algo verde aún hoy en día, seguramente dentro de poco nos encontraremos con gadgets capaces de hacer muchas cosas más, entonces si que, posiblemente, merecerá la pena llevar un smartwatch en la muñeca. Hasta entonces debemos valorar seriamente si lo que nos ofrece es suficiente ahora mismo.

Cuéntanos que opinas de los modelos actuales de smartwatch y de lo que se va a presentar en la IFA, como el LG G Watch Round y de las cuestiones que os hemos planteado. Si necesitamos un smartwatch o no es algo muy personal, ¡Contádnos!

6 comentarios

  1. En cierto modo tu post es un monólogo, preguntas ciertas cuestiones y a la vez le das respuesta tu mismo. Conspiraciones, conceptos de crear necesidad, wearable que mejoran nuestra vida apartes, los fabricantes buscan ganar dinero en primer lugar, pero también crean productos que mejoran nuestra vida. Samsung creó los phablets en aquel entonces era una exageración, pero créeme es mejor ver una peli mientras vamos en el metro en una note que en un Galaxy ace que fue mi primer Android. Los relojes, como bien dices aún distan de ser un producto necesario pero no deja de ser útil, vas en la moto por la autopista te suena el móvil y te lo piensas más de tres veces para coger el móvil y ver quién llama, vas en la moto y ves en el reloj que te llaman de la guardería donde tienes los nenes y te paras en el arcén si es necesario o entras en la primera gasolinera que encuentras, necesario?NO, pero útil si que es. Todos estos productos a priori tienen muchas posibilidades y por consiguiente crean cierta necesidad, además no se puede ir en contra del avance tecnológico. Otra cuestión, lo que puede ser necesario para un programador java con un sueldo de 38 000 euros anuales no lo es para una madre en paro con dos hijos y no dudo que para los dos sea útil . en resumen, útiles son necesarios no, porque su función es complementar el móvil.

    • Hombre…, si te llaman de la guarde y vas el la moto supongo que no irá de 15 minutos más por que veas la llamada perdida cuando llegues a tu destino.
      Salvo que sea algo de vida o muerte y entonces habrán llamado antes a los servicios de emergencia. A no ser que seas Batman que entonces si cambia la cosa ¿eres Batman?

      • Bromas aparte, cualquier dispositivo electrónico (más allá de los imprescindibles, como marcapasos, avisadores de emergencia y demás) posee la funcionalidad y la utilidad que su dueño quiera darle. Y esto es tan subjetivo que para algunos el simple hecho de ver qué ocurre en el teléfono desde la muñeca es un avance mientras que para otros es una estupidez. Recordemos que hace sólo 15 años muchos decían: “¿para qué vas con un móvil si puedes esperar a llegar a casa para que te llamen?”.

  2. Solo es una nueva necesidad creada ¿que tiene alguna utilidad? Vale, seguro que si y habrá. Defensores a capa y espada (de hecho hasta yo he estado a puntito de caer en la tentacion) pero la.verdad no me pongo pantalones.con los bolsillos tan bajos que me sea difícil alcanzar el móvil, así que si estoy disponible, lo saco del bolsillo y miro la llamada o la notificación y si es importante pues ya lo tengo en la mano listo, con un smartwach te llega la notificación, lo miras ¡Ahhhhhh! Una actualización del Face y ya corres a sacar el teléfono.
    ¿Útil? Hasta donde estés dispuesto a imponerte.
    Ah! Y a mi personalmente en una reunión me jo de lo mismo que mi interlocutor este mirando la pantalla del móvil que la del smartwach.
    http://www.franaguilar.es/2014/08/no-me-llames-por-telefono-mandame-un.html?m=1
    Saludos!

    • Míralo de otra manera: puede que ya no esté tan en uso, pero todos hemos llevado reloj. ¿Para qué? Para ver la hora, básicamente. Eso ya se ha sustituido por el móvil. Pero… ¿Para qué mirar la hora en el móvil si la tengo en el reloj? Entonces, ya que llevas un reloj… ¿Por qué no ir un poco más allá y conseguir que ese reloj haga más por ti? Concuerdo contigo en que hacer dos pasos para mirar una notificación es absurdo. Pero un smartwatch no sólo son notificaciones. Guiarte en el coche con la voz, ver lo que has corrido mientras vas haciendo running, cambiar la forma del reloj sin necesidad de comprar un nuevo reloj… No sé: lo mejor de estos dispositivos es que serán lo que los desarrolladores quieran que sea. Y no sólo notificaciones. O eso espero…

  3. Sin duda un smartwatch podría tener un tremendo futuro, primero porque debe levantar tu brazo para acceder a el, ya te ahorras unos segundos sin lo comparamos con sacar el smartphone del bolsillo. Multiplica esos segundos en días, semanas, meses, años…
    Nunca he usado reloj en mis 30 años de vida. Tampoco uso pulseras y cualquier porquería similar en cuello y muñecas, difícil que use uno de estos.
    Me encanta la libertad que te entrega un smartphone, sin duda, pero veo que cada vez más la importancia está en la “movilidad”, “estar siempre conectado” y NO es lo más simple de la vida, compartir face-to-face con amigos, pareja y familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here