Doogee T3: análisis de un móvil Android distinto

0

Si hay algo que en FAQsAndroid no nos cansamos de repetir, es que en China abundan los fabricantes de smartphones con sistema operativo Android, aunque solemos hacer una distinción entre las diferentes compañías debido a los productos fabricados.

Tenemos a los fabricantes que distribuyen sus productos más allá del continente asiático, y los que no lo hacen y prefieren quedarse en el mercado chino. Entre estos últimos podemos fijarnos en aquellos fabricantes ya asentados, o en los que aspiran a triunfar a nivel global con sus productos con alta relación calidad-precio.

Este último caso es el de la firma Doogee, del cual ya hemos analizado diferentes modelos; como el Doogee X6, un smartphone que nos gustó bastante; o el Doogee Valencia 2 Y100, un smartphone que nos pareció muy bueno teniendo en cuenta su precio.

En esta ocasión queremos mostraros el Doogee T3, un smartphone de gama media con un precio algo más elevado de lo habitual en la firma, pero que cuenta con ciertos detalles que le suponen un valor añadido frente a la competencia.

Doogee T3

Materiales, peso y dimensiones

Lo primero que llama la atención del Doogee T3 es su diseño, sin lugar a dudas. Contamos con una imitación muy bien conseguida del cuero (es una especie de plástico) en prácticamente la totalidad de la parte trasera del dispositivo, junto con una pequeña franja en la zona inferior del frontal.

Podemos observar también cómo los cantos derecho e izquierdo del terminal son de metal, así como la zona del altavoz y la cámara de fotos principal. Contaremos con dos botones en cada canto lateral creando un total de cuatro, además de la botonera de Android, la cuál es háptica y se encuentra bajo la pantalla principal.

Doogee T3

Y he aquí dos de los puntos clave, y que tal vez os haya “chocado” leerlo: sí, tenemos una segunda pantalla en el canto superior, y sí un cuarto botón en los cantos. Detallaremos más adelante qué hace esta segunda pantalla, pero por el momento os decimos que este botón extra en el lateral derecho la enciende y apaga.

Para finalizar con el apartado estético de este Doogee T3, no podemos olvidarnos de cómo sienta a la mano; y, la verdad, no muy bien que digamos. Observamos como tanto su peso (150 gramos) como su grosor (1 centímetro) son elevados, teniendo en cuenta su pantalla contenida. Eso sí, este grosor parece que repercute para bien en la batería, como veremos.

Resumen

resumen-caracteristicas

Potencia y características

Este smartphone, como os hemos avanzado anteriormente, puede (y debe) catalogarse en la gama media de smartphones Android, puesto que si bien no es un móvil con unas prestaciones punteras, sí tiene lo suficiente para realizar cualquier tipo de tarea.

Contamos con un procesador de Mediatek, como es habitual en este tipo de teléfonos móviles. En el caso del Doogee T3, el chip utilizado es el MTK6753, un octa-core a 1.3 GHz (el mismo que el Elephone S3), que viene acompañado de 3 GB de memoria RAM y 32 GB de memoria interna, ampliables con tarjetas Micro-SD de hasta 128 GB.

Con este hardware no hemos tenido ningún tipo de problema en funciones del día a día; más allá de la mala optimización del software, la cuál comentaremos más adelante. Ahora bien, para jugar no hemos tenido problemas con juegos sencillos, como Stack o Monument Valley.

Doogee T3

Ahora bien, cuando hemos jugado a Asphalt 8 no nos ha dejado correrlo a calidad máxima (sí a media, y sin problemas salvo alguna ralentización con muchos choques en pantalla); y a la hora de jugar a Real Racing 3 hemos sufrido algún tirón en aquellas carreras que cuentan con muchos pilotos. Si sois jugadores habituales, tal vez este no sea vuestro teléfono. Pero, si sois jugones más casuales, el Doogee T3 no es una mala opción.

Si nos referimos al almacenamiento, de los 32 GB mencionados anteriormente, contaremos con unos 27 GB aproximadamente de espacio para uso personal; una cifra más que aceptable. Además, gracias a Android 6.0 Marshmallow, podremos utilizar la tarjeta Micro-SD como memoria principal.

