Cuando Xiaomi presentó el Xiaomi Mi A1 provocó un cambio en el mercado. Antes sólo Motorola había hecho algo parecido con los Moto G. Gracias a ese primer móvil de la marca china con Android One muchos pudieron acceder a un terminal con doble cámara y buenas prestaciones a un precio muy bajo.

Esto puso a la firma en el mapa en mercados internacionales, donde MIUI, su interfaz gráfica, no era tan relevante como en China. Allí es el centro de un ecosistema enorme.

El año pasado vinieron sus sustitutos, el Xiaomi Mi A2 y el Xiaomi Mi A2 Lite. En 2019 llega el sucesor de estos dos pero, al igual que en 2017, sólo hay una versión, al menos por ahora.

Xiaomi Mi A3 - Android One, AMOLED de 6,088
Xiaomi Mi A3 - Android One, AMOLED de 6,088" (Cámara Frontal de 32 MP, Trasera de 48 + 8 + 2 MP,4030 mAh, Jack de 3,5 mm, Qualcomm Snapdragon 665 2,0 GHz, 4 + 64 GB) Color Azulón [Versión española]
Precio 198.5€
Ver en Amazon

Hemos podido analizar el Xiaomi Mi A3 durante una semana y os explicamos cuales son sus puntos fuertes, sus flaquezas y lo que podéis esperar de él.

Vídeo análisis Xiaomi Mi A3

Diseño y construcción: ligero, cómodo, pero no premium

Los móviles de Xiaomi siempre han buscado ser terminales cómodos de usar. Eso se ve en los materiales, en las líneas de diseño y en su fabricación.

Análisis del Xiaomi Mi A3: el heredero del rey

El Xiaomi Mi A3 no es una excepción y lo primero que llama la atención es su peso, pero por bajo. La sensación que tenemos es que le falta la batería. Esto hace que sea muy cómodo de mantener en la mano mucho tiempo, y le quita cierta sensación de acabado premium, pero no es una molestia.

Las formas recuerdan sobre el papel al Xiaomi Mi 9, pero estamos ante un modelo mucho más básico con unos marcos mayores en la zona frontal, lo que se ve sobre todo en la barbilla, el marco inferior. En el superior está la cámara frontal, de nada menos que 32 Mpx.

Análisis del Xiaomi Mi A3: el heredero del rey

El canto inferior aloja el conector USB C, algo obligatorio ya en modelos de estos precios, y el único altavoz. El superior tiene el jack de auriculares, que vuelve tras ausentarse en el Xiaomi Mi A2 (y que nos hace pensar en un Xiaomi Mi A3 Pro sin este conector) y un micrófono de cancelación de ruido.

El lateral derecho tiene los botones de encendido y volumen y el izquierdo tiene la doble bandeja para SIM, una de las cuales puede ser usada por una microSD.

Los acabados y el diseño son buenos pero en la mano no se siente igual que un Xiaomi Mi 9T, un Mi 9 SE o un Mi 9. No quiero decir con esto que tenga malos acabados, pero no deja de ser un gama media.

Resumen de características

Potencia y características: un gama media algo corto en potencia

Por tercer año consecutivo Xiaomi ha optado por poner su serie A con 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna. No podemos decir que sea poco, pero dado que el precio de los modelos ha ido subiendo, hubiéramos esperado más en este sentido. Para el usuario medio no parece que sea necesaria más memoria y se agradece la inclusión de la microSD, pero no podemos dejar de pensar que hay cierto estancamiento.

En cuanto al procesador, Xiaomi estrena el Snapdragon 665, una versión recortada en potencia del Snapdragon 660 aunque con una arquitectura más moderna y eficiente. Las pruebas que hemos hecho no nos han dado la sensación de que sea mejor este chip que el 660.

Análisis del Xiaomi Mi A3: el heredero del rey

No estamos ante un móvil que vaya lento, pero es cierto que habiendo algunos que ya implementan el Snapdragon 710 por un precio similar este se nos puede quedar corto para algunas tareas.

El apartado de conectividad es uno en el que no falta nada, o casi. Tenemos Bluetooth 5.0, Wifi de doble banda con una buena velocidad que roza los 300 Mpbs en una red de 600, radio FM, conector de auriculares… podríamos echar en falta el infrarrojos, pero incluso esto se ha incluido en el Mi A3.

