Hablemos un poco sobre la resolución 4K que Sony le ha metido a la pantalla del Xperia Z5 Premium presentado hace unos días en el IFA de Berlín.

En FAQsAndroid, como en la vida, tenemos días más dicharacheros que otros y los chats internos de organización se convierten a menudo en distendidas tertulias que, como la de hoy, acaban en un artículo al respecto. El tema estrella de la mañana ha sido la implementación de una pantalla 4K en un móvil por primera vez. Sí, sé que el Sony Xperia Z5 Premium lleva presentado desde el paleolítico pero el tema ha surgido hoy y qué queréis que os diga, la reflexión sobreviene hoy. Miércoles, un día tan bonito como cualquier otro para plantearnos si montar una pantalla 4K en un teléfono móvil es o no una estafa. Diréis que no, o quizá que sí, pero escuchad antes la argumentación y por qué estoy a favor de estos avances del hardware, aunque el software vaya siempre a remolque.

Sony Xperia Z5 Premium

La llegada del Sony Xperia Z5 Premium

Para los que no lo sepan, les pongo en antecedentes. Era también miércoles y no llovía, y Salma Hayek cumplía años. El día 2 de septiembre, 2 días antes de dar comienzo el IFA de Berlín, Sony levantó el telón de sus nuevos terminales Android y uno de ellos, el Z5 Premium, portaba una pantalla de 5,5 pulgadas con resolución 4K. Es decir, de 3840×2160 píxeles. Cuatro veces la resolución FullHD y dos veces la resolución 2K. Ya se rumoreaba pero eso no impidió que muchos nos quedásemos con la boca abierta. La amenaza se había cumplido y llegaba al mercado el primer terminal Android con una densidad de pantalla casi humana. Digo esto porque el ojo humano es capaz de distinguir hasta 900 píxeles por pulgada, y el Z5 Premium se sitúa en 807. Menuda locura.

Esto desató inmediatamente un debate sobre si son necesarias o no las pantallas 4K en los smartphones y sobre por qué antes un smartphone y no un tablet. No entraré ahí aunque para mí cualquier avance en hardware es siempre necesario. Un hecho es que ya hay en el mercado un terminal con pantalla 4K. Otro hecho es que sólo la aprovecha en parte. Concretamente, al visualizar fotografías y vídeos apreciamos la resolución 4K en todo su esplendor, sin reescalados ni otras historias. El resto del sistema…

Sony Xperia Z5 Premium

Es que Android

Porque es que Android. El sistema favorito de todos los que leen esta página y del que escribe este artículo soporta de forma nativa únicamente la resolución FullHD. Al menos, ojo, hasta Lollipop. La realidad es así de dura, todo lo que supere los 1920×1080 píxeles de resolución, o al revés si hablamos en vertical, se reescala de forma automática. Reescalar es estirar por software, ajustar la imagen al tamaño de pantalla. Sí, queridos amigos, los móviles 2K también cuentan con una interfaz reescalada. De ahí que si afirmamos que el 4K es una estafa, ¿por qué no lo hacemos también con el 2K?

Cuando hablamos de reescalar no lo hacemos sobre algo que provoca pérdida de calidad. Eso ocurriría si aumentásemos la diagonal, el tamaño, pero manteniendo la misma diagonal de pantalla y aumentando la densidad de píxeles, la imagen se va a ver igual. Evidentemente, habrá el doble de píxeles de alto y ancho que en un panel 2K, pero el reescalado hará que cada pixel se traduzca en otros dos. A fin de cuentas, los iconos ocuparán el mismo espacio y las imágenes seguirán sin pasar del borde.

Sony Xperia Z5 Premium

Entonces, ¿es una mejora de cara a la galería?

No lo creo. Que el sistema no aproveche la resolución 4K no significa que la mejora no esté ahí, para nuestro disfrute. El hardware suele ir siempre por delante del software, es el que fuerza a este último a evolucionar. Igual que pronto Android soportará de forma nativa las pantallas 2K, tendrá que hacerlo con el 4K tarde o temprano y ese mérito tendremos que dárselo a un fabricante, Sony, que ha sido el primero en apostar por esta resolución. Como ocurrió con el LG G3, vendrán otros detrás a mejorar la visualización y la calidad de las pantallas, pero Sony puso ahí el 4K y eso ayudará al resto de la industria. Su terminal, el Sony Xperia Z5 Premium, es el único en la actualidad que puede ver contenido 4K sin reescalados y eso habrá muchos que lo valoren como tal. Como merece. Así que no, no es una mejora de cara a la galería. De serlo, las pantallas 2K cumplirían exactamente las mismas condiciones para ser incluidas en el mismo saco, y no veo que nadie lo haga.

Sony Xperia Z5 Premium

Pero es que es un móvil más caro

Claro que es más caro. La pantalla cuenta con más resolución, muestra como mínimo dos veces más píxeles que cualquier otra pantalla móvil del mercado. Gracias a esa pantalla disponemos de una nitidez inalcanzable hasta ahora por el resto de los fabricantes y los vídeos y las fotografías en dicha resolución se verán de forma absolutamente perfecta. ¿El resto es reescalado? Claro. Repito, como se reescala el 2K. Cuando se justifica el aumento de precio del Galaxy S6 Edge sobre el Galaxy S6 normal por su pantalla curva (que a mi juicio es bastante absurda), ¿por qué no se considera el panel del Z5 Premium como un motivo de más calidad y, por tanto, de aumento de precio? Ahí lo tenéis.

El Sony Xperia Z5 Premium tiene cuatro veces más densidad de píxeles que el Sony Xperia Z5. El primero cuesta 800 euros y el segundo 700 euros. Ésa diferencia sí justifica un salto de 100 euros y no la pantalla curva de los Edge.

Conclusión

Creo que está bastante clara a raíz de todas mis argumentaciones pero lo volveré a repetir. Charlemos, si os parece, sobre si es necesaria o no pero la pantalla 4K del Sony Xperia Z5 Premium no es una estafa, es una evolución necesaria que hará que todo el mercado crezca en la misma dirección y que tirará del propio sistema operativo. Personalmente, me alegro de que haya sido Sony el primero, necesitaba algún puñetazo en la mesa tras varias generaciones de terminales decepcionantes.

Es mi opinión, si no os gusta no tengo otra. Para eso buscad a Groucho.

Sin comentarios

Deja una respuesta