Por supuesto, tendremos una conectividad bastante completa, excluyendo el chip NFC; contando con un conector USB Type-C, la conexión llamada a convertirse en el estándar de la industria en un futuro no muy lejano. También echaremos en falta añadidos como el sensor de huellas dactilares.

Pantalla(s) del Doogee T3

Como os hemos dicho antes, el Doogee T3 cuenta con una pantalla principal y una secundaria, la cual se sitúa en el marco superior del terminal.

La pantalla principal cuenta con una diagonal de 4.7 pulgadas con una resolución HD, esto es, 1280×720 píxeles. La tecnología utilizada en este panel es IPS, como esperábamos, dado que terminales de estas características no suelen integrar paneles Super-AMOLED.

Con esta pantalla hemos tenido sensaciones encontradas, pudiendo destacar una cosa buena y una mala. El punto positivo para el panel del Doogee es sin duda el brillo, resultando suficiente en exteriores tanto en modo manual como automático.

Doogee T3

Ahora bien, la definición de la pantalla no nos termina de convencer. Encontramos unos ángulos de visión muy pobres, y una sensación como de falta de color. Es algo difícil de describir, pero tenemos la sensación de que falta algo de detalle, más allá de la resolución. Esto, por supuesto, no creemos que sea percibido por los usuarios estándar, pero si nos ponemos un poco exigentes lo notaremos.

Pasando a la segunda pantalla, aquí si que nos vamos a detener a analizarla un poco más profundamente, puesto que es un añadido que más allá de modelos de Samsung, como el Galaxy S7 Edge, no suele verse; aunque esto es otro concepto muy distinto.

Como os hemos avanzado antes, encontramos una pequeña pantalla de 0.96 pulgadas en el canto superior del teléfono. Esta pantalla es otra de las razones que le dan ese grosor al terminal, pero ahora vamos a ver si merece o no la pena ese incremento del tamaño.

Esta pantalla supletoria se activa, como hemos mencionado antes, con uno de los botones del marco derecho del terminal. Su función será la de mostrarnos la hora sin tener que encender la pantalla principal. Además, podremos recibir ciertas notificaciones como llamadas entrantes o SMS recibidos, pero nada de mensajes de WhatsApp o menciones en Twitter.

Doogee T3

Por tanto, vemos que las funciones de esta pantalla son algo limitadas, y creemos que podría haberse aprovechado un poco más. Además, el brillo de la misma es extremadamente bajo, así que en exteriores no puede utilizarse correctamente.

En nuestra opinión; la idea no es mala, y seguro que la gente de Doogee explora este concepto más adelante con futuros terminales explotando su potencial. Pero, a día de hoy, no creemos que sea un añadido relevante que pueda definir a un lado u otro la compra del terminal. Es más, creemos que es una desventaja porque suma un grosor innecesario.

Cámara del Doogee T3

Continuamos el análisis de este Doogee T3 hablando de las cámaras fotográficas del dispositivo: tenemos un sensor en la parte trasera con una resolución de 13 megapíxeles. Por otro lado, tenemos en el frontal una cámara de 5 megapíxeles.

Doogee T3

Comenzando por la cámara de la parte trasera nos encontramos un sensor de 13 megapíxeles que nos ha dejado algo fríos en las pruebas que hemos realizado, puesto que los resultados obtenidos han sido, cuanto menos, irregulares.

A la hora de fotografiar en condiciones de buena luminosidad obtenemos unos resultados decentes, aunque algo inferiores a los de la mayoría de smartphones de este tipo. El problema que tiene es que a veces no termina de captar todo lo bien que debería determinados detalles. Podemos observar cómo, en estas fotografías, el nivel de ruido es bastante elevado. Esperamos que sea un problema de software y pueda arreglarse en futuras actualizaciones.

Doogee T3

Por su parte, la fotografía en condiciones de poca luz es similar a las expectativas que teníamos fijadas en este Doogee T3: un alto nivel de ruido y baja captación de luz. Por su parte, la cámara frontal del terminal nos arroja los resultados que esperábamos: suficientes para compartir cualquier tipo de selfie en redes sociales.

Autonomía

La batería de este Doogee T3 resulta bastante amplia en cuanto a amperaje, puesto que contamos con 3200 mAh; una batería que, vistas las cifras anteriores, no debería estar nada mal.