¿Y por qué hemos dicho que casi no le falta nada? Porque este Xiaomi Mi A3 no dispone de NFC. Si el año pasado ya nos llamaba la atención en el Mi A2, en este 2019 nos parece directamente un error.

Análisis del Xiaomi Mi A3: el heredero del rey

El sensor de huellas está en pantalla y es uno de los motivos por los que Xiaomi ha tenido que optar por un panel OLED y es que la tecnología que se usa en estos sensores necesita de este tipo de pantallas. No es el más rápido que hemos probado ni tampoco el más lento. Al coger el móvil se ilumina el sitio donde debemos poner el dedo y la detección si bien no es siempre rápida, es pasable.

La cuestión es que si bien este móvil dispone de desbloqueo facial, es el que tiene Android por defecto, así que no es muy seguro. Eso y que no se activa hasta que pulsamos el botón de encendido hace que no lo usemos mucho.

Pantalla: esta es la cuestión

Análisis del Xiaomi Mi A3: el heredero del rey

El elemento más criticado de este modelo es la pantalla. Xiaomi ha optado por un panel OLED, algo que no habíamos visto hasta ahora en un serie A, pero para no competir con los Mi superiores, ha bajado la resolución hasta los 1520 x 720 px, lo que junto con una diagonal de 6 pulgadas nos arroja una densidad de 286 ppp.

Esto hace que la nitidez no sea muy elevada y si somos de esas personas que usamos el móvil a escasos centímetros de la cara lo veremos.

Análisis del Xiaomi Mi A3: el heredero del rey

Esto se ha puesto como, de lejos, el mayor problema del móvil, y la verdad es que hemos de reconocer que es una característica que se nota. Pero hay algo relevante. Este móvil no está pensado para los que quieren lo ultimo, ni lo más caro, ni está diseñado para personas que quieran una pantalla de tecnología punta.

Es por eso que he prestado el móvil a varias personas para ver si alguna me decía que se veía mal. O que se veía raro. No, no ha sido así. Geeks aparte, la pantalla del Xiaomi Mi A3 es correcta.

Podemos echar en falta alguna función de ajuste de color, temperatura u opciones de encendido de pantalla. Pero no será esto algo que evite que se recomiende. Dicho eso, Xiaomi debería haber apostado por un panel de más calidad, aunque hubiera menos distinción con sus otros modelos.

Cámara: tres cámaras que podrían ser dos

Tanto el Xiaomi Mi A1 como el Mi A2 optaron por usar cámaras con sensor angular y telefoto. En el Xiaomi Mi A3 tenemos tres sensores pero en vez de usar un zoom óptico Xiaomi ha implementado un gran angular de 8 Mpx y un sensor principal de 48 Mpx.

¿El tercero? Simplemente un sensor de medición de profundidad para crear un desenfoque más realista. Una pena que no se tengan los tres sensores (angular, gran angular y telefoto) en un Android One.

La calidad de sensor principal es bastante buena con luz siempre que no haya zonas de contraste. En este caso es mejor activar el HDR, que recuperará información de las zonas más claras y oscuras, pero que en ocasiones nos deja con imágenes algo irreales.

El gran angular por su parte tiene menos definición y se nota. También menos rango dinámico, pero es algo que ya esperábamos y que pasa en todos los móviles.

La cámara frontal dispone de bastante resolución, lo que nos da un detalle muy correcto, pero en cuanto al rango dinámico vemos que hay ocasiones en las que se queda corta, sobre todo en situaciones de contraluz.

De noche la calidad baja y aunque mantiene el tipo, dentro de lo esperado, no llega a la calidad de la familia Mi 9. Tenemos un rango dinámico correcto pero normalmente las fotos salen mas oscuras de lo que nos gustaría. Y si, tenemos un modo noche que hace fotos con más tiempo de exposición, pero normalmente son algo irreales.

En el vídeo nos ha sorprendido la estabilización del sensor trasero, muy buena y que nos da un resultado bastante decente. Delante, por contra, eso no es así y debemos grabar sin estar en movimiento siempre que sea posible. El color, el detalle y el resultado están dentro de lo que esperamos.

