¿Qué opinará nuestro cuñao de la piratería en Android? Toca preguntarle, a ver de qué lado se nos pone.

Agosto salió ya de nuestras vidas; y con él se llevó las vacaciones de muchos y los calores de la mayoría. Aún queda algo de verano por disfrutar, por lo que nosotros hemos decidido invitar al cuñao para que le ponga una pizca de picante (y de sabiduría) a este domingo. Sabiduría de cuñao aplicada a Android, que ya conocéis cómo se las gasta este personaje. Aunque no tenemos ni idea de su reacción ante una de las cuestiones clave de nuestro adorado sistema: la piratería. ¿Qué opinará de la descarga de apps y juegos por la patilla? ¿Nos dirá que jamás se ha bajado nada sin pagar cuando hemos visto su colección completa de Juego de Tronos en USB?

El rincón del cuñao: la piratería en Android

  • Con Juego de Tronos no os metáis, que os caerá encima toda la furia de Tywin Lannister.

Empezamos bien…

  • Lo de Juego de Tronos me viene al pelo para comenzar: es la serie de televisión que más descargas ilegales tiene y la que más se distribuye por internet. Y sí: yo también me la he bajado; por más que haya ido comprando las temporadas completas en Bluray.

Íbamos a hablar de piratería en Android y comenzamos haciendo mención a Juego de Tronos, esto parece un artículo de JotDown.

  • No, la mención a la serie me viene que ni pintada… De sangre (yo también sé hacer chistes).

Ja, ja. Nos partimos contigo, cuñao. Que también sabemos la cantidad de personajes que mueren en Juego de Tronos.

  • Pongámonos serios. Todos tenemos asumido que los últimos capítulos se han de descargar porque, a no ser que vivas en el país de emisión, resulta muy difícil disfrutar de la serie al ritmo original. Sí, es cierto que Juego de Tronos es tan popular que se estrenan los nuevos capítulos en otros países casi al unísono, pero eso no quita para que haya muchos que no puedan acceder a ella legalmente.

El rincón del cuñao: la piratería en Android

Vale, cuñao: tu hilo argumental está más al descubierto que una playa nudista.

  • Yo defiendo la piratería cuando no hay otra manera de acceder a las aplicaciones y/o a los juegos. Porque en nuestro país no se pueden comprar, porque no admiten nuestra tarjeta… Existen muchos inconvenientes con los pagos en las tiendas de aplicaciones que no pueden achacarse al usuario. Ahora bien.

El cuñao se prepara la espada, la desenvaina de su cinturón, la blande por delante del cuerpo adoptando la posición de estocada…

  • No puedo respetar a aquellos que, pudiendo abonarla sin problemas, deciden descargar gratis la aplicación como si pagar el dinero por el móvil ya les legitimase para bajarlo todo sin coste.

El enemigo se retuerce en el suelo bañado por su propia sangre mientras grita un gorjeo ininteligible de sonidos guturales.

  • En serio: puedo entender que alguien no quiera pagar 8, 9, 15 euros por una aplicación o juego porque no le salga rentable debido a su uso: recordad que yo también me he bajado apps sin coste. Pero eso no implica que se deba hacer ni que, obviamente, debamos consentir que se descarguen Apks cuando su precio es ridículo en comparación con lo que nos aportan. Haced uso de las dos horas de prueba, valorad bien aquello que compráis y elegid sólo lo que más os interese. Pero compradlo.

Hagamos un ejercicio de adivinos: ahora seguirá por el argumento de “¿Acaso tú no quieres cobrar en tu trabajo?”.

  • Porque seamos sinceros: ¿a que a todos nos gusta cobrar por el trabajo que realizamos?

Eres más previsible que un niño con una bolsa de caramelos y una advertencia de “No te los comas todos”.

El rincón del cuñao: la piratería en Android

  • Es evidente que todos queremos percibir algo a cambio de todo el esfuerzo que ponemos en crear una pieza de software. Una palmada en la espalda, unos likes, que compartan nuestro trabajo, un par de euros… Cada desarrollador pide lo que cree conveniente; y nosotros somos libres de dárselo o no adquiriendo o no el fruto de su trabajo.

¿Crees que Android sigue siendo sinónimo de piratería? (Toma pregunta seria)

  • Lamentablemente, sí: el usuario habitual asocia nuestro sistema como un dispositivo con el que puede acceder a todo gratis. De hecho, es así: no cuesta prácticamente nada descargar cualquier aplicación o juego sin coste. E instalarlo es tan sencillo como subir las Apks y darles a ejecutar. Sinceramente, creo que Google debería restringir la instalación de Apks en aquellos dispositivos que hayan apostado por incluir la Google Play Store, Google Apps y Play Services. Vaya, que sea tan difícil salirse por la tangente como ocurre en iOS: todos ganaríamos en calidad de aplicaciones y, tal vez, también tendríamos precios algo más bajos.

Perfecto: ha quedado todo bastante claro. No a la piratería en Android.

  • Y sí a Juego de Tronos.

Sin comentarios

Deja una respuesta