Le hemos hecho varias pruebas de rendimiento, sacando en todas unos resultados bastante satisfactorios en líneas generales. En la primera, lo hemos exprimido con juegos que requieren un alto rendimiento, vídeos en YouTube y navegación en 4G, y hemos obtenido unos resultados de 3 horas y media de pantalla y aproximadamente 10 horas de batería.

Doogee T3 Pruebas de Batería

Posteriormente, lo hemos utilizado bajo red Wi-Fi para comprobar el correo electrónico, navegar por Internet y redes sociales, y aquí es donde más satisfechos nos hemos quedado, puesto que hemos conseguido unas seis horas de pantalla con trece horas de uso.

Como veis, la batería no será un problema para los usuarios normales, puesto que para un uso estándar se comporta bastante bien. Ahora bien, en cuanto le achuchamos un poco con aplicaciones más exigentes, el rendimiento de la batería cae drásticamente.

Benchmarks

Benchmarks

Como es habitual en todos los análisis que podéis ver en FAQsAndroid, hemos corrido tres de las aplicaciones más importantes de benchmarks que podéis encontrar en Google Play.

Hemos logrado en el test de Antutu un resultado de 36955 puntos, en Quadrant hemos obtenido una puntuación de 20477; y finalmente en GeekBench 3 hemos obtenido resultados de 617 puntos en un sólo núcleo, y 2841 puntos en cuatro.

Interfaz y aplicaciones

Como en muchos apartados anteriormente comentados, el Doogee T3 nos genera sensaciones encontradas en lo referente al software y la capa de personalización que integra el dispositivo.

Para empezar, tenemos que reconocerle un punto positivo a la firma al integrar una de las últimas versiones del sistema operativo de Google: contaremos con Android Marshmallow 6.0, aunque no sabemos la política de actualizaciones que seguirá la compañía con este Doogee T3.

Otro punto a favor para este terminal es, sin duda, que integra una versión de Android sin apenas modificaciones, más allá de las funciones necesarias para la segunda pantalla y el resto de añadidos de este smartphone.

Ahora bien, aquí es donde se encuentra también el mayor punto negativo, y es que integra un tema que no resulta muy agradable; con unos iconos grises y oscuros, que imaginamos que irán relacionados con la apariencia de teléfono premium similar a los Vertu, pero que no terminan de gustarnos; aunque esto no sea más que una opinión personal.

Doogee T3 Interfaz

En lo referente a las aplicaciones preinstaladas por el fabricante, tenemos algún programa interesante, como la aplicación DG Xender, para la transferencia de archivos (similar a 4 Share Apps) o la posibilidad de utilizar la Descarga Turbo, que combina navegación Wi-Fi y 4G para obtener una mayor velocidad.

Por último, queremos hablar de algo malo en lo referente al software, que esperamos que sea resuelto vía actualizaciones, como es la optimización del mismo: hemos visto ralentizaciones en la reproducción de vídeos a través de YouTube y Facebook, cuelgues repentinos del terminal con tan apenas aplicaciones abiertas, y lo más desesperante: siete segundos de espera al abrir la multitarea.

No conocemos la política de actualizaciones de Doogee, pero esperamos que este problema de optimización de software que sufre el terminal sea corregida lo antes posible por el fabricante para un teléfono que, creemos, tiene potencial para funcionar mejor.

Conclusión

El Doogee T3 es un terminal diferente, tal y como hemos titulado en el post, ya sea por su arriesgado diseño o por su segunda pantalla. Puede adquirirse por un precio que ronda los 200 euros en tiendas de importación chinas. Pasamos ahora, como hacemos siempre, a destacar sus puntos positivos y negativos.

En esta ocasión queremos destacar dos puntos negativos, como son la optimización de software y el diseño. No es que no nos guste el terminal, sino que no sienta muy bien a la mano y parece pesar más de lo que realmente pesa. Podríamos añadir la pantalla, pero no creemos que sea algo a destacar como negativo, sino que resulta más bien neutro.

Por último, queremos destacar los puntos positivos del terminal; como son la batería, que no creemos que vaya a suponer un problema para los usuarios menos exigentes. También queremos resaltar la potencia con la que cuenta en relación con el precio. Y sí queremos añadir como punto a favor el hecho de que hayan intentado innovar con esa segunda pantalla y con ese arriesgado diseño.

Doogee T3 6753

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here