En definitiva, la cámara está algo por encima de lo esperado, pero no alcanza la experiencia sobresaliente que tenían modelos previos del Mi A.

Un sonido normal

El sonido del Mi A3 entra dentro de lo esperado, con potencia y sin aspavientos. Sólo tenemos un altavoz disponible y podemos taparlo cuando lo cogemos el horizontal, pero no es esto algo novedoso.

¿Que nos hubiera gustado ver altavoces frontales aprovechando que los marcos no son casi inexistentes? Pues claro, pero seamos realistas, no iba a pasar en este móvil.

Autonomía: una de las mejores prestaciones

El Mi A3 usa una batería de 4030 mAh que nos ofrece una autonomía bastante alta. Eso, único a una carga rápida disponible con el cargador de serie, nos hace poner este apartado como una de las ventajas.

En la primera prueba de autonomía hemos estado usando el terminal en interiores para jugar, para usar redes sociales y también en exteriores para grabar vídeos y hacer fotos, además de para escuchar música. Hemos llegado a las 8 horas de pantalla con 30 horas de autonomía.

En la segunda prueba de autonomía hemos estado usando el móvil para escuchar podcasts con cascos bluetooth por lo que lo hemos usado sin que eso repercuta en las horas de pantalla. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con 40 horas de autonomía.

En la tercera prueba de autonomía hemos estado haciendo uso del móvil exclusivamente en interiores. Hemos jugado, usando redes sociales y en este caso no hemos escuchado música. Hemos llegado a las 7 horas de pantalla con 45 horas de autonomía.

Benchmarks

Este es el primer móvil con el nuevo procesador Snapdragon 665, una versión recortada en potencia pero con una arquitectura más avanzada del Snapdragon 660.

Hemos alcanzado una puntuación de 137718 en Antutu, de 1524/5536 en Geekbench y 1132/1042 puntos en 3D Mark usando Slingshot.

Interfaz y apps: Android One vuelve a escena

La prestación más distintiva de los Xiaomi Mi A es su sistema operativo. Son los únicos modelos de la marca que no usan MIUI y eso les hace ganar enteros para algunos. También implica que no tenemos muchas funciones de la interfaz de Xiaomi, como el modo oscuro (al menos uno que funcione de manera correcta) o las opciones de configuración de pantalla.

Si que tenemos los gestos, pero lo que vienen de serie con Android 9 Pie, no los de Xiaomi que Google ha tenido a bien copiar en Android Q.

Y hablando de la próxima versión de Android, este será uno de los primeros móviles en actualizar a Android Q, dada la política de actualizaciones de Android One. Esto es otro motivo para ir a por él si es que eso es algo que nos importe.

Conclusión: buen móvil, pero no el mejor

A la serie A de Xiaomi le está pasando lo mismo que a los Moto G. Empezaron siendo unos móviles sin competencia y poco a poco se han convertido en buenos móviles, ni más ni menos. La recomendación de compra de este Xiaomi Mi A3 dependerá de muchos factores pero hay muchos rivales dentro de la propia Xiaomi.

Si queremos algo más barato podemos optar por el Xiaomi Redmi Note 7. Si queremos algo más potente podemos irnos a por el Xiaomi Mi 9 SE.  Y si queremos un Android One la verdad es que no hay mucha diferencia de rendimiento con el Xiaomi Mi A2, que cuesta actualmente unos 150 euros.

Que Xiaomi sigue siendo una de las mejores marcas en relación calidad precio no es sino una obviedad pero no debe dormirse en los laureles si no quiere que alguien le quite el puesto. Y podría pasar.

Xiaomi Mi A3 - Android One, AMOLED de 6,088
Xiaomi Mi A3 - Android One, AMOLED de 6,088" (Cámara Frontal de 32 MP, Trasera de 48 + 8 + 2 MP,4030 mAh, Jack de 3,5 mm, Qualcomm Snapdragon 665 2,0 GHz, 4 + 64 GB) Color Azulón [Versión española]
Precio 198.5€
Ver en Amazon

Sin comentarios

Dejar respuesta